Vocento 15 años 22 de Noviembre, 15:41 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

Los reyes de la rentabilidad en 2017

Alicia Miguel Serrano

A lo largo de este año y en términos generales, los mercados han sido benignos, y los inversores han podido obtener buenos retornos, tanto al invertir en renta fija como en bolsa. Pero sobre todo en renta variable, en un escenario de perspectivas más favorables para el crecimiento mundial, de continuidad de las políticas monetarias acomodaticias -que podrían verse restringidas a finales de año- y una inflación contenida, algo que ha propiciado subidas incluso en las plazas bursátiles de mercados que parecían sobrevalorados como el estadounidense, y también en Europa, Japón y el mundo emergente.

Ha sido precisamente en los mercados en desarrollo donde el rally ha sido más fuerte, y ha propiciado que los fondos de renta variable que invierten en ellos se coronen como los reyes del ranking de rentabilidad de enero a septiembre. Principalmente aquellos que invierten en renta variable asiática, sin Japón, y especialmente China, y con la divisa cubierta en euros. 

Según datos de Morningstar, estos fondos han logrado obtener en lo que va de año retornos de hasta el 64 por ciento (en el caso del Vitruvius Greater China Equity), y superiores al 50 por ciento en el caso del E.I. Sturdza Strgc China Panda o el MS INVF Asia Opportunity. Otros fondos que también han despuntado son aquellos que invierten en acciones de compañías de pequeña y mediana capitalización de mercados como el alemán o el británico, así como fondos sectoriales (de tecnología) y fondos de bolsa global o de emergentes globales.

Gestoras como E.I. Sturdza, Morgan Stanley IM, Neuberger Berman, Invesco, Old Mutual Global Investors, Vontobel, UBS AM, Schroders, Columbia Threadneedle Investments, Edmond de Rothschild AM, T. Rowe Price, Investec, JP Morgan AM, GAM o Pictet figuran entre las proveedoras de los fondos más rentables en los nueve primeros meses del año.

Renta variable asiática sin Japón

La mayoría del top 30 de fondos más rentables del año son de renta variable asiática, que excluyen a Japón en su universo de inversión y que en algunos casos se centran exclusivamente en mercados como China. Muchos también están centrados en la temática del consumo o en la búsqueda de líderes sectoriales. La cobertura de la divisa en euros también ha sido clave para lograr estos retornos a lo largo de estos nueve meses. 

En este grupo despunta con fuerza E.I. Sturdza Strategic China Panda EUR H, con cifras cercanas al 54 por ciento de retorno en lo que va de año. Invierte en acciones listadas en China y relacionadas con la economía del país, utilizando una estrategia GARP (crecimiento a precio razonable) y con una selección bottom-up, si bien el equipo también utiliza una perspectiva más macro para determinar dónde nos encontramos en términos de ciclo de mercado. «En lo que va de año hasta finales de septiembre, la rentabilidad se debe a una fuerte asignación sectorial en el fondo, combinada con una buena selección de valores», explica su gestora, Lilian Co. En concreto, los efectos de la asignación sectorial se han notado en consumo discrecional, firmas financieras y de telecomunicaciones, mientras la selección de valores ha funcionado en el sector de tecnologías de la información, materiales y utilities: de hecho, cuatro de las cinco mayores posiciones del fondo estaban en tecnologías de la información a finales de septiembre.

Según la visión del equipo gestor, tras años de ajustes, lo peor de la ralentización económica en China ya ha terminado y en los próximos trimestres el crecimiento podría estar por encima del 6,5 por ciento; además, las reformas para eliminar el exceso de capacidad en algunas industrias están funcionando y la consolidación industrial se está acelerando este año, impulsando la rentabilidad corporativa. Las valoraciones de las acciones aún son razonables y los sectores de la nueva economía están en el foco, añade la gestora. Una visión que comparten otras gestoras.

También invirtiendo en la región de Asia Pacífico, y sobre todo en el país despuntan los resultados del Invesco PRC Equity C (EUR H)-Acc, con retornos cercanos al 44 por ciento.

«El secreto del éxito del fondo ha estado en la sobreponderación de empresas del sector consumo (en áreas como Internet, automoción, educación...). Asimismo, el mercado de renta variable se ha ido recuperando este último año superando incluso al resto de Asia», explica Íñigo Escudero, director de Invesco para Iberia y Latinoamérica. El objetivo es lograr una revalorización del capital a largo plazo invirtiendo en empresas de calidad con un crecimiento sostenible y exposición a China continental, aplicando un enfoque bottom-up. Actualmente, la entidad cree que «la estrategia del fondo de invertir en valores ligados al consumo se beneficiará de la política del gobierno chino de apoyar el consumo y la formación de nuevas industrias».

Invesco Greater China C (EURH) Acc también entra en el top 30 por rentabilidad: su secreto este año ha sido la sobreponderación en sectores relacionados con el consumo (consumo discrecional, consumo básico y servicios de Internet). En este caso, el equipo se centra en empresas con liderazgo y ventajas competitivas estables, a través de un enfoque bottom-up. 

