28 de Enero, 23:42 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

fondos

¿Qué fondos se venderán en 2017?

Alicia Miguel Serrano

Las gestoras deben encontrar productos de valor añadido a precios atractivos para hacer frente a la competencia, dicen los expertos. De cara a los próximos meses, las nacionales siguen apostando por algo más de riesgo, con el foco puesto en fondos mixtos

El patrimonio de la inversión colectiva en España (fondos de inversión, sicavs y fondos de pensiones comercializados en España) ha alcanzado la cifra de 500.000 millones de euros, y viene sumando partícipes e inversores en los últimos años, de forma que actualmente solo los ahorradores en fondos de inversión acaban de superar los 8 millones -una cota perdida en enero de 2008-, según los últimos datos de Inverco sobre la industria, correspondientes al cierre de septiembre. En concreto 8.025.722 partícipes. Un entorno propicio en el que siguen surgiendo nuevos proyectos empresariales ligados a la gestión de activos.

El negocio va bien pero los retos siguen en el horizonte, empezando por que la industria sea capaz de dar respuestas a los inversores conservadores, con productos que respondan a sus necesidades en un entorno con tipos muy bajos y volatilidad en la renta variable, y siguiendo por la urgencia de mejorar el conocimiento sobre los productos financieros, teniendo en cuenta que el 60 por ciento de los españoles desconoce las ventajas fiscales de los fondos frente a los depósitos o la inversión directa, según una reciente encuesta del Observatorio Inverco.

Para Rodrigo Díaz, socio responsable del área de Investment Management de Deloitte, un reto más que afrontan las gestoras es el crecimiento de la competencia, tanto de la gestión pasiva como de los nuevos actores en el mercado que, apoyados en la tecnología, «van a distribuir de forma más eficiente, y con comisiones más bajas, ofreciendo productos de menos valor añadido». De ahí la necesidad de que las gestoras encuentren productos de valor añadido a costes atractivos, explica. El último reto es que las entidades sean capaces de hacer frente a las demandas de información de supervisores, distribuidores, partícipes... de forma que se hace necesario aumentar las capacidades de análisis, la velocidad de procesamiento de la información y de almacenamiento, así como la digitalización. 

«Si los retos se resuelven de forma positiva, lograremos dos cosas: reducir el gap de ahorro a largo plazo, que asciende a 190.000 millones de euros según un reciente informe de Aviva, y diversificar el ahorro, minimizando el peso de la inversión inmobiliaria en España, que ahora recupera atractivo», explicaba Díaz en el marco del VIII Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, celebrado recientemente en Madrid y en el que las principales gestoras nacionales e internacionales explicaron sus propuestas para los próximos meses y de cara a un 2017 que se presenta complicado.
mixtos y perfilados: la propuesta estrella

Aunque los partícipes españoles en fondos están volviendo a productos conservadores, debido a las dudas y a la volatilidad, las gestoras nacionales siguen apostando por algo más de riesgo, con el foco puesto en fondos mixtos y perfilados, y con mayor peso en bolsa. Sin embargo, no renuncian a los garantizados, pero solo de forma puntual, con límites en el horizonte temporal y reconociendo que esta fórmula tiene fecha de caducidad y llegará un momento en el que su gestación será inviable con los tipos en los actuales niveles.

Así, en un entorno en el que los inversores tendrán que aumentar sus apuestas de riesgo si quieren obtener retornos, los perfilados son la apuesta de CaixaBank Asset Management: «Los productos de asset allocation son los que más atractivos resultan porque ofrecen mayores posibilidades de inversión en distintos activos y esa diversificación genera en torno a un 90 por ciento de los retornos», dice Guillermo Hermida, CIO de la mayor gestora española. 

En esta línea está también Bankia Fondos, donde la apuesta no es nueva pero sí tiene un nuevo enfoque que permite captar las oportunidades allá donde estén pero también preservar el capital: «La última vuelta de tuerca en los perfilados ha sido una gestión más activa y global y el uso de coberturas para preservar el capital, y ofrecer esos vehículos también a inversores conservadores», explica Rocío Eguiraun, consejera delegada de Bankia Fondos.

Miguel Artola, director general de Bankinter Gestión, coincide en la necesidad de asumir más riesgo (también en renta variable) y en la apuesta de perfilados, aunque reconoce que en estos productos «la inversión ha de considerarse a largo plazo».

