09 de Diciembre, 09:47 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

Los elegidos: fondos para jugar el atractivo de la bolsa europea

Alicia Miguel

Las acciones europeas viven un momento dulce, pero ¿cuáles son los mejores fondos para jugar esta historia? Asesores y selectores hablan de fondos de gestoras españolas como Gesiuris, azValor, Abante, A&G o Intermoney e internacionales como Schroders, MFS

La volatilidad sigue en niveles bajos, las bolsas siguen al alza y las aguas de la renta fija aún están calmadas. Mientras se espera el efecto de potenciales eventos turbulentos para los mercados (el referéndum del 1 de octubre en Cataluña, las futuras subidas de tipos por parte de la Fed, el comienzo de la retirada de estímulos por parte del BCE, las tensiones en Corea del Norte...), sigue habiendo consenso sobre el activo en el que hay que estar, sin excusas: la renta variable europea.

«La bolsa europea es, en estos momentos, junto con las emergentes, nuestra principal apuesta desde hace meses y seguimos viendo ideas interesantes», dice José María Luna, director de Análisis de la EAFI Profim, que cita el mayor crecimiento al esperado, los mejores resultados empresariales, un BCE que sigue acomodaticio, unas valoraciones atractivas todavía, una buena rentabilidad por dividendo y la continuidad de flujos hacia la región como motivos principales de ese optimismo. Dentro de Europa sobrepondera compañías francesas, españolas y alemanas y opta por las firmas de gran capitalización.

Alberto Salgado Pérez, director de Inversiones de CIMD Gestión de Patrimonios, también destaca las valoraciones y el crecimiento: «La valoración es relativamente atractiva de acuerdo a comparativas históricas basadas en métricas/ratios bursátiles, pero, con relación al nivel de tipos de interés, que será bajo durante un tiempo, el atractivo relativo es indudable. Habrá crecimiento macro por encima del 2 por ciento este año y quizás el próximo, lo cual se traducirá en un aumento de beneficios de doble dígito en ambos ejercicios para las empresas», dice. Y también destaca un menor riesgo político: «La bajada de prima de riesgo político es un aspecto importante, pues dará confianza al inversor de fuera, aunque ello provocará una mayor apreciación del euro».

«La economía europea atraviesa un momento dulce, con los riesgos políticos a la baja, la actividad manufacturera en máximos de seis años, una política monetaria del BCE comprometida con el crecimiento y los beneficios de las empresas europeas, por fin, reflejando esta situación. Esta combinación es muy positiva para la bolsa europea», dice en la misma línea Javier Alonso, gestor de Abante, que también destaca la rentabilidad por dividendo, por encima del high yield.

Pablo del Río, director de Inversiones de Orienta Capital, también destaca los beneficios y el crecimiento económico, así como el apoyo del BCE: «A pesar de que se espera que el BCE empiece a reducir su programa de estímulos, la reducción será muy pausada permitiendo que las condiciones monetarias sigan manteniéndose laxas durante más tiempo», dice. Aunque las valoraciones son atractivas, advierte de que «los múltiplos a los que cotiza no son baratos y eso inexorablemente conlleva que los retornos esperados para los próximos años serán más bajos que los obtenidos en media históricamente».

Mejor que EE.UU.

Y, en general, destacan las valoraciones más atractivas con respecto a EE.UU. «Aunque no estamos muy sobreponderados y tenemos el mismo peso en Estados Unidos -con divisa cubierta- que en Europa, creemos que las valoraciones son más atractivas. El mercado americano se ha revalorizado mucho más en los últimos años y sigue marcando máximos, pero no así Europa, donde el Eurostoxx 50 aún está a un 20 por ciento de su nivel máximo», dice Carlos García Ciriza, fundador de la EAFI C2 Asesores Patrimoniales, que cree que las valoraciones son más atractivas en las firmas de menor capitalización. «Buscamos aprovechar la recuperación del ciclo a través de pequeñas y medianas compañías y no tanto en sectores como el bancario», dice.

