Vocento 15 años 22 de Noviembre, 04:37 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

los mejores fondos de bolsa española en el año son de bancos

La banca bate a los 'value' en encontrar valor

Los fondos que mejor han escogido sus apuestas en la bolsa española este año los podrá contratar en su sucursal más cercana. En un año bueno para el Ibex-35, han brillado más los vehículos respaldados por entidades financieras

Tras meses en los que se ha avivado el debate entre la gestión activa y la pasiva, con la segunda ganando terreno a pasos monstruosos, también han volado cuchillos hacia los fondos de las entidades bancarias. Los motivos son varios. Que si son demasiado caros, que si las comisiones no se justifican porque los gestores se dedican a seguir el índice, etc. Pero, ironías del destino, en un año en el que la gestión indexada ha ganado adeptos, los datos de rentabilidades en lo que va de 2017 se empeñan en desbaratar todos los esquemas. 

A esos argumentos de que la gestión activa no ayuda a batir los índices se les puede mostrar como en estos momentos hay fondos que casi duplican la rentabilidad del Ibex-35 (en torno al 8 por ciento). Pero no son los afamados «fondos value», de gestores que ni miran al índice y afirman cazar las oportunidades estén donde estén. No, este año los clientes más contentos con sus fondos de bolsa española son los de los bancos tradicionales. Encabeza la lista, a cierre del pasado martes 5, el Sabadell Dividendo (+16,85 por ciento) y lo completan el Santander Small Caps España, el BPI Global Investment Fund Iberia, el AlphaPlus Ibérico Acciones (de Santalucía) y el DWS Acciones Españolas

Pese al gigante bancario que les respalda, estos fondos rompen el mito de que no hay gestión activa en la gama de la banca. Es la clara razón que dan desde el equipo de BPI para explicar el buen rendimiento del fondo este año. «Cada día nos replanteamos si lo que ha funcionado en el pasado seguirá haciéndolo en un futuro», afirma Antonio Hormigos, director de inversión de renta variable de Sabadell AM, dando buena muestra de que el Ibex-35 solo es una referencia distante. Ha tenido que serlo para que un gestor lo bata ya que, salvando el rally ya desinflado en los valores financieros, las grandes estrellas del año han sido las pequeñas y medianas compañías

Uno apalancado y otro independiente

Hay excepciones, claro. Como el CaixaBank Bolsa España 150, que acumula una rentabilidad superior al 16 por ciento. «Es un fondo indexado al Ibex, y apalancado al 150 por ciento, por tanto su rentabilidad diaria es aproximadamente 1,5 veces la rentabilidad del Ibex. Al ser un fondo indexado no hace apuestas sectoriales, ni de valores contra el índice», explican desde CaixaBank AM. En años en el que lo haga bien el Ibex, lo batirá, pero cuando lo haga mal, caerá más que los demás. 

No todo es banca, ya que entre los cinco mejores también se encuentra el fondo de una gestora independiente, el Gesconsult Renta Variable, gestionado por Alfonso de Gregorio con el apoyo de un equipo de analistas. «Es un fondo que tiende a quedarse fuera del radar de la banca privada, pero que siempre está entre los más consistentes e incluso con menor volatilidad que la media», afirma José María Luna, de Profim. Rara vez en la cima máxima, pero pocas veces fuera del 'top ten', es un fondo que bate al Ibex-35 en el largo plazo. Y detrás de él no hay más secreto que muchas horas de análisis. Dicho lo cual, este año les ha salido muy bien la jugada en el sector del papel. Hace meses que Gonzalo Sánchez, analista de la firma, habla de la recuperación de los precios de las materias primas gracias al impulso de los emergentes, y este año se ha materializado en subidas del 50 por ciento en Ence, del 40 por ciento en Europac, y otro tanto en Miquel y Costas. También llegaron a pisar algo de banca, aunque se bajaron hace unos meses tras el rally del sector y ahora apenas tienen una exposición más allá de algo en Santander. 

