Vocento 15 años 17 de Diciembre, 07:12 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mejor Gestor del Año en Renta Variable Europa según Morningstar

Así invierte el Schroder ISF Euro Equity, el mejor fondo de bolsa europea

Entre el ruido político que está moviendo las bolsas europeas, este experto encuentra oportunidades tanto en sectores defensivos como en cíclicos. La volatilidad es un gran terreno para encontrar nuevas ideas, asegura.

El tiempo - los mercados- recompensan a los inversores pacientes. Los que no se rinden con un buen fondo a la mínima mala racha. Cuando nos reunimos en Londres con Martin Skanberg, gestor del Schroder ISF Euro Equity de Schroders, su fondo cedía un 6 por ciento en el año; una mancha en un fondo que había generado un retorno del 12,75 por ciento anualizado a 5 años. Desde entonces, en noviembre de 2016, hasta ahora, mayo de 2017, el fondo se ha recuperado por completo. Logró salvar el año y sube ya un 10 por ciento en este ejercicio. Skanberg ha sido reconocido como el Mejor Gestor del Año en Renta Variable Europa por Morningstar, por lo que recuperamos la entrevista que concedió a INVERSIÓN&finanzas.com. Ya por esas fechas este gestor supo posicionarse para la vuelta a los sectores cíclicos y buscaba oportunidades en la banca europea. 

¿Cómo se diferencia el Schroder International Selection Fund Euro Equity de otros fondos de bolsa europea?

El aspecto clave es el sentido pragmático de dónde encontrar oportunidades a buen precio. Nuestro enfoque está en las acciones más que en los grandes conductores macroeconómicos. Aunque claramente el mercado está profundamente incrustado en los riesgos u oportunidades de la victoria de Donald Trump, del referéndum italiano, del «Brexit», etc. Intentamos cortar a través del ruido que supone el entorno político y centrarnos en la selección de compañías con alta convicción.

¿Cómo identifica esas oportunidades a precios interesantes?

Tenemos un proceso muy estricto mediante el cual hacemos una criba de las mid y large cap europeas que han sufrido una corrección. Es un proceso cuantitativo que nos ayuda a encontrar esas acciones baratas, por ejemplo, a nivel de ratio precio/beneficio (PER) o rendimiento de flujo de caja libre. Es una estrategia que busca el retorno a la mediana. Nos preguntamos por qué pasa por una corrección una cotizada y por qué puede que vuelva a su precio original. Eso hicimos con SAP, una compañía growth con una franquicia de calidad en software de contabilidad y gestión de cadenas de suministro que cayó fuertemente en 2013 y 2014. El mercado tenía dudas con el crecimiento y con el tiempo se vio que se había equivocado.

¿Cómo distingue las que han caído injustificadamente de los negocios malos?

Analizar lo que ha pasado es la parte fácil. Lo difícil es pensar en el futuro. ¿Por qué va a volver a subir esta acción? Es lo que me pregunto yo y mi equipo de 12 analistas sectoriales. ¿Por qué se equivoca el mercado? De ahí deriva nuestra predilección por esas historias de reestructuración corporativa. El 'poder del cambio' que llega con un nuevo equipo de gestión, con el recorte en gastos, simplificación del negocio, mejor disciplina financiera, etc. A Europa no es que le haya sobrado crecimiento, precisamente, con lo que el crecimiento de beneficios se ha mantenido plano. Por eso buscamos compañías capaces de crear su propio 'momentum' de beneficios.

¿Por qué le gusta compañías que se han visto obligadas a pasar por un proceso de reestructuración?

El cambio corporativo, por ejemplo con el recorte de costes, no solo mejorará los beneficios, también la calidad de los mismos. La simplificación del negocio también eleva el 'cash flow'. Pensar así nos ha ayudado a hacerlo muy bien en el Euro Equity a cinco y 10 años. Comprar algo que ha corregido, pero que va a mejorar genera una poderosa convicción 'bottom-up'.

¿Cómo es el día a día de la gestión?

