Vocento 15 años 20 de Noviembre, 14:33 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fondos de Renta Variable Europea de Capitalización Flexible

Tres fondos para subirse a la ola de la bolsa europea

Fernando Luque (Morningstar)

La bolsa europea lo ha hecho muy bien, pero es que los valores de pequeña y mediana capitalización casi duplican la rentabilidad de las 'blue chips'

La renta variable europea ha sido una de las grandes protagonistas de esta primera mitad de año. A nivel de rentabilidad, la categoría Morningstar de Renta Variable Europa Large Cap Blend (que reagrupa fondos que invierten en las grandes compañías del viejo continente) ha conseguido una rentabilidad del 7 por ciento en ese periodo. El resultado es aún más elocuente si nos centramos en los fondos de la zona euro ya que la categoría de fondos de gran capitalización ha cosechado una ganancia media del 8,5 por ciento en ese mismo tiempo. Pero hay segmentos del mercado europeo que lo han hecho incluso mejor. Es el caso de los fondos especializados en pequeñas compañías, que acumulan de enero a junio una ganancia media superior al 17 por ciento. Y esa diferencia de rentabilidad se da también en plazos más largos (a tres años, por ejemplo, la diferencia a favor de los fondos de 'small caps' frente a los 'large caps' es del 18 por ciento anual frente a un 12,5 por ciento anual).

Tener un enfoque flexible en cuanto al tamaño de las compañías puede, por lo tanto, representar una ventaja interesante. A continuación, hemos recogido algunos de los fondos más destacados dentro de esta categoría.

Jupiter European Growth

El objetivo del Jupiter European Growth es conseguir un crecimiento del capital a largo plazo aprovechando las oportunidades especiales en el mercado europeo.

Alexander Darwall ha gestionado el fondo desde su creación en enero de 2001. Este es un logro notable y esta estabilidad y coherencia del enfoque de la inversión es un factor indudable que contribuye al éxito del fondo. Antes de unirse a Júpiter en 1995, Darwall fue director de análisis europeo en Goldman Sachs, cubriendo acciones francesas. Además de este fondo, es gestor del Jupiter European Fund y del Jupiter European Opportunities, todos ellos basados en una estrategia única, con un nivel muy alto de solapamiento.

El fondo no tiene restricciones para permitir que Darwall encuentre las mejores oportunidades en toda Europa. El gestor adopta un enfoque de gran convicción. Construye sus carteras de abajo hacia arriba (bottom-up), tras un análisis fundamental profundo, y hay un fuerte enfoque en entender en profundidad cómo funciona la empresa y en mantener contactos regulares directamente con la dirección. Busca compañías con antecedentes probados, planes de negocios claros, perspectivas de crecimiento de beneficios por encima de la media y donde el management actúe en interés de los accionistas.

Le gustan las empresas con una posición dominante en el mercado y, por lo tanto, un elevado poder de fijación de precios. El gestor rara vez utiliza brokers ya que prefiere tener contacto directo con las empresas y tiene como objetivo reunirse con dos o tres compañías cada día. No tiene un horizonte de tiempo establecido al comprar una acción en particular, y, si sus expectativas para una acción se cumplen continuamente (o son superadas), la mantiene a largo plazo. Si la cotización de una acción que le gusta sufre, pero su convicción sigue siendo fuerte, generalmente compra más. El gestor reconoce la importancia de la disciplina a la hora de vender si una de sus hipótesis sobre una acción resulta incorrecta.

Dicho esto, hay mucho que nos gusta en este fondo: un gestor experimentado, con talento, y pragmático, con un proceso eficaz que ha proporcionado rentabilidades sólidas a largo plazo. El fondo mantiene su Morningstar Analyst Rating de Gold.

Nordea 1 - European Value

Esta estrategia ha dado buenos resultados, pero los inversores deben ser pacientes. Tom Stubbe Olsen gestiona el fondo desde su lanzamiento en noviembre de 1998. Desde 2002 hasta mediados de 2014, recibió el apoyo de Léon Kirch. Olsen y Kirch proceden originalmente de Nordea y en 2008 fundaron la boutique de inversión EVP, que asesora a este fondo. Tras la salida de Kirch, Olsen contrató a un equipo de analistas de renta variable para reemplazarlo. En 2016, promocionó al analista Cedric Jacques a partner en la compañía. Es cierto que el equipo no ha estado trabajando junto durante mucho tiempo bajo la configuración actual, pero la capacidad de análisis se ha incrementado gracias a las nuevas contrataciones.