Ese 'momentum' en las papeleras también lo supieron ver Carlos Catalán y Juan Guilera, los dos gestores del Sabadell Dividendo. Ence jugó un papel importante en el fondo, como también lo tuvo Fluidra. «Son compañías pequeñas, pero en las que se generan oportunidades», explica Hormigos. Pese al nombre, el fondo no busca necesariamente dividendos altos. De hecho, su sesgo tiende más hacia las pequeñas y medianas compañías. Los gestores siguen muy de cerca el flujo de noticias, con los que componen una cartera poco correlacionada con el Ibex. 

Ence y fluidra, estrellas

También supo ver el valor de Fluidra el equipo de AlphaPlus. Es una apuesta por la mejora del sector inmobiliario a nivel mundial y porque la restructuración del negocio ha dado sus frutos desde el año pasado, explica Mikel Navarro, jefe de renta variable. «Esperamos que en el Dia de Analistas anuncie una mejora de previsiones». Y tampoco faltaron en la cartera apuestas ganadores como Europac, NH y Alantra. Como idea contrarian, les salió bien la inversión en Coca - Cola European Partners, una «historia de restructuración que se cumple, junto a volúmenes y precios ligeramente positivos que se traduce en una mejora de márgenes».

En el Santander Small Caps España simplemente han continuado su apuesta por compañías con exposición doméstica, «para beneficiarnos del tirón de la recuperación», explica Lola Solana, gestora del fondo de Santander AM. Por eso en la cartera ha tenido especial presencia el sector inmobiliario, en concreto el residencial español donde siguen mejorando precios y número de transacciones, compañías expuestas al sector turismo, al sector automóvil o incluso al sector de telecomunicación (donde el tráfico de datos está en continuo ascenso), cuenta. «Al mismo tiempo, hemos apostado por compañías donde el balance es sólido para que puedan resistir en el caso de que las previsiones macro empeoren y hemos apostado por equipos directivos con buen track record y merecedores de nuestra confianza», añade.

Desde Deutsche AM, Juan Barriobero, responsable de renta variable española apoya la tesis de Solana. Por eso afirma que prefieren los sectores cíclicos como el consumo cíclico, las materias primas, industriales, así como las socimis. Aunque dentro de los defensivos habría valor en salud y consumo no cíclico. Mantener esa tesis a contracorriente de la composición del Ibex-35 les ha servido para batirlo holgadamente. Los mayores contribuyentes han sido las posiciones en consumo cíclico (sobre todo los hoteles), así como las inmobiliarias y las materias primas. Todas con subidas de doble dígito.

¿Tirar la toalla con las estrellas del pasado?

Para encontrar a los populares gestores 'value' -Magallanes, AzValor, Cobas, Metagestión, EDM, Bestinver- hay que buscar más allá de los 10 mejores. Su filosofía de inversión, basada en encontrar compañías muy infravaloradas por el mercado con un significativo potencial de subida, no les ha bastado para deslumbrar. La gran mayoría bate al Ibex, eso sí, el azValor Iberia renta un 12,10 por ciento; el Magallanes Iberian Equity, un 10,49 por ciento; el EDM-Inversión, un 9,43 por ciento y el Bestinver Bolsa (+8,86 por ciento). Las excepciones son el Cobas Iberia (+7,53% desde lanzamiento en marzo) y el Metavalor (+5,80 por ciento). 

En su defensa, hay que recordar que la tesis del «value» siempre exige mirar al largo plazo. Pensar, como mínimo, a tres años vista. Pero eso no quita que no afloren los nervios entre los inversores. Cuando la bolsa sube y su fondo no (o no tanto) es difícil despejar las dudas. Los expertos, no obstante, recomendarían no tirar la toalla. La tentación de hacerlo ha costado mucho dinero a los inversores del pasado. El gigante de la gestión Fidelity sacó un estudio donde demostraba que la mayoría de los clientes del Fidelity Magellan Fund, uno de los mejores de la historia, habían perdido dinero con él. Precisamente por la costumbre de salirse cuando caía mucho y volver a entrar tras una subida grande. 

Hay que comprender que este tipo de fondos, muy «deep value», compran compañías a precio de derribo. Y al hacerlo se exige paciencia para que la tesis de inversión aflore. A estos gestores «no les tiembla el ranking», afirma José María Luna, de Profim. «Al hablar con ellos transmiten su calma. 'No tengo prisa' aseguran», cuenta Luna. Es la seguridad de quienes entienden lo que están comprando. 

publicidad
publicidad
publicidad