Vocento 15 años 20 de Enero, 19:57 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista a Wesley Lebeau, gestor de renta variable temática de CPR AM (Amundi)

Ideas de inversión de un gestor 'caza-disrupción'

Este experto en disrupción ha recogido beneficios en el sector de la robótica y centra ahora sus esfuerzos en la transformación que percibe en el sector bancario, en la publicidad y en la manera en la que consumimos. Tres hábitos que se están digitalizand

Son muchos los fondos que intentan aprovechar la disrupción por la que están atravesando la mayoría de sectores. Pero frente a la especialización de algunas propuestas, el CPR Invest Global Disruptive Opportunities busca encontrar a los ganadores de las cuatro temáticas principales: economía digital, industria 4.0, planeta, y ciencias de la salud y la vida. Wesley Lebeau, gestor de la estrategia y gestor de renta variable temática de CPR Asset Management (centro de gestión temática del Grupo Amundi), habla de las claves de esta estrategia.

¿Cómo diferencia entre las compañías disruptivas de las afectadas?

Es algo difícil de determinar desde un punto de vista cuantitativo, porque es complicado cuantificar qué va a ser disruptivo. No existen ratios específicos. Cuando Apple lanzó el iPhone su nivel de capex era muy bajo. En la misma situación estaba Tesla cuando lanzó el Model X. Es más una cuestión cualitativa. La disrupción es la transformación de un mercado o la creación de uno nuevo. Uno puede tener una sensación de innovación con un nuevo producto, pero ¿significa que será disruptivo? Es complicado de decir. 

Comenta que está recogiendo beneficios del sector de la robótica tras unos años muy buenos. ¿Hacia dónde está moviendo el capital?

En la economía digital tenemos mayor exposición al 'fintech' (la banca digital), al marketing y a la publicidad digital y al consumo online. Nos gusta, además, que se mueven por diversos motores y están en distintos puntos de su ciclo económico, algo clave que hay que analizar al componer una cartera equilibrada.

¿Qué implica para el sector bancario la entrada de nuevos jugadores? 

En la banca, como también se percibe en otros sectores, hay una tendencia hacia la desagregación de los servicios. Una parte de los analistas defiende que dado los costes regulatorios y de compliance va a ser muy complicado que estos nuevos agentes supongan un ataque real para su sector. Pero en la realidad creo que este cambio está sucediendo más rápido de lo que se pensaba. Hay firmas de fintech que ofrecen diversos servicios, desde transferencias de dinero, pasando por la gestión de patrimonio. Están verdaderamente despegando precisamente por la presión de los nativos digitales. Es una generación que cada vez exige más una atención acorde a cómo quieren consumir. Y el sistema y la estructura bancaria actual se ha focalizado demasiado en la interface, en el diseño, pero en la práctica poco es digital. Cada vez más los jóvenes buscarán una banca digital real, que les ofrezca un servicio rápido.

¿Cómo está jugando esa transformación del sector?

Del sector solo tenemos en cartera ING. Es una firma que lleva tiempo invirtiendo en tecnología. Son un banco verdaderamente digital. Y está ganando cuota de mercado a nivel internacional y, encima, con mejores ratios de productividad. Más allá, prefiero los jugadores digitales puros más enfocados en la parte del pago en la cadena de servicios. Por ejemplo, Paypal o Square.

¿Quién ganará con la revolución del comercio online?

A largo plazo, sin duda Amazon será el ganador y eso que no tengo el valor en cartera. La clave de todo está en el momento adecuado y siento que Amazon está entrando en otro ciclo de gasto, lo que llevará a la acción a hacerlo peor que el mercado durante un tiempo. Dicho lo cual, pensando en el negocio de Amazon, tienen unos márgenes del 2-3 por ciento en el segmento de comercio electrónico. Muy por encima de los demás gigantes de Internet. Toda adquisición que hacen es positiva para su productividad. Por eso subió en bolsa tras la compra de Whole Foods. Por eso creo que Amazon tiene poco que perder a largo plazo. Solo les queda expandirse.

¿Qué debemos leer del hecho de que Amazon esté entrando en un negocio con fuerte presencia física?

Es que para mí no es un negocio 'brick and mortar' (de ladrillo y mortero). Son centros de cumplimiento cercano a su cliente. En los últimos 10 años han centrado sus inversiones en este tipo de negocios, pero la «última milla» siempre se les ha resistido. A ellos y a la mayoría de los jugadores del comercio online. Whole Foods les da acceso al mercado de la alimentación fresca y, además, con localizaciones en el centro de las ciudades, muy cerca de sus clientes. En el resto de Europa encontramos modelos de negocio similares, como Wayfair, una empresa americana que se está expandiendo en Reino Unido y Alemania. Se dedica a la venta y envío de mobiliario online. En este tipo de productos el tramo final es difícil de gestionar, porque tradicionalmente surgen muchos problemas en la entrega de muebles. Wayfair ha invertido mucho para asegurarse que sus productos llegan al cliente en perfecto estado.

¿Qué implica estos cambios para los negocios de consumo tradicional?

Las grandes marcas, las Nestlé, las Unilever, tienen problemas mayores. La fortaleza de una marca depende si el consumidor les reconoce. Pero los nativos digitales no están viendo televisión al estilo tradicional, no están leyendo periódicos. La clave no es tanto que el consumidor pueda tener acceso a un producto, sino que lo desee obtener. La relación entre las grandes marcas de consumo y el cliente se ha complicado. A eso se le suma que las nuevas plataformas están impulsando un modelo de negocio libre de marcas. Ya lo vemos en Amazon, donde se puede obtener productos «esenciales» bajo el logo de Amazon Essentials. Cuando quiera comprar una bombilla, ¿por qué va a buscar una marca específica sin en Amazon se lo ofrecen por el mismo valor? En Wayfair han firmado acuerdos con diseñadores de mobiliario para ofrecer los mismos productos, pero bajo su propia firma, lo que complica la comparación de precios.

Alphabet (Google) es su principal posición. ¿Por qué?

Google está trasladando el negocio de la publicidad de lo 'offline' (fuera de Internet) al 'online'. Es una tendencia que están desarrollando todos los gigantes tecnológicos. Si el consumidor solo les dedica una hora al día, ¿cuál logrará monetizarlo mejor? Es la gran pregunta. Google se ha volcado en ello. Lo han logrado con su buscador, y ahora lo hacen con los vídeos vía Youtube. Y aún tienen potencial para crecer. Pero van más allá. Están desarrollando inteligencia artificial, en varios sectores y no solo en el de automoción. En la industria de la salud, a través de Calico, que ha firmado acuerdos con grandes farmacéuticas para acceder a su base de datos. Al final, todos sus esfuerzos se centran en facilitarle la vida al consumidor para que pueda pasar más tiempo en Internet, que al fin y al cabo es su fuente de beneficios.

publicidad
publicidad
publicidad