Somos conscientes de los cambios políticos y de la situación de la renta fija, pero nuestra esencia es realmente encontrar 20 nuevas ideas para el fondo cada año, dejando escapar las que lo han hecho muy bien o las que no han cumplido con la tesis de inversión. Refrescamos nuestro modelo para encontrar nuevas ideas contrarían donde el mercado se equivoca. No somos 'value' ni 'growth', nos movemos entre ambos estilo.

Encontrar compañías de calidad a precios baratos. ¿Cómo de factible es en el mercado actual? 

La calidad hoy en día está excesivamente cara. En Europa incluso cotiza con una prima respecto a sus homólogos estadounidenses. Por eso infraponderamos ese tipo de compañías en las carteras. Encontramos mejores oportunidades en los sectores más cíclicos, incluso en los financieros. Pero hasta en sectores caros, como el de bienes de consumo, hay historias buenas de reestructuración

Cada vez más son las voces que afirman que la política ha sustituido a los bancos centrales como los motores del mercado. ¿Cómo mantiene esa mano firme con todas las elecciones en Europa que se avecinan?

Sin duda, la política impacta en la economía y en la capacidad de las compañías de generar beneficios, pero nosotros aportamos valor al entender los modelos de negocios y cómo estos pueden mejorar. Será difícil interpretar las fuerzas deflacionistas que van a llegar del «Brexit» con las inflacionistas por la victoria de Trump. Más que predecir el resultado, intentamos entender qué dicen las cotizaciones de la calidad de una compañía. Porque al final siguen su propio camino y son, en la mayor parte, determinantes de su propio destino y de la calidad de sus beneficios. Eso es más importante para los retornos.

¿Está cara o barata la bolsa europea?

Dicho lo anterior, la política ha impactado a la bolsa europea en agregado. Mirando el PER de Schiller (ajustado cíclicamente) vemos que está barato, a 14 veces el beneficio. Muy por debajo de su media histórica y de Estados Unidos. Hay evidencia de que los mercados de renta variable están baratos, especialmente cuando se tiene en cuenta algo más de inflación y algo menos de austeridad. Con eso, creemos que la bolsa de la zona euro estructuralmente está muy barata.

¿Tocará aguantar caídas si llegan más sustos políticos?

Para nosotros esa volatilidad política es un gran terreno de juego para encontrar nuevas ideas de inversión. Aunque queremos asegurarnos de tener diversificación para ganar no solo con factores específicos.

¿Dónde estáis encontrando esas oportunidades?

Del lado 'growth' nos gustan compañías de inteligencia artificial. Las grandes corporaciones están invirtiendo en infraestructura informática porque ayuda a manejar el inventario, el cash flow, etc. a tiempo real y desde un móvil. Este tipo de valores lo harán bien incluso en un entorno de subidas de tipos. También hay oportunidades «value» en sectores cíclicos, incluso en financieras. Donde vemos más riesgo es en alguno de los sectores de calidad, donde el precio descuenta la perfección y eso no se está traduciendo a los resultados empresariales. Hablo de compañías de alimentación, los 'proxy' de bonos, esos refugios en los que muchos inversores de bolsa se han escondido que ya no sirven para ese propósito.

Ve oportunidad en bancos. ¿En qué se basa esa convicción?

Son los más sensibles a movimientos extremos simplemente por su nivel de deuda, por eso en el último año hemos sido muy escépticos con las financieras. Hay buenos bancos y aseguradoras, claro, pero a nivel de índice han estado del lado perdedor en este contexto político. Seguimos esperando algo de claridad de Italia. Es un sector que tiene mucho pesimismo integrado e iremos vigilándolo de manera selectiva porque claramente la inflación está mejorando, aunque lentamente. Además, el mercado alcista de bonos gubernamentales está poco a poco llegando a su fin. Esto tiene implicaciones profundas para la asignación de activos.

¿Ve que la caída de las rentabilidades de los bonos llegue a su fin?

Será un proceso lento. El Banco Central Europeo probablemente continúe su programa de estímulos monetarios pese a las expectativas prematuras de que un 'tapering' llegue en marzo. Pero igualmente existe esa presión para normalizar los tipos de interés en un mundo que se está recuperando poco a poco de la austeridad y de la deflación.

publicidad
publicidad
publicidad