También desde BBVA Asset Management se habla de perfilados como una propuesta para los ahorradores con un objetivo más de largo plazo e incluso de inversión, pero no para todos los clientes. Porque la clave es buscar soluciones para cumplir los objetivos de ahorro de cada uno y para ello la gestora los divide en cuatro bloques: los clientes que buscan tener ahorros para imprevistos -para los que funcionarán fondos conservadores como los de objetivo de rentabilidad y fondos de renta fija diversificada y global-; clientes con ahorro finalista, para los que encajan los fondos por objetivos (target funds); clientes que quieren rentas, donde hay un gran nicho para los fondos de reparto; y clientes que quieren invertir a largo plazo, para los que recomienda una gestión activa a través de fondos multiactivo y carteras de gestión discrecional, explica Luis Megías, consejero delegado de BBVA AM. 

En línea con el resto de entidades, en Santander AM España apoyan una transición hacia el riesgo, incorporando más renta variable a las carteras, y apoyándose en la perfilación. Lázaro de Lázaro, consejero delegado, explica que «el reto de las IICs es adaptar las políticas a las necesidades crecientes de asunción de riesgo por inversores que en el pasado no lo asumían». 

«Las gestoras debemos ser proveedoras de soluciones para esta incorporación progresiva de riesgo en las carteras, apoyándonos en la perfilación y en productos como los garantizados y estructurados», pero matizando que, en estos últimos fondos, hay que poner un límite a la extensión de plazos, porque «no se trata de crear inversiones perpetuas» (ver apoyo).

Sin empujar al riesgo

La propuesta de las gestoras internacionales se diferencia ligeramente de las nacionales: no buscan empujar al cliente conservador a asumir más riesgo sino darle asesoramiento financiero y un buen servicio, explicándole la situación actual. Y dejan las propuestas más sofisticadas para los inversores institucionales.

«Preguntarse qué va a pasar con el inversor conservador es como preguntarse qué pasará con la industria en España, pues el 80 por ciento del patrimonio gestionado en fondos está en sus manos. Hemos de tener humildad para aceptar que necesitamos reinventarnos. La asignación de activos tradicional está muerta, no es aplicable en los próximos tres años y debemos ser generadores de ideas y soluciones», decía Gonzalo Rengifo, director general de Pictet Asset Management. Porque, según un estudio de la firma, en los próximos cinco años las rentabilidades esperadas en el mejor de los escenarios serán del 2-3 por ciento, o menores. 

En la gestora descartan incrementar el riesgo en las carteras cuando el perfil no lo aconseja, pues algunos inversores solo quieren preservar capital. «No vamos a desarrollar una política de incorporar más activos de riesgo para obtener más retornos. Hay que explicar al cliente el ciclo y la necesidad de una cartera diversificada, pero no le animaremos a dar un paso adelante en términos de riesgo», defendió también Luciano Díez-Canedo, presidente de UBS Gestión.

Por eso, para este cliente apuestan más bien por soluciones en el ámbito del retorno absoluto o productos mixtos y perfilados, pero de forma muy cauta. «El espacio para un cliente conservador es muy limitado, pues incluso invertir en renta fija con duración puede llevarle a tener una mala experiencia. Hay que hacer hincapié en la perfilación», decía Mariano Arenillas, Head de Global Client Group para Iberia en Deutsche Asset Management.

Las apuestas más sofisticadas

Además de esos fondos mixtos y perfilados, y nuevas propuestas en el ámbito del retorno absoluto, que pueden ser aptos para perfiles de inversión conservadores, las gestoras internacionales también hablan de nuevos activos -préstamos, hipotecas en EE.UU...-, apuestas por temáticas como la ISR u oportunidades en activos alternativos, si bien dejan claro que solamente serían para los clientes que puedan asumir los riesgos que conllevan.
Así, los activos alternativos son unas de las ideas para el próximo año: infraestructuras, real estate o private equity pueden ofrecer oportunidades si el perfil de riesgo y el plazo de inversión lo permiten, según Deutsche AM. También UBS Gestión habla de estructurados, o alternativos como el private equity o los hedge funds.

Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas Investment Partners, opta por nuevas soluciones: «En un entorno de volatilidad fuerte, en nuestra estrategia de gestión buscamos una asignación por volatilidades, tanto en productos mixtos como puros. También apostamos por nuevas historias -por ejemplo, en renta fija, apostamos por diversificar más y buscar rentabilidades en otros mercados como el hipotecario en EE.UU. o temas de préstamos-; y productos con inversión responsable».

publicidad
publicidad