23 de Marzo, 14:07 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

Fondos ISR la promesa de rentabilidad con menor riesgo

Alicia Miguel Serrano

El desarrollo en España es lento pero firme y se abren paso en diferentes activos, con recientes desarrollos en terrenos como la deuda emergente o el high yield, e incluso en la gestión pasiva. Sus puntos fuertes: no restan rentabilidad, e incluso la form

La inversión socialmente responsable (ISR) ha dejado de ser una tendencia para ser una realidad y las cifras así lo están demostrando. Xavier Fábregas, director general de Caja de Ingenieros Gestión, se remite al último informe de Spainsif, que muestra cómo en los últimos diez años el volumen gestionado en fondos de inversión y pensiones con criterios ISR ha crecido de forma exponencial, pasando desde 80 millones de euros en activos bajo gestión en 2002, a los 169.359 millones a cierre de 2015 en España. «Esta cifra ya supone el 47 por ciento del total de la inversión colectiva. Por lo tanto, no podemos hablar de una tendencia momentánea, sino de una realidad con mucho futuro», explica. Además, si miramos hacia Europa, y según datos de Morningstar a cierre del tercer trimestre del año pasado, en 2016 casi un 10 por ciento de los flujos netos correspondían a fondos ISR, el porcentaje más alto de los últimos años.

La tendencia ha sido claramente alcista, aunque el camino aún es largo y España aún tiene mucho que avanzar si quiere ponerse a la altura de sus homólogos continentales. «El mercado de ISR en España es en cierta medida un nuevo mercado frontera si lo comparamos con otros más maduros como Francia, Holanda, los países nórdicos o Reino Unido. Sin embargo, estamos viendo mucho más interés que en el pasado», dice Jean-Philippe Desmartin, director de ISR en Edmond de Rothschild AM. En la misma línea se pronuncia Sonia Fasolo, gestora de ISR de La Financière de l'Echiquier, que habla de una «adopción tardía» en nuestro país, pero con una próxima aceleración debido al apetito de los inversores. «El apetito entre los españoles por estrategias sostenibles está creciendo en los últimos años: el acuerdo de París contra el cambio climático, los últimos escándalos de Volkswagen, así como el buen rendimiento de estos fondos están haciendo que poco a poco apuesten más por las estrategias ISR», dice Ophélie Mortier, estratega de Degroof Petercam AM. 

«Los clientes consideran óptimo poder combinar rentabilidades interesantes con políticas de responsabilidad social. Fundaciones, asociaciones y organizaciones religiosas reclaman cada vez más invertir en países y compañías que cumplen con sus principios éticos», dice Ricardo Comín desde Vontobel. Y es que hasta ahora, el apetito por este tipo de inversiones atañe sobre todo a clientes institucionales -que deben responder cada vez más respecto a la manera en que invierten y la ética empresarial que aplican-, aunque progresivamente también se irán incorporando los distribuidores, dice Isabelle Cabie, responsable global de ISR en Candriam.

Y la regulación también jugará un papel importante en ese desarrollo: «Lo lógico sería que los reguladores potencien la inclusión de estos criterios a la hora de invertir; hay un claro margen de mejora», añade Álvaro de Liniers, de Groupama AM. «Creemos que la ISR seguirá creciendo en el futuro: uno de los factores que impulsarán este crecimiento será el desarrollo legislativo», coincide Elena Armengot, del equipo de BNP Paribas IP en España. 

Menor riesgo y mayor rentabilidad

El desarrollo parece claro pero ¿qué aporta añadir fondos ISR a las carteras? A veces se habla simplemente de que no restan rentabilidad, pero otras veces los expertos van más allá y explican cómo la forma en que ayudan a mitigar los riesgos impulsa la rentabilidad. También se destacan ámbitos en los que son mejores: por ejemplo, los fondos ISR superan a los tradicionales en stock picking y timing de mercado, según dice un estudio de la Universidad de Deusto.

