22 de Septiembre, 23:11 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mientras los inversores internacionales huyen

Los 'value', a la caza de gangas en Reino Unido

Ante el excesivo castigo en bolsa de las compañías británicas, una oleada de gestores españoles ha estado construyendo posiciones importantes en compañías de Reino Unido. Preguntamos a los expertos qué están comprando y por qué.

En un momento en el que la renta variable británica es el activo más repudiado por los inversores a nivel global, los gestores nacionales han puesto la diana en Reino Unido. «Dado que el resto de los mercados europeos cotizan en 'fair value' (valor justo) atendiendo a sus medias históricas y el mercado americano con un exceso de valoración de doble digito, Reino Unido ofrece una buena oportunidad para incorporar negocios de calidad a la cartera a precios interesantes», defiende Javier Rillo, gestor de Ibercaja Gestión. Desde la celebración del referéndum los inversores han estado atentos a las gangas que pudieran surgir tras el esperado castigo. Para los gestores españoles, el castigo ya ha ido demasiado lejos

Y no entran con tímidas apuestas selectivas; en muchos fondos de inversión el peso geográfico del país es significativo, si no el más importante. En el Ibercaja Alpha, por un lado, tienen una exposición superior al 25 por ciento de la cartera en este mercado, con una cobertura parcial sobre la libra. Así ocurre también para la gestora Buy & Hold. «Reino Unido es donde mayores oportunidades estamos encontrando y donde las empresas cotizan con mayores descuentos», comenta Antonio Aspas, consejero secretario de la firma. 

Han ido picoteando desde esa primera corrección, pero ahora esas apuestas se han formalizado en fuertes convicciones. A principios de febrero la gestora de Francisco García-Paramés, Cobas AM, afloraba un 3,05 por ciento en la compañía de distribución de móviles y productos de electrónica Dixons Carphone. Una posición que ha ido creciendo hasta ser la cuarta más relevante del fondo Cobas Internacional y que se complementa (a cierre de 2017) con las británicas DFS Furniture y Sports Direct. «Estamos comprando activos que nadie quiere con descuentos de doble dígito cuando la mayoría de las noticias negativas ya están descontadas», afirmó Paramés en su Conferencia Anual de Inversores. 

El consumo británico como oportunidad

En Gesconsult entraron en DFS cuando cotizaba a 180 peniques y ahora se mueve en los 232. Es la empresa líder en Reino Unido de fabricación y distribución de sofás que, según explica Lucas Maruri, gestor del Gesconsult Crecimiento, ha aprovechado la coyuntura para aumentar su cuota de mercado, comprando a sus competidores. «Es una compañía bien gestionada, con un perfil conservador, que genera flujo de caja y tiene una buena posición financiera», cuenta Maruri. Una posición en la gestora de 'pubs' Greene King completa el 6 por ciento que tienen en Reino Unido. El valor está sufriendo en costes y las ventas están cayendo, pero cotiza a 6 veces su valor en libro cuando gran parte de sus establecimientos los tiene en propiedad. «Para nosotros el valor del inmobiliario era un suelo», afirma el gestor. 

El consumo en Reino Unido, pese a que se ha resentido en estos últimos meses, sigue resistiendo más de lo esperado. Por ello en Bestinver aprovecharon la volatilidad para fortalecer su posición en Just Eat, la mayor plataforma de Reino Unido de reparto de comida a domicilio y entre los líderes de muchos más países. «Opera en una industria con aparentemente bajas barreras de entrada, pero altas barreras para alcanzar el éxito, por el alto coste que tiene alcanzar una amplia base de clientes. Sin embargo, la permanencia del cliente una vez que ha probado la plataforma es muy alta», detallan en su carta trimestral. El modelo de negocio es además muy rentable dado que la mayor parte de los costes son fijos y los gestores creen que aún existen oportunidades de crecimiento futuro con una mayor penetración online, que aún es baja. También entraron en Associated British Foods, los dueños de Primark, entre otros conglomerados. «Cuenta con una posición competitiva fuerte -'infranqueable'- en el sector minorista de ropa, difícil de replicar y con sólidas oportunidades de crecimiento internacional», defienden. 

Sin el impacto de la libra

Precisamente son las compañías con gran exposición en ventas a Reino Unido donde encuentran las mejores ideas estos gestores. Aspas habla de Card Factory, Sports Direct, Provident Financial, Babcock y Shire. En este último coincide con Rillo. La biotecnológica cotiza con un flujo libre de caja superior al 12 por ciento, aun reconociendo que prácticamente en su integridad debe destinarse al pago de la deuda. «Tanto por un descuento de flujo de caja como por una valoración de suma de partes, el potencial retorno es superior al doble digito anualizado», defiende el gestor de Ibercaja Gestión. ¿Entonces cómo se justifica que pierda casi la mitad de su valor desde el 'Brexit'? Rillo señala tres motivos principales. Por un lado, porque la compra de Baxalta ha elevado excesivamente su endeudamiento frente a sus comparables. Por otro, porque es posible que Roche haya desarrollado una alternativa a uno de sus productos estrella (un 25 por ciento de sus ventas), una solución para la hemofilia. Además, la administración revisó a la baja sus objetivos de ventas para 2020 - ya descontado por el mercado en las cifras del consenso- y ha abierto la posibilidad a vender la división de Neurociencia. Como catalizador positivo: la japonesa Takeda ha realizado una oferta de compra, parte en caja y parte en acciones en el mes de abril, «lo que, ya sea aceptada o no, acelera la realización de valor como accionistas», afirma el experto. 

Las 'trampas' de valor

La oleada de interés de gestores que siguen la filosofía 'value investing' por Reino Unido se explica por el requisito intrínseco de esta metodología de inversión. «Buscamos invertir en mercados penalizados y/o ineficientes y Reino Unido es un buen ejemplo de ello», explican los gestores de Metagestión. Las apuestas del equipo se salen del radar de sus homólogos. Entre alguna de las ideas británicas en su fondo destacan dos: IWG (la antigua Regus) y Vertu Motors. La primera es la líder global en espacios de trabajo compartido. «Cuenta con una ventaja en economías de escala muy relevantes, que le permite tener una eficiencia en costes muy superior a la de sus competidores de menor tamaño», afirman desde la firma. La segunda es uno de los mayores distribuidores de automóviles de Reino Unido, penalizada excesivamente porque se está descontando que las ventas y márgenes del sector permanecerán en niveles tan deprimidos y se le otorga poco valor a las últimas adquisiciones del grupo. 

No es que estos gestores estén ciegos ante los riesgos que existen en Reino Unido, «pero es que algunas compañías han llegado a descontar un escenario trágico», sentencia Maruri. Y Aspas coincide: «Cuando analizamos estas compañías vemos que las valoraciones están muy deprimidas. Haría falta un escenario muy negativo para justificarlas y no lo vemos factible». Dicho lo cual, el gestor de Buy&Hold advierte que hay que ser precavidos, porque sí hay «trampas de valor», es decir, compañías a las cuales sí les está afectando el 'Brexit' y el recorte de gastos. «Las revisiones a la baja del crecimiento económico del PIB, un aumento de la inflación y una depreciación de la libra son los principales factores a ponderar a la hora de analizar el devenir de las empresas con exposición a nivel local», explica Rillo.

publicidad
publicidad