Vocento 15 años 16 de Diciembre, 21:40 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista a Michael Clements, gestor del Oyster Euro Opportunities

«Los inversores se están moviendo de los bonos y la bolsa americana a la europea»

Alto retorno sobre capital y buena generación de caja son los dos requisitos para entrar en uno de los fondos estrella de la gestora SYZ AM.

Pese a manejar una cartera concentrada como la del Oyster Euro Opportunities, Michael Clements, gestor de SYZ AM, encuentra razones para estar positivo con la bolsa europea. Y muchas. Quizás, la pega la pondría en las valoraciones. Ya no vale con «comprar el mercado». Para un selector de acciones como Clements, es el momento de demostrar lo que puede hacer la gestión activa.

Tras superar la primera ronda de las elecciones francesas, ¿en qué contexto se mueve el inversor?

Ciertamente hay mayor optimismo con la renta variable europea tras las elecciones europeas. Las preocupaciones para 2017 eran principalmente políticas y, dentro de ellas, las de Francia eran las más problemáticas. Ya vimos ese salto el lunes siguiente al resultado electoral. Es un reflejo del alivio de los inversores porque el peor escenario posible ya se ha evitado. Y ya mirando la macroeconomía de Europa, el PIB se está moviendo en buena dirección, las tasas de empleo están aumentando, los indicadores de producción industrial están mejorando, el consumo no está yendo por mal camino. Por todos estos factores, el mercado está comenzando a estar más positivo con la bolsa europea. 

¿Lo cambia todo las elecciones sorpresa en Reino Unido?

May ciertamente parece pensarlo. Convocó las elecciones anticipadas para aumentar el peso de su partido y creo que tiene razón. Que una mayoría más grande le da un poder de negociación mayor y evita las elecciones que tocarían justo al final de la consolidación del 'Brexit'.

Muchos inversores se preguntan si es demasiado tarde para entrar.

No, no creo que sea demasiado tarde. El mercado europeo, en general, está en su precio justo. No está a los niveles baratos de hace tres años, pero, si lo planteamos desde el punto de vista de la asignación de activos, ¿hacia dónde mira? ¿Al mercado estadounidense, que lo ha hecho muy bien y donde los inversores se están poniendo nerviosos? ¿A la renta fija, donde los tipos están subiendo? La renta variable europea, a medio plazo, es el mejor sitio donde invertir. Y gran parte de mis clientes se están moviendo de los bonos y de la bolsa americana en favor de la europea. Los mercados emergentes también están a precios atractivos.

¿Qué sectores aún tienen potencial?

Construimos la cartera del Oyster Euro Opportunities con una estrategia de 'stock picking' (selección de acciones), pero dentro de ella tenemos bastantes financieras. Que no es lo mismo que bancos. No porque tengamos ninguna visión específica sobre los bancos, sino porque no suelen cumplir con nuestro criterio de calidad. Hemos estado encontrando ideas en el mercado italiano recientemente. Hemos estado invirtiendo para aprovechar la crisis italiana sin necesariamente comprar bancos. En el mercado británico estamos a la búsqueda de jugar el 'Brexit'. Estamos atentos a oportunidades que surjan cuando la presión negativa afecte si las negociaciones entre Reino Unido y Bruselas comienzan a ir mal. Algo que puede o no puede pasar. Me refiero a las compañías más cíclicas y domésticas, que sufrirán por una caída de la economía británica. Por ejemplo, compañías de empleo, constructoras, inmobiliarias, empresas de ocio, etc. De momento están muy caras, pero, quién sabe, si en 18 meses el mercado entrará en pánico... También estamos buscando oportunidades en el sector de infraestructuras europeo, compañías que operan peajes o aeropuertos, como Aena. Hacia finales del año pasado vimos un giro severo de valores defensivos, que hacían las veces de 'proxy' de los bonos, hacia valores bancarios. Esto respondía a una expectativa de tipos más altos, algo negativo para compañías con un flujo de caja libra estable. Y ahí puede haber una oportunidad en los próximos meses.

¿Por qué no encaja la banca con vuestro criterio de inversión, incluso tras las correcciones y con el aumento de la regulación?

Hemos mirado muchos bancos. Algunos muy buenos. Pero, en términos generales, no encajan con lo que buscamos. Nos gustan compañías con alto retorno sobre capital (ROE) y buena generación de caja. Y para ello, suelen tener cierto poder de fijación de precios. Bien porque tienen marcas fantásticas -por eso nos gusta el sector consumo, como Louis Vuitton- o porque domina el mercado. Un banco no tiene ninguna de las dos cualidades. Un banco vende dinero, pero al consumidor le da igual de qué entidad lo consigue. Por eso la banca tiende a tener márgenes muy bajos. Esto, añadido al apalancamiento que deben tener, hace que sea, para nosotros, un caso difícil.

Pero, ¿no son las gestoras un caso similar? Bajo presión de precios y con un producto similar entre ellas.

Eso es cierto, pero son mucho más transparentes. Los costes y los beneficios son sencillos de entender, es más fácil ver de dónde y cómo se genera el flujo de caja. Lo que solemos buscar es poder de distribución.

Con cada vez más inversores demandando gestión pasiva, ¿qué implicaciones tiene para sus márgenes?

Estarán bajo presión. En un mundo de tipos bajos, es difícil cobrar un 0,60 por ciento si el retorno esperado de los activos es del 1 o 2 por ciento. Por eso estamos viendo consolidación en la industria. Por eso estamos viendo la fusión de Aberdeen y Standard Life Investments, la de Pioneer y Amundi, la de Janus y Henderson... Y veremos más. La industria está combatiendo la caída de márgenes con escala. Tienen que hacerlo.

publicidad
publicidad
publicidad