También en Invesco, centrado en la temática de consumo pero en toda Asia y con retornos superiores al 37 por ciento, despunta el Invesco Asia Consumer Demand C (EURH) Acc: «El secreto reside en sobreponderar empresas asiáticas cuya actividad pueda beneficiarse del crecimiento del consumo doméstico, ya que vemos buenas perspectivas de crecimiento doméstico en Asia en general». Gracias a que el fondo se centra en el mercado indio -ahora sobrepondera China e India-, se ha podido beneficiar de la desmonetización que ha venido bien a las empresas de automoción, o del crecimiento de los préstamos al consumo o de las medidas positivas de política monetaria. El fondo invierte al menos el 70 por ciento en renta variable de empresas asiáticas cuya actividad pueda beneficiarse del crecimiento del consumo doméstico, o esté relacionada. «Tanto la evolución demográfica como las políticas gubernamentales impulsarán la demanda interna; ambos factores aumentan las oportunidades de inversión en ámbitos como la educación, la atención sanitaria, la automoción y el turismo, que es donde el fondo está posicionado», añade Escudero.

La selección de valores en los sectores de servicios de consumo y tecnología han sido, por su parte, los principales contribuidores al éxito del Schroder International Selection Fund Hong Kong Equity, con retornos cercanos al 40 por ciento, en un entorno en el que las acciones de China y Hong Kong siguieron avanzando en verano entre signos de política monetaria acomodaticia en EE.UU. «Las expectativas de mayores tipos en EE.UU. muestran un entorno de márgenes más favorable para los bancos domésticos. También vemos valor en algunos de los conglomerados diversificados y exportadoras, de forma selectiva, que se mueven hacia fuertes nichos de la demanda global», reza un reciente comentario del fondo.

Búsqueda de líderes

En la búsqueda de líderes en Asia y China se centran los fondos que más han triunfado de Vontobel AM. «Dedicamos la mayor parte del tiempo a observar compañías y a intentar encontrar negocios punteros. Independientemente de dónde está domiciliada una compañía, hay preguntas que necesitamos responder: ¿es un modelo de negocio que durante los dos próximos años podría seguir siendo líder y, como resultado, la compañía se podría permitir ganar cuota de mercado, aumentar su oferta de producto y redistribuir su efectivo?», explica Thomas Schaffner, gestor de Vontobel Fund - mtx Sustainable Asian Leaders ex Japan y mtx China Leaders. 

En la gestora tratan de encontrar empresas líderes e intentar asegurarse de que, mientras crecen, reinvierten de manera inteligente los flujos de caja generados. Y las perspectivas son positivas: «Las mejores condiciones económicas junto a un gasto de capital disciplinado en compañías de Asia, menos Japón, y de China llevará a una recuperación de la rentabilidad empresarial y flujos de caja. Y apuntalará los retornos del capital invertido (ROIC)», dice el gestor.

En el caso de UBS AM, sitúa en la lista varios fondos, con foco también en Asia y China, y con temáticas como la búsqueda de líderes y también de la fortaleza del consumo. Manish Modi, gestor del UBS (Lux) EF Asian Consum (USD) EURH Q, explica que siguen manteniendo su filosofía, a la hora de invertir en compañías de consumo con una exposición sustanciosa a Asia sin Japón: «Nuestros analistas buscan información fuera del consenso para determinar el valor intrínseco y el análisis de acciones bottom-up domina nuestro estilo de inversión. Nos hemos centrado en las crecientes tendencias de consumo mientras suben los niveles de renta en Asia. Este año China ha sido quien más ha contribuido a la cartera, especialmente los sectores de tecnología de información y de consumo discrecional. Nuestra convicción ha sido que la reestructuración de la economía china más allá del crecimiento guiado por infraestructuras a un crecimiento más equilibrado guiado por los servicios ha pagado dividendos», comenta. 

Bin Shi, gestor del UBS (Lux) EF Greater China (USD) EURH Q también explica que son inversores bottom-up centrados el análisis fundamental: «Hemos sido muy disciplinados adhiriéndonos a nuestro enfoque de inversión 'core'. Nuestra selección de valores fue el principal catalizador de este año y desde el lanzamiento del fondo», que invierte en líderes en sectores que se beneficiarán a largo plazo de las reformas estructurales y crecimiento de China, como el sanitario, tecnologías de la información, consumo y seguros. «El continuo cambio estructural hacia una economía guiada por el consumo seguirá ofreciendo oportunidades de inversión. Creemos que estos sectores lo harán bien mientras la economía en general se vuelve más equilibrada y nuestro fondo se posiciona para seguir la misma dirección», dice el gestor.

Temas a largo plazo

Sin cambiar de región, el fondo LFP JKC China Equity I EUR Hedged, con un retorno del 40 por ciento, trata de identificar temas de inversión a largo plazo que se desarrollarán durante al menos tres años, con una fuerte convicción. «Gestionar una cartera concentrada de no más de 45 posiciones de muy alta convicción sin índice de referencia y con una baja rotación siempre ha sido nuestra estrategia. Después de 20 años aplicándola, sabemos que es una fórmula ganadora para los inversores a largo plazo que no están centrados en los movimientos diarios de los índices», explica Fabrice Jacob, CEO de JK Capital Management Ltd, filial de La Française. 