El gestor no persigue un enfoque de 'valor' en el verdadero sentido de la palabra. Esto se refleja en el perfil del fondo, que carece de los indicadores cuantitativos típicos del 'value'. Busca compañías que parecen estar infravaloradas en términos de su poder de beneficios -medido por su flujo de caja- durante todo un ciclo de mercado. Por lo tanto, las empresas también deben tener características convincentes en términos de gestión, finanzas o fortalezas competitivas. Como resultado, la cartera se sitúa típicamente en la parte mixta del 'style box' (caja de estilo) de Morningstar. 

Olsen no está sujeto a ninguna restricción con respecto a la capitalización de mercado de las compañías incluidas en la cartera o a la ponderación por sectores. También se distingue por mantener a veces un alto peso en efectivo con el fin de comprar más barato o para financiar los reembolsos. Esto habría disminuido ocasionalmente las rentabilidades del fondo en los últimos años. Olsen introdujo un límite de efectivo del 10 por ciento en 2013, pero puede superarlo cuando no es capaz de encontrar suficientes oportunidades de inversión en el mercado.

Tiene un horizonte de inversión de largo plazo, lo que obliga a los inversores a ser pacientes durante las fases de baja rentabilidad, como en los años 2013 a 2015. Esto se debió a la fuerte infraponderación del fondo en el sector de consumo defensivo, así como el efecto del 'cash' (liquidez) en la cartera. Desde 2016, la rentabilidad se ha recuperado. 

El largo historial de rentabilidad de Olsen es también convincente. Olsen asegura la continuidad en el fondo, y su enfoque a largo plazo debería seguir reportando rentabilidad a los inversores en el futuro. Confirmamos nuestro Morningstar Analyst Rating de Bronze. 

Alken Fund European Opportunities

En los últimos tres años el fondo ha mostrado un comportamiento peor que la media de su categoría. Este resultado es decepcionante, pero vemos razones para mantener nuestra confianza. El fondo se perdió gran parte de la subida del mercado durante 2015, penalizado por una severa corrección en la industria de hardware que afectó a algunas de las principales apuestas de la cartera: Western Digital, Seagate, y Micron. 

Aunque no está relacionado con esto, el fondo también lo hizo mal en el primer semestre de 2016. El gestor había aumentado significativamente su exposición al sector de consumo cíclico en los 18 meses anteriores para beneficiarse de un repunte del consumo en toda Europa. A finales de marzo de 2016, este sector representaba el 35 por ciento de los activos del fondo frente a un 20 por ciento para la media de la categoría, mientras que sectores más defensivos, como la salud o el consumo defensivo, prácticamente no estaban presentes. El fondo pagó caro esta posición tan audaz tras el voto del «Brexit», con las apuestas sobre las acciones automovilísticas Renault y Peugeot siendo de las más castigadas. 

Dicho esto, el historial a largo plazo de esta estrategia sigue siendo positivo, y el gestor, Nicolas Walewski, ha demostrado sólidas habilidades y tiene una larga experiencia, lo que mitiga nuestras preocupaciones a pesar de que los problemas subrayan la naturaleza del riesgo de este fondo. 

Walewski está acostumbrado a invertir con una alta convicción y una mentalidad contrarían. Por ejemplo, en 2013 se alejó de las empresas que dependían excesivamente del crecimiento de los mercados emergentes, una decisión que dio sus frutos, y regresó al sector de servicios públicos ese mismo año. El estilo de gestión es claramente oportunista, sin tener en cuenta el índice de referencia tanto en términos de sectores o de capitalizaciones de mercado.

Nuestra valoración positiva también se basa en el hecho de que Walewski se ha rodeado de un sólido equipo de analistas que ha ido reforzando regularmente. Ahora cuenta con ocho miembros, entre ellos, Marc Festa, que fue promovido desde el equipo de analistas. Sin embargo, la estructura de costes sigue siendo negativa ya que incluye una comisión de éxito que se resetea cada año

Así, a pesar de los problemas de rentabilidad, los inversores pagarán esa comisión variable en cuanto el fondo se comporte bien de nuevo. Esto es difícilmente defendible y contrasta con las buenas prácticas de Alken. El fondo conserva su Morningstar Analyst Rating de Silver.

publicidad
publicidad
publicidad