19 de Octubre, 19:55 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BlackRock Global Funds (BGF) Euro Markets, un fondo de Bolsa europea 'stockpicker' que tener en el radar

Fernando Luque, Morningstar

Un fondo de bolsa europea verdaderamente «stock picker». Con una estrategia y equipo sólido que se traduce en un 'track record' impresionante.

Los co-gestores Alice Gaskell y Andreas Zoellinger forman una sólida pareja. Como sugiere el nombre del fondo, los gestores del BGF Euro Markets invierten en países de la Eurozona. Su proceso de selección de acciones es bottom-up, y las opciones potenciales son típicamente empresas de alta calidad con flujos de efectivo estables, disciplina financiera y gestión de calidad. Los gestores no tienen un estilo específico, y su enfoque de invertir en todos los segmentos se refleja en la cartera, que ha pasado del valor al crecimiento en el Morningstar Style Box desde 2003 y se coloca en la frontera entre el «blend» y el «growth» a fecha de junio 2017. Hasta la fecha, el equipo ha demostrado una sólida capacidad de selección de valores y ha contenido bien este riesgo. Su rentabilidad hasta la fecha ha sido impresionante. Durante la última década, el fondo se ha colocado en el cuartil superior de su categoría Morningstar en siete años. Un patrón de rentabilidad muy consistente, que ayuda al fondo a superar cómodamente la media de su categoría y el benchmark, el MSCI EMU. El fondo merece una calificación de Morningstar Analyst Rating de Silver.

Análisis de la cartera 

Los gestores no tienen un estilo específico y su enfoque de invertir en todos los segmentos se refleja en la cartera, que ha pasado del 'value' al 'growth' en el Morningstar Style Box desde 2003 y se sitúa en la frontera entre el 'blend' y el 'growth' a junio de 2017. La convicción en las participaciones es el resultado del enfoque en la valoración y de la percepción de una subida absoluta del precio objetivo con la visibilidad de un catalizador. Alice Gaskell y Andreas Zoellinger tienen la posibilidad de invertir en empresas de menor capitalización cuando surgen oportunidades y han tenido en el pasado una sobreponderación respecto a la media en mid caps. El fondo mantiene 46 acciones en cartera a finales de junio. Se presta especial atención a las acciones de calidad, ya que el ROE, ROA y la exposición a empresas con ventajas competitivas están por encima del promedio de la categoría. A cambio, las métricas de valoración generalmente son más altas comparadas con las de sus competidores. Los dos gestores se centran en empresas que tienen una exposición global a través de oportunidades selectivas en el sector de los materiales e industriales, o en mercados emergentes a través del sector automovilístico. Buscan una exposición selectiva en la zona euro invirtiendo en el sector de construcción para exponerse a la recuperación cíclica europea, pero también miran hacia sectores desdeñados, como las telecomunicaciones y algunos aseguradores y bancos.

Análisis de rentabilidad

Este fondo tenía un sólido historial. La clase D de acciones, limpia de comisión de distribución, sólo tiene un track récord desde mediados de 2006, pero incluso cuando se mira a la clase A, con comisión de distribución, su rendimiento ha sido impresionante. Durante la última década, se ha situado en el cuartil superior de su categoría en los últimos siete años, siendo 2014 y 2016 los únicos dos años en los que la estrategia se quedó claramente rezagada. Un patrón de rentabilidad muy consistente ayuda al fondo a superar el rendimiento medio de su categoría y a su índice de referencia, el MSCI EMU, de forma holgada. La selección de valores es el principal impulsor de la rentabilidad, aunque sus asignaciones dinámicas también dejan que el alfa provenga de otros factores. En 2016, se quedó rezagado debido a un mayor peso en valores de crecimiento y a su infraponderación en energía, materiales y finanzas. En 2017 (hasta el 31 de julio), la rentabilidad del fondo ha vuelto a situarse en el cuartil superior de su categoría con un rendimiento del 11,2 por ciento, superando en 240 puntos básicos tanto a la media de su categoría como al índice MSCI EMU. El nivel de riesgo del fondo en términos de desviación estándar es generalmente similar a la media de la categoría y al índice de referencia, pero el fondo mejora un poco en las caídas, lo que se refleja en unos 'down-capture' ratios (captura de las caídas) favorables. Consecuentemente, sus ratios de 'Sharpe' en múltiples periodos de tiempo han sido muy buenos.

Análisis del proceso

El enfoque de los gestores es claro, consistente y disciplinado. Se trata de una estrategia de renta variable flexible, concentrada y centrada en la calidad en compañías de toda capitalización de la zona euro. Tiene la posibilidad de invertir hasta el 10 por ciento de los activos en países no pertenecientes a la zona euro, pero con una exposición económica significativa a ella. La generación de ideas es el resultado de las discusiones de equipo en las que participan todos los gestores de la cartera y los analistas del equipo de renta variable europea. Se sirve de una serie de herramientas de selección para ayudar a identificar ideas susceptibles de ser analizadas de forma más profunda. Buscan empresas con gestión de calidad, fuerte posicionamiento competitivo, disciplina financiera y con catalizadores de revalorización a corto plazo. Su objetivo es generar la mayor parte de la rentabilidad de la selección de valores más que de sectores o países. Su experiencia hasta la fecha demuestra que han sido capaces de hacerlo bien y de mitigar este riesgo. Los gestores construyen una cartera relativamente concentrada, compuesta de unas 30 a 50 posiciones. Pueden invertir allá donde vean oportunidades considerando las circunstancias del mercado, pero históricamente el fondo se ha inclinado hacia las empresas de gran capitalización y una participación menor (históricamente del 5 al 35 por ciento) en las de mediana capitalización. El fondo tiene un objetivo de tracking error del 3,5-5,5 por ciento, lo que también permite una asignación sectorial dinámica. El dúo aprovecha este margen de maniobra y, en consecuencia, los pesos sectoriales cambian con el tiempo, lo que también aumenta la rotación del fondo.

Análisis del personal

Este fondo está gestionado por un talentoso dúo, Alice Gaskell y Andreas Zoellinger. Gaskell ha estado con BlackRock durante toda su carrera de 22 años, primero como analista de renta variable del Reino Unido, luego ascendiendo y gestionando mandatos europeos más amplios desde 1999. Gestiona este fondo desde septiembre de 2003. Zoellinger se unió a MLIM en 2001 como analista del equipo de renta variable europea y trabajó junto a Gaskell durante dos años antes de unirse a ella como cogestor en noviembre de 2007. El dúo forma parte de un grupo más amplio de 22 especialistas europeos en renta variable. Este equipo trabaja en estrecha colaboración con varias unidades sectoriales que generan ideas para todas las carteras de bolsa europea. Esto le da un verdadero enfoque de equipo, pero con Gaskell y Zoellinger compartiendo la responsabilidad final. El equipo de BlackRock no era conocido por su estabilidad antes de la llegada de Nigel Bolton con su equipo de SWIP a principios de 2008. Sin embargo, esta estabilidad se ha visto afectada recientemente. Cinco analistas, entre ellos dos experimentados líderes de grupos de análisis sobre servicios a consumidores y empresas, renunciaron. Consecuentemente, hubo rotación de personas dentro del equipo de análisis, posiblemente aumentando sus cargas de trabajo, y esto incluye a Gaskell y Zoellinger.

publicidad
publicidad