Entre los más optimistas, en Degroof Petercam AM señalan que las mejores compañías con estos criterios consiguen un mejor rendimiento contable y tienen acceso a los mercados a un precio más bajo, de forma que «la combinación de riesgo/retorno en el fondo es mejor, con un riesgo más bajo para un rendimiento similar. Evitar las compañías más controvertidas ayuda a evitar riesgos de cola». Asimismo, el riesgo reputacional es cada vez más importante: «No invertir en compañías controvertidas puede ayudar a los inversores, en particular si la atención se centra en ellas en un momento u otro». Sin olvidar que ofrecen la oportunidad de unirse a un movimiento de más largo plazo y responsable de las finanzas y la economía.

«Aplicar principios éticos y analizar factores ISR ahorra muchos disgustos a los inversores. Las empresas con responsabilidad social son más rentables porque están en la posición de evitar sanciones, retienen talento y tienen menos riesgo reputacional», añaden en Vontobel, de forma que estos criterios pueden hacer ganar más dinero a los inversores, «porque ante un problema, los que terminan pagando las grandes multas no son los directivos sino los accionistas». 

«Sí que se empieza a notar que en determinados casos la ISR aporta mayor rentabilidad, y que no supone en ningún momento un lastre para los resultados», dice Fábregas. Por ejemplo, la gestora Hermes lanzó un estudio en 2016 donde indicaba que la consideración de aspectos de gobierno aumenta la rentabilidad de forma significativa -en el periodo 2009-2016 las empresas del MSCI World con buen gobierno corporativo habían batido a las empresas con peor gobernanza en un promedio mensual de 30 puntos básicos-. 

Entre los que ponen el foco en el riesgo está EDRAM, que explica que, de media, los fondos de ISR se comportan en línea con los demás pero que el perfil de riesgo suele ser mejor. «Es importante para los inversores -especialmente los minoristas- adoptar un ángulo opuesto: no hay evidencias de que destruyan rentabilidad. En La Financière de l'Echiquier creemos que la ISR es simplemente una nueva manera de analizar y evaluar compañías: éstas marcarán la diferencia en términos de rentabilidad a largo plazo y, en términos de gestión del riesgo, hay una clara evidencia de que la ISR lo reduce», añade Fasolo. «La mayoría de estudios realizados muestran que la ISR es, al menos, tan eficiente desde un punto de vista de rentabilidad-riesgo como la inversión más tradicional», añaden en Groupama AM. Robeco, que aplica la ISR a sus diferentes activos de forma holística, estima que los criterios ISR no han sido suficientemente investigados, y por lo tanto ve espacio para que tengan un impacto en los rendimientos.

La oferta se dispara

En este contexto, la oferta de fondos ISR se está disparando. Actualmente, y según los registros de Spainsif, hay 152 fondos de este tipo registrados en España, muchos de gestoras internacionales y una lista que cada día es más amplia. Recientes lanzamientos incluyen por ejemplo una sicav de inversión socialmente responsable lanzada por Degroof Petercam junto con la EAFI Ética Patrimonios, DP Ética Valor Compartido Sicav, que invertirá de modo diversificado en fondos ISR registrados principalmente en Spainsif y con una política de inversión conservadora; Candriam lanzaba recientemente estrategias innovadoras en deuda emergente y deuda corporativa high yield; Pioneer Investment registraba una estrategia de renta fija corporativa con estos criterios (Ethical Euro Corporate Bond); Deutsche Bank España lanzaba el DeAWM Fixed Maturity FlexInvest ESG 2021, un fondo flexible mixto de renta variable global que cumple con estos criterios y destina anualmente parte de la comisión anual de gestión a proyectos sociales; Julius Baer creaba Temperantia, una solución ética y responsable para sus clientes; Generali Investments lanzaba un fondo de bolsa europea que aúna la idea de invertir en la temática del envejecimiento de la población con criterios ISR.... 

