Vocento 15 años 22 de Octubre, 03:04 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

«Brexit», su prueba del algodón

¿Sobreviven los fondos 'market neutral' a los desplomes del mercado?

Estas estrategias prometían descorrelacionar del mercado y despreocuparse de las caídas combinando cortos y largos ¿Cumplen? Pocas.

En tiempos de pánico poco pueden hacer los fondos tradicionales de «largos» para protegerse más que intentar retirarse a tiempo hacia la liquidez. Para proteger a los inversores en un año marcado por las citas con la incertidumbre las propuestas estrellas de las gestoras este año han sido los fondos 'market neutral', que prometen descorrelacionar de los mercados. ¿Cumplen? De entrada, no se están comportando extremadamente bien, reconoce Fernando Luque, de Morningstar. Los 97 fondos 'market neutral' denominados en euro han perdido de media un 1,2 por ciento en el mes de junio. «Es bastante para un market neutral», apunta, y más teniendo en cuenta que la media del año es del 2,9 por ciento en positivo. Pero peor lo han hecho los long/short de bolsa y, en general, las estrategias alternativas -a excepción de los de volatilidad y futuros sistemáticos-, que se 'venden' como perfectos para momentos de pánico en la bolsa.
Sobre el papel es fácil contar una estrategia de protección con largos y cortos, pero en la práctica es muy difícil de gestionar. Extrañamente, cuando los mercados suben son capaces de captar esos retornos, pero no lo logran cuando se desploman. Es la crítica que se les ha hecho siempre. Ya se ha visto en anteriores crisis de mercados, como en 2008. Ese año fue el test de estrés para este tipo de estrategias, pero de esos tiempos sobreviven pocos fondos. Para el experto, su rendimiento ha sido un poco decepcionante. «Probablemente los fondos de renta fija hayan sido mejores diversificadores», señala. Pese a ello, no llamaría a tener una imagen completamente negativa de los alternativos.
PROPUESTAS
Así, dentro de la categoría de 'market neutral', Carlos Farrás, de DPM Finanzas, valoraría positivamente el Old Mutual Global Equity Abs. Return A Eur Hedged Acc., un fondo que busca retornos positivos a 12 meses en cualquier circunstancia. Su volatilidad se ha mantenido en el entorno del 4 por ciento -frente al 15 de las bolsas mundiales- con un estilo de gestión activo y flexible. En las dos primeras sesiones desde el anuncio del «Brexit» ha bajado un 0,81 por ciento, por lo que ha demostrado frenar las caídas.
Pero también encuentra propuestas que han logrado incluso ganar. Aunque no es específicamente 'market neutral' el BlackRock European Abs. Return Fund A2 Eur, un fondo long/short de bolsa europea, ha subido un 0,59 por ciento en ese mismo periodo. Y mejor aún se ha comportado el Nordea-1 Stable Equity Long/short, que con una estrategia de largos y cortos global subió un 2,48 por ciento en las dos peores sesiones en tiempo. Incluso en estrategias más sectoriales. El F&C Real Estate Equity Long/short Class A Euro Acc. busca retornos positivos poniéndose largos y cortos en reits (socimis) europeos. Subió un 0,27 por ciento en las dos sesiones de viernes y lunes.
Así se han movido
Como se aprecia en la tabla, hay fondos 'market neutral' que sí lograron, al menos, mitigar las caídas. Hay incluso algunos que el día «B» cumplieron con su función protectora. Es el caso del Pictet Total Return Agora. Su rentabilidad en euros desde el día antes del «Brexit» hasta el día después fue del -0,01 por ciento. Toda una hazaña para uno de los viernes más negros en las bolsas. El fondo, de la gestora Pictet AWM, es un long/short 'market neutral' centrado en empresas europeas de gran y mediana capitalización que se benefician o son víctimas de cambios en sus estructuras corporativas o entornos operativos. Pese a ello, no es inmune al pánico. «El ruido respecto al «Brexit» ha dominado hasta el referéndum», reconoce Elif Aktug, gestora del fondo. Con las encuestas a favor del «permanecer», su exposición bruta había fluctuado entre el 150-165 por ciento, con una exposición neta del 6-14 por ciento. Incluso aumentaron algunas posiciones en bolsa. Pero a medida que se acercaba la votación, prefirieron reducir la cartera bruta al 150 por ciento. «Nos centramos en cubrir los valores nacionales y exportadores de Reino Unido, pues el juego de probabilidades era demasiado estrecho y con un 'sí' era previsible que hubiera más salidas en renta variable», explica.
En Natixis Global AM, además del 'market neutral' DNCA Miuri, también han apostado por estrategias 'min Var', de mínima varianza, para descorrelacionarse de las condiciones actuales del mercado. Con el riesgo del «Brexit» ya materializado, los inversores están entrando en una fase de grandes incertidumbres políticas, y con ello una mayor correlación entre activos. Los primeros coletazos los pudimos ver el propio viernes negro. «En ese entorno, las fortalezas del Seeyond Europe Min Variance están claras», defiende Nicolas Just, responsable del equipo de estrategias Smart Beta en Seeyond, gestora de Natixis AM. Aunque no lograron esquivar por completo las caídas, sí absorbieron parte del «shock» del viernes: su índice de referencia se dejó ese día un 6,84 por ciento frente al 3,31 que perdió el fondo en esa sesión. Con la minimización de la volatilidad y la diversificación como núcleo, el fondo se había preparado para cualquier acontecimiento estando infraexpuesto al sector bancario y solo un 15 por ciento de la cartera en valores de Reino Unido (frente al 30 por ciento del índice). En el año (a mayo) el fondo se deja un 1,7 por ciento. Algo que para muchos no sería suficiente, y mas teniendo en cuenta que hay fondos de renta fija de grado de inversión que están dando retornos cercanos al 3 por ciento.
hay estrategias que ganan
No por ello habría que tirar la toalla con las estrategias alternativas. «Se puede comprar el pánico en las bolsas», afirma Raúl Fernández, director de distribución de Amundi Iberia. Entre la gama de Amundi encontramos uno de los pocos fondos que habrán celebrado la victoria del «Brexit». El Amundi Funds Absolute Volatility Euro Equities busca ganar con un mercado cada vez más volátil. Partiendo de la premisa de que es un «activo» que siempre revierte a la mediana -a diferencia de la renta variable, que tiende a subir-, compran y venden opciones y generan rentabilidad con la prima resultante. Cuando la bolsa está optimista, «compran» la volatilidad implícita de la bolsa a un año y la venden cuando vuelve el pánico y los inversores buscan protección. Sobre el papel suena bien, pero ¿funciona? Sí, del miércoles 22 al lunes 27 subió un 3,9 por ciento y en lo que va de año se sitúa por encima del 4,8 por ciento de rentabilidad.

publicidad
publicidad
publicidad