Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

inversión

¿En qué fondos invierten los profesionales?

Alicia Miguel Serrano

Los fondos de inversión y las sicavs españolas invierten cada vez una parte mayor de su volumen en otros fondos o sicavs. De esta forma, los inversores institucionales y profesionales deciden poner parte de la gestión de sus carteras en manos de otras entidades gestoras, a menudo especializadas en algunos mercados o activos, algo que puede reportarles mejores resultados que si deciden invertir de forma directa.

En la primera mitad de este año, y en un entorno de crecimiento económico y con las principales incertidumbres políticas despejadas (en las elecciones de Holanda y Francia, sobre todo), y también de apoyo de los mercados, la inversión de los fondos y sicavs españoles en otras instituciones de inversión colectiva -tanto nacionales como internacionales, comercializadas en España- se disparó un 19 por ciento, según los últimos datos de la firma de análisis VDOS, de forma que esta inversión aumentó en cerca de 12.000 millones de euros. En total, las instituciones de inversión colectiva españolas invierten en otras IICs 75.103 millones de euros, con datos a 30 de junio de este año. 

¿En qué vehículos invierten?

De ese volumen total, el grueso de la inversión está en fondos de inversión (un 84,07 por ciento) y apenas un 16 por ciento se destina a sicavs. A la hora de invertir en otros fondos y sicavs, las entidades eligen también a gestoras de fuera de su grupo, externas, con otras especialidades de gestión. 

En total, casi 9 de cada 10 euros de esa inversión en fondos y sicavs se destina a vehículos de entidades externas, y solo un 10,35 por ciento de la inversión va a parar a instituciones de inversión colectiva de la gestora del mismo grupo.

Pero sobre todo es significativo el interés de las carteras de fondos y sicavs españolas por invertir en vehículos internacionales: los gestores de esos fondos y sicavs, más que buscar fondos especializados de entidades españolas, buscan posicionarse en vehículos de entidades foráneas. En concreto, un 83,23 por ciento del volumen institucional va a parar a gestoras internacionales.

Los fondos más presentes en las carteras

Así las cosas, los gestores profesionales de fondos y sicavs españoles prefieren invertir en fondos de gestoras externas e internacionales. Pero, ¿qué fondos son sus favoritos? El inversor de a pie puede tomar nota de algunas de las ideas que más gustan a los profesionales.

El fondo más presente: buscando renta fija con rentabilidad

El fondo con mayor presencia en las carteras de fondos y sicavs en España es BGF Euro Short Duration Bond, un fondo de BlackRock de renta fija a corto plazo europea. Puede invertir tanto en bonos de gobierno como corporativos, y un mínimo del 80 por ciento de su cartera tiene que estar invertida en emisiones con grado de inversión en euros, es decir, de alta calidad crediticia. La duración, o el riesgo de tipos de interés, puede estar entre uno y tres años. El fondo se lanzó en enero de 1999 pero cambió de gestor en 2006, puesto que actualmente ostentan Michael Krautzberger y Chris Allen. Su índice de referencia es el Barclays Capital Euro Aggregate 500+1- 3 años.
Se trata de un fondo apropiado para inversores conservadores que busquen rentabilidad. «En el desierto de los tipos a cero o negativos de la zona euro, es un oasis encontrar un fondo cercano a un monetario (se trata de un fondo de renta fija a corto plazo, de calidad y en euros) y que obtenga algo de rentabilidad después de comisiones», comenta Guillermo Santos, fundador de la EAFI iCapital. 

«Puesto que los tipos de interés en la zona euro se mantienen ultra bajos y pueden aún mantenerse así durante un tiempo, la inversión en emisiones de deuda soberana de corta duración del fondo BGF Euro Short Duration Bond puede resultar adecuada para perfiles de inversión conservadores», añade Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS.

El fondo acumula una inversión de 1.210 millones de euros por parte de fondos y sicavs españoles, con datos a 30 de junio y según VDOS, desde los 837 millones que tenía a finales del año pasado, con un 4,38 por ciento de cuota sobre el total de las carteras de renta fija.

Los dos siguientes: los ETFs triunfan en las carteras

Los dos fondos que le siguen en el ranking de popularidad son dos fondos cotizados, o ETFs, que siguen al índice por excelencia del mercado estadounidense, el S&P 500. En primer lugar figura el iShares Core S&P 500 UCITS ETF. «Muchos inversores tienden a concentrar la exposición a la bolsa de Estados Unidos vía ETFs de gestión pasiva; ha calado hondo lo que dijo Buffett sobre la materia defendiendo la gestión pasiva sobre la activa», dice Santos. Este ETF permite al inversor obtener una rentabilidad equivalente a la del índice, olvidándose de qué selección sectorial y de compañías hace el gestor. 

