Vocento 15 años 11 de Diciembre, 06:40 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista a Nicolas Walewski, gestor del fondo Alken European Opportunities y socio fundador de Alken

Walewski (Alken AM): «Hay que estar alcistas con la banca europea»

Pese a la recuperación de las bolsas desde la crisis financiera, este experto no ve fin a las subidas. De hecho, defiende que ya va tocando un impulso de optimismo en los mercados del Viejo Continente.

Va siendo momento de un rally en la renta variable europea. El pesimismo de quienes han retirado su dinero de las bolsas del Viejo Continente no está justificado viendo la macro. Pese a sufrir con su posicionamiento durante el 'Brexit'-igual por adelantarse demasiado al cambio hacia cíclicos-, el Alken Fund European Opportunities amasa una rentabilidad del 11,94 por ciento anualizado a cinco años. Nicolas Walweski, socio fundador de Alken y gestor del fondo junto a Marc Festa, cuenta su estrategia para el año.

¿Cómo definiría su filosofía?

Somos 'stock pickers' (selectores de acciones), inversores a largo plazo. Buscamos compañías cuyos administradores nos parezcan buenos. Analizamos su trayectoria, sus motivaciones y sus razones. Eso es lo más importante. Después miramos la cotización, que deberá justificar un potencial de subida sustancial, así como la calidad del negocio, donde nos sintamos cómodos. Intentamos estar diversificados, pero no nos da miedo tener una cartera concentrada. Más de lo que acostumbra la media de los gestores.

¿Significa eso que estaría dispuesto a pagar más por una compañía buena?

Por supuesto. Los buenos administradores no pagan de más en adquisiciones, cumplen sus objetivos y tienen habilidad para hacerlo mejor que sus iguales. Pero uno debe comprar estas compañías sin pagar la prima que se merecen.

¿Cómo de difícil es encontrar esas compañías con descuento?

Es lo que llevo haciendo las últimas dos décadas. La clave está en reunirse con todas las compañías del mismo sector e intentar encontrar la mejor.

¿Qué lección se llevaría de 2016?

Ser paciente y confiar en sus convicciones. Es todo. Hay mucho ruido a corto plazo. Muchos nervios. Hay que confiar en tus instintos, no en las citas de los mercados. La gente entró en pánico con el 'Brexit' y era el momento perfecto para comprar. Lo dijimos. Pero hemos visto como billones de euros se han esfumado de la bolsa europea. Vendieron en el suelo absoluto.

¿En qué punto del ciclo nos encontramos ahora?

Estamos en la fase de recuperación. Muchos inversores han sido muy cautos porque aún están nerviosos por la crisis financiera de 2008, que probablemente no vuelva a ocurrir en el futuro más cercano. El mercado lleva subiendo siete años, así que temen una corrección o incluso una recesión, pero la realidad es que no hemos visto nada o casi nada de capex (inversión de capital) por parte de las empresas. Hay muy poca sobreinversión. Quizás la única que vemos ahora es en la industria del esquisto bituminoso en Estados Unidos. Fue lo que llevó a una fuerte caída del precio del crudo. En general la mayoría de los emprendedores han sido muy cautos. Ha habido mucho desapalancamiento. Ahora vemos que las compañías tienen poder de fijación de precios. El índice PPI (Producer Price Index) del segundo trimestre de 2016 fue el más alto en años y seguiremos viendo esta tendencia en la primera mitad del año. Es una señal de que hay que estar muy positivos con la renta variable. El sector inmobiliario está creciendo en toda Europa. La banca se ha desapalancado. Las condiciones son las adecuadas para ver precios más altos. Es bueno para la bolsa, pero no para los bonos.

¿Han servido de algo los estímulos monetarios en Europa?

Sí, sí. El QE ha sido útil. Hubiéramos vivido una recesión más fuerte y una recuperación más lenta sin ella. Sin duda. El otro lado de la moneda es que fuerza a menos compañías a reestructurarse, a entrar en quiebra o a incrementar su productividad. Pero creo que eso está en el pasado. Y aunque lo quieran o no los empresarios, todos deberán invertir y participar.

¿Qué sensaciones le dan las compañías que visitan? ¿Están dispuestas a comenzar a invertir?

Sí, por supuesto. Los nuevos pedidos están en auge en muchas industrias.

Hemos tenido 'Brexit', Donald Trump, el referéndum en Italia. ¿Les preocupa la inestabilidad política?

Siempre habrá riesgo político. Hay muchos países pequeños, por lo que siempre habrá algo. Pero lo que de verdad importa es la deuda privada, no la pública. Es más peligrosa. De hecho, estoy muy positivo con el panorama político europeo. Todo el mundo está demasiado melancólico. Lo vimos con el referéndum italiano el año pasado. Todo estaba ya descontado. El resultado fue el peor escenario posible y hubo un rally en la bolsa. No me preocupan las elecciones en Francia, solo pueden ir a mejor. Hemos visto mucha salida de capital de fondos de bolsa. El riesgo político está demasiado descontado. Es hora de un rally en la renta variable europea. El precio de los inmuebles está subiendo, los bancos están volviendo a prestar, las compañías se han desapalancado... Es momento de que las bolsas suban.