«Llevamos bastante tiempo positivos en renta variable europea: si bien ha sido una apuesta que no nos ha pagado todo lo esperado, hay varios factores favorables a las empresas europeas respecto a las americanas», añade también Patricia Justo, directora de Selección de Fondos de A&G. La experta cita un momento del ciclo menos maduro y con mayor recorrido, «sin olvidar que las políticas monetarias de la Fed están ya en una fase menos acomodaticia que las del BCE», un crecimiento agregado revisado al alza para los próximos dos años y los resultados favorables de las compañías. «Por lo tanto, para los niveles de crecimiento de beneficios esperados, las valoraciones actuales no nos parecen excesivas, teniendo en cuenta que diversos factores, en su mayoría de ruido político, han hecho que sufra recortes. El último que ha tenido la bolsa europea durante el verano supone una oportunidad de entrada a niveles con mayor recorrido».

Las apuestas de los selectores

Para jugar esta historia de indudable atractivo, los asesores y selectores de fondos hacen sus apuestas. Cada uno ha seleccionado tres ideas para Inversión y Finanzas.

1 José María Luna, desde la EAFI Profim, menciona en primer lugar el Schroder Euro Equity, un fondo del que destaca su gestión activa, flexible y dinámica (el fondo está gestionado, desde mayo de 2010, por Martin Skanberg, quien aplica una filosofía de inversión «blend», no restringida a ningún estilo concreto), y su búsqueda de sectores con potencial. «En estos momentos están sobreponderando compañías pertenecientes a los sectores de materiales y de tecnología, e incrementando exposición a bancos y seguros», explica Luna. La alineación de los inversores con el equipo, cuya remuneración está ligada a los resultados, es también destacable.
Su segunda opción es Valentum, fondo de renta variable global que gestiona Gesiuris Asset Management con total flexibilidad en cuanto a capitalización bursátil, diversificación geográfica y sectorial. «Lo más atractivo, además de su flexibilidad, es la forma de gestionarla, basada en los dos pilares: value y momentum. De hecho, su nombre no es más que la unión de estos dos conceptos que forman parte de su ADN», explica Luna. Value hace referencia a que busca compañías de alta calidad pero a un precio por debajo de su valor, mientras momentum significa encontrar catalizadores de revalorización más a corto plazo. Luis de Blas y Jesús Domínguez, los artífices de este producto -que fue lanzado en 2014-, aseguran que, finalmente, la idea es invertir con sentido común, y nunca en nada que no puedan entender. Se trata de una cartera concentrada en unos pocos valores (20-25) y, por tanto, de alta convicción.

El tercer vehículo que destaca es Synergy Smaller Cos., un fondo de renta variable que invierte en valores europeos de pequeña y mediana capitalización con un enfoque value. «La gran particularidad es que está gestionado de manera conjunta por seis equipos locales, lo cual le permite beneficiarse de la experiencia de cada equipo en su mercado nacional». Se trata de Sycomore en Francia, azValor en España, Nextam Partners en Italia, Avaron en Europa del Este, Frankfurt Performance Management en Alemania y Kempen Capital Management en Holanda. Cada equipo es responsable de unos 15-20 títulos, siendo el solapamiento con el índice de tan solo el 10 por ciento. «Cada equipo tiene su tramo y, lógicamente, su estilo de inversión pero existe un elemento común, que es la gestión value y de convicción», dice Luna. 

2 Alberto Salgado Pérez, director de Inversiones de CIMD Gestión de Patrimonios, habla de Intermoney Variable Euro, Abante European Quality y MFS Meridian European Value para jugar la historia de la renta variable europea. El primero cuenta con una vocación inversora con mentalidad empresarial basado en la pura selección de compañías. «La actual cartera con sesgo industrial debería verse favorecida en el actual contexto económico de recuperación», dice el experto.

El segundo es un fondo puro de blue chips europeas, con relativamente pocos valores en cartera, de alta convicción. «Nos gusta mucho su apuesta por sector bancario de cara a los próximos trimestres/años». El último es un fondo europeo puro value. «Para completar los dos anteriores, este fondo, con menor volatilidad, es más defensivo en momentos más complicados de mercado», explica Salgado.

3 Javier Alonso, gestor de Abante, destaca Melchior European Opportunities, un fondo gestionado por David Robinson que invierte en compañías de alta calidad con sólidos fundamentales y que sean líderes en sus sectores, con altas barreras de entrada y evitando las empresas con carácter cíclico, los negocio opacos y con muchas variables. Apuesta por sectores como industriales, consumo discrecional e inmobiliario.

