Vocento 15 años 21 de Noviembre, 18:26 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

Nueve meses para recordar en la industria de fondos

Alicia Miguel Serrano

La industria de fondos en España está en forma, gracias a un entorno económico marcado por bajos tipos, al interés de las entidades financieras por vender estos vehículos en sus redes y a las características de los fondos de inversión. En nueve meses, han

La industria de fondos de inversión española está viviendo un momento dulce... más dulce aún del que indicaban todas las previsiones. En los nueve primeros meses del año, los fondos han registrado un crecimiento de 20.547 millones de euros, casi el triple en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando el impulso fue de 7.143 millones, según los datos de Inverco. Además, el empuje de este año supera ya con creces, y en solo nueve meses, el crecimiento de todo el año pasado, cercano a los 15.500 millones de euros.

Los expertos reconocen el buen momento que vive la industria, algo justificado en el entorno económico de bajos tipos, la voluntad de las entidades financieras de vender estos vehículos en sus redes y las características de los fondos de inversión. «La gestión de activos está viviendo una situación excelente, la industria está en buena forma», admitía Ángel Benito, consejero de la CNMV, en el marco del IX Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, organizado por Deloitte, Inverco y la APD.

Ángel Martínez Aldama, presidente de Inverco, destaca los pilares clave que explican su atractivo: en primer lugar, el hecho de que los fondos permiten el acceso a los mercados financieros a clientes minoristas a partir de cifras muy bajas; en segundo término, la liquidez; y en tercer lugar, la transparencia, por ejemplo en cuestión de costes, pues los fondos de inversión y pensiones «son los únicos productos financieros con costes explícitos», afirma.

Esta bonanza y confianza en la industria, de hecho, también ha sido campo abonado para la llegada de nuevas gestoras, 19 nacionales en los últimos dos años y medio, mientras en nuestro mercado venden sus productos dos centenares de firmas foráneas, alentadas por una competencia «rabiosa» a través de la figura de los traspasos, recuerda el presidente de Inverco. A pesar de los retos, Martínez Aldama advierte de que «no podemos dejar estropear este momento dulce», tanto en cuentas de partícipes como de patrimonio, flujos de entrada o favoritismo de las redes hacia el fondo como vehículo de inversión a medio y largo plazo.

Nota negativa en sicavs e IICs inmobiliarias

En general, toda la industria de la inversión colectiva en España tiene motivos para el optimismo, a excepción de las instituciones de inversión colectiva inmobiliarias, que en nueve meses han visto reducir su patrimonio un 1,9 por ciento, hasta los 1.064 millones de euros según Inverco, y las sicavs, con una reducción del 1,5 por ciento, hasta los 32.302 millones a finales de septiembre. «Se han dado de baja este año más de 300 sociedades, un 10 por ciento del total de las inscritas, ante el peso de la incertidumbre sobre posibles cambios legales», dice Benito. 

Con todo, el patrimonio total de fondos de inversión españoles, sicavs e IICs extranjeras sumaba a finales de septiembre 424.322 millones de euros, un 10,2 por ciento por encima del dato de finales de 2016, lo que supone un crecimiento de 40.000 millones de euros, mientras las cuentas de partícipes y accionistas se han disparado un 19 por ciento (ver cuadro).

El boom de los fondos nacionales

Un crecimiento que han copado fondos internacionales y nacionales, casi a partes iguales: estos últimos han crecido en algo menos de 21.000 millones de euros y sitúan su volumen a finales de septiembre en 255.966 millones. 

Y, de esta cifra, la mayor parte se debe a la continuidad de los flujos que siguen entrando en los fondos españoles: de enero a septiembre, las suscripciones netas aportaron casi el 75 por ciento de todo el crecimiento, mientras el efecto mercado hizo el resto. 

Benito, desde la CNMV, reconoce que el entorno de tipos bajos está influyendo en el comportamiento de los inversores: «Si la rentabilidad del ahorro asumiendo poco riesgo es baja, encontramos dos escenarios no excluyentes: por un lado, un aumento de la propensión al gasto y por otro, la búsqueda de retornos superiores pudiendo incorporar mayor riesgo en las inversiones. Los inversores han encontrado en la industria de instituciones de inversión colectiva un lugar para buscar esa mayor rentabilidad», explica, indicando que, tras la crisis, el sector de la gestión en España ha sabido diseñar sus modelos para acoplarse a este nuevo entorno.
«En menos de cinco años (en concreto desde diciembre 2012), casi 112.693 millones de euros de ahorro de nuevos partícipes han entrado a formar parte de los fondos españoles», recuerdan desde Inverco.

Esas suscripciones, de 15.368 millones en lo que va de año según Inverco, doblaron los 7.333 millones que entraron en el mismo periodo del año pasado, y estuvieron dirigidas, principalmente, a vehículos de riesgo. «La menor aversión al riesgo del ahorrador nacional, basada en la estabilidad presente en los mercados en los últimos meses, está condicionando el interés inversor del partícipe, dirigiendo sus preferencias hacia categorías más dinámicas», dicen desde la asociación de fondos española.

Como muestra, los fondos globales han captado en lo que va de año cerca de 9.000 millones de euros, mientras los fondos mixtos y de renta variable captan también grandes cantidades de capital, con los productos de bolsa internacional acumulando suscripciones en nueve meses cercanas a los 4.290 millones de euros. 

Al otro lado, los fondos de rentabilidad objetivo sufren reembolsos desde enero cercanos a los 3.000 millones, los monetarios de 1.600 millones y los garantizados de renta fija, de casi 1.400 millones. Incluso la renta fija internacional y europea sufren reembolsos.

Este cuadro de suscripciones condiciona en gran medida la foto de categorías que crecen o merman en términos patrimoniales en lo que va de año, pues son aquellas con mayor exposición a acciones las que más aumentan sus activos: así, los fondos globales incrementan su patrimonio en un 50,5 por ciento desde enero, sumando 10.500 millones de euros en nueve meses, mientras los de retorno absoluto crecen un 34,3 por ciento (impulsando su volumen en más de 4.000 millones). Entre los productos bursátiles, los de bolsa internacional crecen un 29,2 por ciento (en casi 6.000 millones) y también los fondos de bolsa nacional incrementan su volumen con fuerza, un 29,2 por ciento, en más de 1.600 millones. 

Por su parte, los fondos mixtos crecen en casi 6.000 millones de enero a septiembre, sobre todo por el empuje de los de renta variable mixta, que aportan 4.400 millones, incrementando su volumen en un 26,8 por ciento, según los datos de Inverco.

Al otro lado, los fondos garantizados, de gestión pasiva y monetarios pierden en conjunto 7.021 millones de euros (ver cuadro).

publicidad
publicidad
publicidad