«Una de las claves de este año fue la exposición a los sectores de tecnología y comercio electrónico que se están beneficiando de las megatendencias como la suma de múltiples cámaras en los smartphones y los sensores 3D de reconocimiento facial, la escasez de memoria RAM dinámicas (DRAM) o el impulso dado a ciertos proveedores de equipos por el nacimiento de las telecomunicaciones 5G que está previsto que se extienda en China en 2020. Otra clave fue estar expuestos al sector inmobiliario chino que se benefició de una fuerte caída de los inventarios en ciudades que no son las principales, donde había un exceso de oferta importante», añade.

EdRF China K EUR -que invierte en compañías innovadoras y de consumo, principalmente- también ha tenido fuertes retornos, sobre todo por la correcta asignación por sectores: «Sobreponderar tecnologías de la información, educación, sector automovilístico y seguros de vida ha ayudado a los buenos resultados. No hemos tenido exposición a petroleras estatales, que han reducido en gran medida la rentabilidad del índice», explica Ludovic Vauthier, gestor de Renta Variable de Mercados Emergentes en Edmond de Rothschild Asset Management.

«Creemos que debería continuar el buen comportamiento del mercado chino durante los próximos 12 meses ya que el país está aprobando las medidas correctas: reducción del exceso de capacidad en industrias pesadas, reducción del crecimiento del crédito para contener el progreso de la deuda y, más importante, un aumento de sus esfuerzos en I+D que ayudará a las compañías chinas a subir en la cadena de valor», comenta. Y añade: «Con respecto al sector bancario, estamos menos preocupados ya que los beneficios industriales están creciendo por encima del 20 por ciento, lo que debería ayudar a contener sus costes de crédito incluso cuando es realmente complicado saber cuál podría ser la calidad real del activo».

Los responsables del éxito

Avo Ora, gestor de Pictet-Asian Equities Ex Japan, habla de la selección de compañías como clave de su éxito: «Alibaba ha sido uno de los mayores contribuyentes a la rentabilidad y el valor de mayor peso respecto al índice en cartera. Sus beneficios han llegado a superar expectativas: su plataforma Ali Cloud ha superado un millón de clientes de pago. También destacan los fabricantes de componentes para lentes de móviles Largan y LG Innotek. En finanzas PT Bank Tabungan Negara ha mostrado buenos resultados. Recientemente hemos iniciado posiciones en Huayu Automotive Systems, Bitauto y MGM China Holdings y salido de Posco, Infosys y Skyworth», explica.

El experto añade que las perspectivas para las acciones de Asia sin Japón siguen positivas, aunque se requiere vigilancia. «Esperamos crecimiento de beneficios empresariales de un solo dígito medio, mientras las valoraciones siguen atractivas», comenta. Los aspectos positivos incluyen la mejora de la actividad económica mundial, el aumento de los beneficios empresariales y de los índices de precios industriales, fuertemente correlacionados con las ventas. «La inflación en la región puede aumentar, poniendo fin a los recortes de tipos de interés, pero es probable que la política monetaria siga siendo acomodaticia», añade, indicando que siguen atentos a los riesgos que supone la fortaleza del dólar. 

Triunfadores sectoriales

En el mundo de la renta variable sectorial han despuntado fondos tecnológicos de gestoras como Janus Henderson Investors o UBS AM. Henderson Horizon Global Technology, con más de un 30 por ciento de rentabilidad de enero a septiembre, es un fondo de renta variable que invierte en una cartera de compañías relacionadas con la tecnología, mediante un proceso bottom-up y que busca exposición a temas de largo plazo incluyendo la digitalización de los pagos, la infraestructura de la nube, la publicidad en Internet, la transformación de Internet y la inteligencia artificial. «Las perspectivas para la tecnología siguen siendo atractivas: las valoraciones siguen en la parte baja de la media de diez años y no reflejan del todo el crecimiento de beneficios del sector, la fortaleza de los balances y la generación de flujos de caja», explica Graeme Clark. El experto espera que la tecnología gane cuota en la economía global y que el sector pueda beneficiarse de la repatriación de liquidez en EE.UU. 

También en este sector, Michael Nell, gestor del UBS (Lux) EF Global MultiTech (USD) EURH Q, explica que han identificado algunas tendencias seculares que han guiado el buen rendimiento en los mercados: «Estas tendencias incluyen la consolidación de la industria de semiconductores, el aumento de la popularidad y rentabilidad de los videojuegos y la migración de carga de trabajo IT a la nube (especialmente Amazon AWS) mientras se evita la mayor parte del legado del hardware de tecnologías de la información y proveedores de software cuyo crecimiento se ve desafiado por la nube». Su fondo busca un equilibrio entre poseer acciones de crecimiento secular (como Amazon.com o Facebook) y valores tecnológicos fuera del consenso que el mercado infravalorado (como Micron Technology, Western Digital).

publicidad
publicidad
publicidad