También, Jupiter European Growth, fondo gestionado por Alexander Darwall con una clara vocación de búsqueda de compañías que tengan un componente diferenciador en sus productos y servicios y, además, sean independientes de la evolución de la macroeconomía, pudiendo sacar ventaja en todos los entornos, lo que serían los ganadores a lo largo de los ciclos económicos. Una clara apuesta a largo plazo en sectores como salud, industriales y servicios al consumidor.

Por último, destaca el Abante European Quality Equity. «Con este fondo gestionado por Josep Prats jugaremos una apuesta por el sector financiero y de energía, donde consideramos que hay una importante recuperación por venir», termina.

4 Carlos García Ciriza, fundador de la EAFI C2 Asesores Patrimoniales, habla del G Fund Avenir Europe NC, un fondo que invierte en small y midcaps europeas, basándose únicamente en la selección con una gestión totalmente activa. La proximidad a las compañías es clave ya que el principal control de riesgos deriva de un análisis muy detallado y profundo de cada título en cartera. La cartera se gestiona con una mentalidad largoplacista y la rotación de la misma es limitada.

En segundo lugar, habla de Robeco European Conservative Equities D, que invierte en títulos con baja volatilidad, que presentan un riesgo limitado de registrar descensos y un óptimo potencial alcista. «Esperamos que el fondo tenga mucho éxito cuando los mercados pasen por situaciones de volatilidad. En un entorno muy optimista, el fondo podría quedar a la zaga del mercado general, pero aun así nos aportaría una buena rentabilidad absoluta. A largo plazo, esperamos rentabilidades equiparables a las de la renta variable europea, pero con un riesgo bajista muy inferior», comenta el experto.

En tercer lugar, señala el Invesco Pan European Structured Equity A, cuyo equipo gestor combina un enfoque de baja volatilidad con una selección de valores. «La rentabilidad activa se genera a través de un proceso de inversión cuantitativo bottom-up basado en cuatro conceptos: expectativas de beneficios, sentimiento de mercado, calidad de la gestión y valoración».

5 Patricia Justo, directora de Selección de Fondos de A&G, destaca Eleva European Selection: «El estilo de inversión del gestor, muy flexible y oportunista, pudiendo invertir prácticamente en todo tipo de compañías, hace que sea un fondo muy atractivo para este entorno de mercado, en el que existen muchísimas divergencias entre compañías. En su proceso de inversión, el gestor busca una serie de temáticas clave, entre las que se encuentra que sean compañías familiares, con mucho potencial».

También destaca azValor internacional: «El marcado sesgo value del fondo le ha llevado a tener un peso relevante en cartera de jugadas relacionadas con el precio de las materias primas. En un momento en el que el relativo de éstas se encuentra en mínimos históricos, nos parece una buena forma de jugar su recuperación». 

Y por último, DIP Spanish Equities: «Es fundamental ser mucho más selectivos con los países, sectores y temáticas que elegimos si queremos continuar dando rentabilidades atractivas a nuestros clientes. Con esto en mente, favorecemos la renta variable española dentro de la europea, y en especial este fondo gestionado por Gonzalo Lardiés, con un enfoque flexible, no solo en cuanto a la selección de compañías, sino también en el porcentaje de inversión del fondo», comenta Justo.

6 Pablo del Río, director de Inversiones en Orienta Capital, comenta que, para canalizar la exposición a renta variable europea sus apuestas se centran en los siguientes dos fondos: Invesco Pan European Equity y Comgest Growth Europe. «El fondo de Invesco tiene actualmente una importante sobreponderación en el sector de energía con compañías que están mejorando significativamente la generación de flujo de caja libre y también sobrepondera el sector financiero como una apuesta clara por la reflación. Por su parte, el fondo de Comgest lo seleccionamos por la gran capacidad que ha demostrado históricamente el equipo de gestión para seleccionar firmas que generen beneficios estables y crecientes de manera recurrente, lo cual consideramos esencial, ya que en un entorno de valoraciones ajustadas la generación de beneficios es la clave para que las cotizaciones se soporten al alza. Además es muy complementario al fondo de Invesco por su diferente composición sectorial», explica.

publicidad
publicidad