Vocento 15 años 16 de Diciembre, 19:45 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Una cartera de fondos para gestionar 2017

Como ya lo exigió el mercado en 2016, las rentabilidades mínimas de los bonos obligan a repensar la estrategia en renta fija. Pero la bolsa tampoco será un camino despejado. Los expertos comparten sus propuestas en fondos de inversión para los meses venid

En los mercados, la gran pregunta que llevan vigilando los inversores es el cambio de viento en la renta fija. Los expertos llevan años anunciando el fin de la renta fija como inversión y cada año esta clase de activos vuelve a demostrar su papel en una cartera diversificada. Los bonos llegan a 2017 ligeramente alejados de sus mínimos, pero a niveles suficientemente bajos como para que a los asesores y gestores de carteras les cueste justificar una fuerte exposición a ella. «El potencial de revalorización nos lo debe dar la inversión en renta variable», afirma José María Luna, director de análisis y estrategia de inversión de Profim. «La renta fija con tal de que no nos reste y al menos dé un 1-1,5 por ciento ya la doy por buena».

En la situación actual, mercados de corto plazo, con mucha volatilidad y cambios de direcciones bruscos, Antonio Cánovas del Castillo, presidente de Altair Finance, considera que los clientes requieren de cierta flexibilidad en sus inversiones. Y por ello fondos con libertad en la exposición a los distintos vectores de rentabilidad. «Quedarse anclado a uno u otro mercado con apuestas direccionales es un riesgo en un mercado tan cambiante y con tantos factores políticos, económicos y monetarios que inciden directamente y sin tiempo a reaccionar».

Con mucha incertidumbre en el horizonte para 2017 preguntamos a los expertos por sus carteras modelo para un inversor medio. Aquel para quien el riesgo siga significando en parte perder dinero, que soporte algo de volatilidad, pero que esté dispuesto a abrocharse el cinturón con tal de encontrar oportunidades interesantes. Contestan asesores, pero este año también los dos robo-advisors operativos en España: FeelCapital e Indexa Capital.

Renta fija, sí, pero flexible

Esa flexibilidad que comentan se traduce en carteras con fondos que ofrezcan esa capa adicional de protección. Por ejemplo, Gema Martínez-Delgado, directora de gestión de carteras y fondos de fondos de Merchbanc, optaría por un sesgo hacia Europa, donde ve que la actuación del BCE puede seguir favoreciendo a los emisores europeos, pero propone jugarlo con el Candriam Bonds Credit Opportunities, un fondo flexible que puede tener posiciones cortas y con un foco especial en la gestión del riesgo (tiene un objetivo de volatilidad inferior al 5 por ciento). De esa misma gestora, pero el Candriam Bonds Euro High Yield es el que propone el algoritmo de FeelCapital, que pondera factores cuantitativos como costes, rentabilidad histórica y momentum (habilidad para acertar en caídas y subidas), explica Sergio Royuela, director de inversiones.

Tanto este como el DPAM Eur High Yield Short Term, de la gestora Degroof Petercam AM, invierten en bonos high yield (de alto rendimiento) ya que la experta de Merchbanc cree que pueden tener un buen comportamiento. La diferencia está en la manera de jugar los plazos, la primera más en la parte media de la curva y la segunda en duraciones menores, menos sensibles a los cambios de tipos de interés.

El algoritmo de Indexa Capital, que solo trabaja con fondos ligados a un índice porque, como explica Unai Asenjo, cofundador y CEO de la entidad, estudios de la media histórica revelan que los índices tienden a hacerlo mejor que la gestión activa, asignaría un 35 por ciento a bonos gubernamentales europeos a través del Vanguard-Eur Gv Bnd Idx- Inv, crédito europeo con el Vanguard Euro Inv Gr Idx-Inv y, a bonos ligados a la inflación, con el Vanguard-Euroz In Lk Ind-Inv.

Monetarios, solo para los muy, muy cautos

Luna, en cambio, es más tajante en su visión del rol más reducido que debe tener la deuda en la cartera de un perfil equilibrado. Al igual que Martínez-Delgado, apoya asignar parte del patrimonio al Carmignac Securité, un fondo de renta fija a caballo entre el corto plazo, pero de gestión muy activa. Incluso pueden ponerse cortos o estar vendidos en algún tramo de la curva de tipos en Estados Unidos y Alemania. «Vendría a ser la 'liquidez' de la cartera», explica el experto de Profim. En años anteriores hubiera propuesto monetarios, pero ante los tipos tan bajos, estos se reservan a inversores con una aversión total al riesgo.

Él daría un 10 por ciento también al Renta 4 Valor Relativo, un «todo terreno muy necesario» en el escenario para 2017 ya que, defiende, si hay un mercado que puede seguir generando volatilidad en el corto/medio plazo será el de deuda. Este fondo, además, está dirigido por «uno de los mejores gestores» en esta categoría.

Aún más bolsa este año

No significa que si vuelve la tendencia positiva a la deuda el inversor se la pierda. Porque por eso abogan los expertos, por tener algo en fondos mixtos con sesgo a bolsa. El mercado español está a niveles atractivos, pero un perfil medio deberá controlar la volatilidad con mixtos flexibles, como el Gesconsult León Valores, con capacidad para alejarse del Ibex-35. En FeelCapital le darían un 9 por ciento a este nicho, pero a través del Fidentiis Todersillas SICAV Iberia de Fidentiis Gestión.

Para un perfil medio, que puede y debe asumir algo de bolsa, un enfoque internacional es una opción interesante ya que se delega en el gestor la asignación geográfica según el momento de mercado. Aún así, una apuesta grande este año vuelve a ser la bolsa europea. Sí, la «eterna bella del baile», reconocen los expertos. Sigue siendo el nicho más interesante por su potencial de revalorización, aunque habrá que ser selectivos para captar las mejores oportunidades. Por ejemplo, las del sector financiero, de energía e industrial que ve Merchbanc, con el Invesco Pan European Equity, o los valores de estilo «value», con el Templeton Euroland Equity. Aunque en este punto sí difieren los roboadvisors. Solo el de Indexa Capital entraría en bolsa europea y con solo un 7 por ciento en el Pictet-Europe Index-I Eur.

Y aunque los mercados emergentes tampoco se ganan un hueco en las carteras propuestas para el arranque de año, salvo el 4 por ciento que le daría Indexa Capital, la bolsa estadounidense no queda desterrada. Pero con Wall Street en máximos históricos, habrá que buscar a un gestor agnóstico al S&P 500, y tanto Luna, de Profim, como FeelCapital lo encuentran en Ángel Agudo y el Fidelity Funds America Fund.

publicidad
publicidad
publicidad