En tercer lugar, Vanguard S&P 500 UCITS ETF es el tercer fondo más popular en las carteras de fondos y sicavs españoles: es el ETF que recomienda precisamente Warren Buffett.

El primero cuenta con un volumen de 1.141 millones de euros de negocio institucional, tras crecer más de 241 millones de euros de enero a junio, y el segundo tiene un negocio de casi 950 millones (tras crecer en más de 140 millones en lo que va de año).

«Los fondos cotizados iShares Core S&P 500 UCITS ETF y Vanguard S&P 500 UCITS ETF ofrecen al inversor en renta variable de EE.UU. exposición al índice S&P 500 por un coste menor que un fondo de gestión activa equivalente», comenta Paula Mercado.

Retorno absoluto para reducir la volatilidad

Old Mutual Global Equity Absolute Return es el fondo que figura en cuarto lugar, con un volumen de 850 millones invertido por las sicavs y los fondos españoles. Es un fondo de orientación de mercado neutral, «de impecable comportamiento desde su creación que tiende hacia la beta cero, mediante posiciones largas y cortas de renta variable global», explica Santos.

Para Mercado, es un vehículo ideal para reducir la volatilidad: «Para reducir la volatilidad de una cartera de fondos, el fondo de retorno absoluto Old Mutual Global Equity Absolute Return es un excelente aliado. Adopta una posición estructurada neutra, equilibrando posiciones largas y cortas en todo momento», añade la responsable de Análisis de VDOS.

Renta fija con algo más de riesgo

También en renta fija, pero con algo más de riesgo, está el quinto fondo de la lista, Axa IM Fixed Income Investment Strategies-Europe Short Duration High Yield, con más de 844 millones invertidos por los fondos y sicavs españolas. «Este fondo compra bonos con calificación high yield, por debajo del grado de inversión, cuyo vencimiento está cerca (la duración efectiva de la cartera es en la actualidad de 1,2 años, según Morningstar) para así poder contar con el plus de rentabilidad de la renta fija de alto rendimiento (deuda high yield) pero con menor riesgo de tipos de interés por su baja duración», explica Santos. 

«Con enfoque en duraciones cortas, pero invirtiendo en deuda corporativa de elevado rendimiento y baja calificación crediticia, el fondo asume un mayor riesgo de impago en su inversión, aunque mantiene una reducida volatilidad, por lo que podría considerarse más apropiado para perfiles moderados», añade Mercado.

Jaime Albella, director de ventas de AXA IM en España, explica que el activo de high yield ha sido el que mejor se ha comportado, ajustado por riesgo desde el inicio de la crisis en 2008. «Es verdad que una parte de este buen comportamiento se ha debido al aplanamiento de las curvas nominales. Llevamos ya muchos meses durante los cuales los tipos gubernamentales de corto plazo están en territorio negativo. Sin embargo, el activo sigue dando unas rentabilidades positivas y muy atractivas», añade. 

El experto explica que los inversores siguen viendo al high yield como una alternativa a los bajos tipos de interés que, si bien tendrán cierta normalización, van a seguir bajos mucho tiempo, por lo que ve mucho atractivo en su fondo. «Por un lado la duración corta nos protege de las subidas de tipos por parte de los bancos centrales. Por otro lado, y creemos que más importante, la duración corta nos da más visibilidad en los flujos de caja de las compañías en las que invertimos, lo que nos permite reducir significativamente el riesgo de crédito de las compañías. En un entorno de crecimiento bajo pero positivo, pensamos que el high yield de duración corta debería ser una inversión atractiva. Con un entorno de crecimiento en Europa de alrededor del 1,5 por ciento la tasa de impagos debería seguir estando muy baja, por lo que el cupón recibido por estos bonos es muy atractivo», explica. El experto añade la importancia de seleccionar a un buen gestor a la hora de invertir en high yield, ya que la información de las empresas en las que se invierte es menor y requiere de un mayor esfuerzo de estudio y análisis. 

Otros fondos también populares son Deutsche Floating Rate Notes y Amundi Cash Corporate, en el ámbito de los monetarios; Henderson Gartmore Fund UK Absolute Return y Candriam Long-Short Credit en rentabilidad absoluta; y un ETF que invierte en deuda corporativa en euros de iShares, en renta fija (ver cuadro).

publicidad
publicidad
publicidad