¿Un rally en la bolsa europea en general?

Por supuesto habrá sectores que lo harán mejor. También está la cuestión de las cotizaciones. El momentum es muy fuerte en los cíclicos y en las financieras. Habrá correcciones, fuertes, a medida que se disparen los mercados, pero serán sanas. Pero probablemente no se den ahora.

¿Quién liderará esa subida?

La banca. Son un buen indicador. El hecho de que las financieras europeas hayan comenzado a subir es extremadamente positivo. Porque Deutsche Bank probablemente estuviera al borde de la quiebra. Al fin los alemanes han reclamado a Estados Unidos que estuvieran de farol respecto a Basilea IV. Los norteamericanos nos estaban limitando con la regulación bancaria, que estaba impidiendo cualquier tipo de recuperación. Ya vemos al fin algo de claridad en el sector bancario italiano con la resolución de Monte Paschi y Unicredito. Además, no vemos mayor regulación para el sector.

Esa mejora de las cotizaciones de los bancos europeos, ¿no puede deberse a que vuelven desde mínimos? ¿No le preocupa los problemas estructurales con su negocio?

No, porque las rentabilidades de los bonos van a subir. Es algo bastante seguro. Llevan cayendo artificialmente los últimos tres años y eso ahora va a cambiar. ¿Hasta qué punto? Es difícil de decir. Hay estudios que sugieren que los bonos están un 2 por ciento por debajo de su precio real. Así que en vez de tener el bund alemán al 0,2 debería estar al 2 por ciento. Es un diferencial muy grande.

¿Hay mucha más subida más allá de esos niveles con el QE aún en marcha y apetito por retornos en la renta fija?

Creo que el QE poco a poco irá desapareciendo. Aún no hay apetito por préstamo privado, pero a medida que vaya aumentando, habrá menor necesidad de estímulos monetarios. Y el QE ha sido uno de los mayores detractores de la banca.

Pero hemos visto cómo la Reserva Federal estadounidense ha tenido tantos problemas para subir los tipos de interés. ¿Lo tendrá más fácil el Banco Central Europeo?

Hemos visto cómo los bancos americanos se han disparado en bolsa. Los Estados Unidos están en un punto más avanzado del ciclo económico. Lo mismo ocurrirá en Europa y por las mismas razones.

Será cuestión de meses, años...

Años. Dicho esto, creo que la mayoría de estos bancos (los europeos) a largo plazo, a 5-10 años vista, probablemente no sean una buena inversión. Pero hay que estar alcistas con la banca. Si no lo está ahora, no lo estará nunca.

¿Cómo selecciona aquellos bancos que sí quiere tener en cartera?

Es difícil, hay que ser sinceros. Por eso creo que el sector se ha disparado. A todos les está costando diferenciar los buenos bancos.

¿Qué otras apuestas tiene en cartera?

Sí que estoy viendo oportunidades a buen precio. Por ejemplo, el sector automovilístico está muy barato. El año pasado fue una absurdez. Había gente vaticinando el fin de la tendencia alcista de los coches. Creo que se equivocaban. El rally en las automovilísticas va a continuar. Varios valores cíclicos también están baratos. Se están beneficiando de la subida de precios en las materias primas. Por lo que ahora están volviendo a subir después de varios años a la baja. También hay oportunidades en tecnológicas y medios de comunicación.

¿Le preocupa que algún susto en los mercados provoque una huida hacia valores refugio como ya vimos el año pasado?

Ese tipo de empresas lo seguirá haciendo mal. Es bastante obvio.

¿Entonces es un buen año para estar 'risk on' en Europa? ¿De apostar por valores más 'arriesgados'?

Sí, sí. Pero como dije, no creo que ese rally se dé ahora mismo. Probablemente antes de 31 de diciembre. Claro que según los mercados se disparen, habrá correcciones. Habrá momentos en los que los inversores temerán por sus rentabilidades a corto plazo, y se dará un paso hacia atrás. Puede que sean fuertes. Pero aconsejaría no preocuparse demasiado.

No le preocupa mucho el 'Brexit'. ¿A qué se debe?

Mira Suiza. Lleva gestionando acuerdos comerciales y políticos con la Unión Europea desde sus inicios. Sector por sector. Todo es negociable. Es una cuestión de precio. Y hace falta tiempo. Lo mismo pasará con Reino Unido. Los políticos no lo quieren admitir, pero es así.

¿Qué le preocupa de los mercados ahora?

Una economía que debería preocupar ahora es la china, porque es una dictadura. Es una economía muy grande y está controlada. Es potencialmente un gran riesgo, económico y político. Será algo que vigilar, pero no será tan fácil hacerlo como la europea o la americana ya que no tenemos todas las estadísticas.

publicidad
publicidad
publicidad