E incluso hay novedades en el terreno de los ETFs: Deutsche AM db X-trackers entraba en el mercado de ETFs de bonos corporativos ESG con el lanzamiento de un ETF con exposición al mercado de crédito de empresas que alcanzan ciertos requisitos de medio ambiente, sociales y de gobierno corporativo - db x-trackers II ESG EUR Corporate Bond UCITS ETF-. «Cada vez más inversores acceden a la exposición a renta fija utilizando ETFs, por lo que es importante tener exposición a bonos ISR en forma de ETF, junto a las soluciones ya existentes», decía Petra Pflaum, CIO de Inversiones Responsables en Deutsche AM. 

Algunas gestoras, como Candriam, Degroof Petercam AM, BNP Paribas IP o Deutsche AM aplican la inversión responsable también a la gestión pasiva y creen que es igualmente viable aunque otras más activas, como Mirova, tienen sus dudas. «La experiencia que tenemos con la ISR en gestión pasiva es una prueba de que también tiene sentido y aquí la cuestión es el nivel de calidad ISR que nos ponemos como objetivo y el índice a replicar», dice Cabie.

La oferta existente

Estos vehículos vienen a completar la oferta existente de las gestoras, españolas e internacionales, con fondos de este tipo en nuestro país. Entre la misma destacan los fondos de gestoras muy intensivas en ISR como Candriam, Mirova (filial de Natixis Global AM especializada en ISR), BNP Paribas IP entre las internacionales y Caja Ingenieros Gestión entre las nacionales. El fondo insignia de esta última es Fonengin ISR, un producto de renta fija mixta internacional que se gestiona de forma ética desde 2009.

Entre las foráneas Groupama AM, pionera en ISR desde hace más de 15 años, tiene a la venta en España tres fondos con vocación ISR: en renta fija, un fondo de deuda gubernamental y otro de corporativa -Groupama Etat Euro ISR y Groupama Credit Euro ISR- y Euro Capital Durable en renta variable de la zona euro. EDRAM tiene tres fondos dentro de esta categoría que invierten en Europa: Edmond de Rothschild Euro Sustainable Growth (renta variable), EdREuro Sustainable Credit (crédito) y EdR Tricolore Rendement (renta variable). Además, gracias a su compromiso con los principios PRI, desde 2010 todos sus fondos europeos han incorporado los criterios ESG y también están empezando a incluir nuestros fondos emergentes, norteamericanos y de renta variable. La Financière del Echiquier lleva una década invirtiendo en ISR, que integra en general en renta variable, en fondos como Echiquier Major y Echiquier SRI.

En BNP Paribas IP destacan fondos temáticos (Parvest Aqua, Parvest Global Environmental, Parvest SMaRT Food), Best in Class (Parvest Sustainable Bond Euro Corporate, Parvest Sustainable World Corporate) o multiactivo (BNP Paribas L1 Sustainable Active Allocation) e indican que la gestión ISR «es una de las mayores apuestas de presente y futuro de la entidad», que gestiona actualmente 25.000 millones de euros en ISR .
Vontobel AM gestiona carteras que cumplen con criterios ISR desde 2001, con fondos como el Vontobel Fund-mtx Sustainable Emerging Markets Leaders, China Leaders, Asian Leaders (sin Japón) y Sustainable Global Leaders, de bolsa global, además de mandatos segregados y fondos privados en renta fija, renta variable y carteras equilibradas.

Christopher Wigley, gestor de Mirova, explica que la gestora tiene toda su gama comprometida de esta forma; por ejemplo, en renta fija tienen tres fondos principales (Mirova Green Bond Global, Mirova Euro Sustainable Corporate Bond y Mirova Euro Sustainable Aggregate).
El rango de Candriam cubre todos los activos (deuda, renta variable, asset allocation), regiones (mundo desarrollado y emergente), empresas y deuda pública, y también aplica estos criterios a la gestión activa y pasiva. En la misma línea, Degroof Petercam AM ofrece un gran conjunto de estrategias tanto en estrategias activas y fundamentales como indexadas para los principales tipos de activos (bolsa europea y global, deuda corporativa de la zona euro...), incluyendo deuda soberana en mercados desarrollados y emergentes. «Junto a nuestra estrategia de renta variable agrícola, nos gustaría lanzar otras estrategias temáticas», dicen.

publicidad
publicidad