Vocento 15 años 13 de Diciembre, 12:11 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Plan de contingencia

Fondos: ¿qué hacer con la cartera los próximos 6 meses?

Los expertos desvelan las mejores estrategias para hacer frente en los próximos seis meses a unos mercados turbulentos

Si ya el nefasto arranque de año sentó como un sartenazo, los próximos seis meses no prometen ser más fáciles. Aunque ya han pasado las dos citas clave -el «Brexit» y las elecciones españolas-, los resultados dejan a unos mercados inmersos en incertidumbre y falta de visibilidad. «O sea, que continuaremos con un mercado 'rompepiernas'», afirma José María Luna, de Profim. Así, para este experto, los pilares sobre los que se debe sostener la estrategia de inversión de un ahorrador para los próximos meses deberían ser: prudencia, contar con cierta protección, flexibilidad vía fondos mixtos en manos de gestores con talento y Bolsa, sí, pero en compañías de calidad.

El mensaje de entrada es claro: no se ponga nervioso. «Los mercados tienden a sobrerreaccionar», recuerda Raúl Fernández, director de distribución de Amundi Iberia. En estos momentos, los precios de los activos se desconectan de la realidad económica. «No estamos viviendo el 'Lehman Brothers' de Europa», tranquiliza Antonio Salido, director de marketing y comunicación de Fidelity en Iberia. Leonardo Fernández, director del canal intermediario de Schroders, incluso se aventuraría a defender que lo peor ya ha quedado atrás.

Así, la estrategia que proponen las gestoras parte de la cautela, pero también de ser racionales para captar las oportunidades. Para esta segunda mitad de año, la renta fija vuelve a cobrar sentido en las carteras, incluso de los más arriesgados. Alejandro Carrasco, de Conecta Capital, propone para un ahorrador moderado tener un 45% en estos activos, repartidos entre un 5% en bonos corporativos, un 15 en gubernamentales, un 15 en crédito de países de la OCDE y un 10 en emergentes. En similar línea apostaría Leonardo Fernández. Más concretamente, ve valor en crédito global, ya que está dando rentabilidades del 2,5% en el segmento de alta calidad crediticia. En el Schroder ISF Global Corporate Bond Fund gestionan estos activos con flexibilidad ya que pueden incluso tener un 20% en deuda high yield. También coincide en la propuesta de renta fija emergente, ya que las divisas de estos países han sido fuertemente castigadas. Algunas incluso acumulan una devaluación del 50%. Pero habrá que moverse con cuidado. Por eso, desde Schroders, en el Schroder ISF EM Debt Abs. Return, entran con una estrategia de retorno absoluto.

Es una de las tres vías que propone Fidelity. Sobre todo para aquellos que prefieran esperar aún un poco más y opten de momento por aparcar el dinero. Para tener margen de actuación, apostarían por fondos de corta duración, como el Fidelity Funds - Euro Short Term Bond Fund. Hay que tener claro que no se ganará mucho así, pero al menos aleja de las pérdidas fuertes.

Para descorrelacionar

En Amundi seguirían manteniéndose con un pie sobre el freno y buscarían activos que descorrelacionen del mercado. «El dólar es un activo donde claramente habría que estar», afirma Raúl Fernández. Una apuesta para la parte más liquida de la cartera podría ser colocarlo en monetarios en esta divisa para aprovechar la apreciación. También como refugio está el oro, que este año ha demostrado ser no solo un buen protector del patrimonio sino capaz de rascar rentabilidades interesantes. Si no es comprando directamente la materia prima, se podría optar por las mineras, que actúan como un 'proxy'. Pero para verdaderamente ganar con la tormenta que seguirá nublando proponen el Amundi Funds Absolute Volatility Euro Equities. «La volatilidad o la sufres o te aprovechas de ella», remarca. Y ese fondo logra hacer precisamente eso: 'comprar' el miedo. Partiendo de la premisa de que la volatilidad es un «activo» que siempre revierte a la mediana -a diferencia de la renta variable, que tiende a subir-, compran y venden opciones y generan rentabilidad con la prima resultante. Cuando la bolsa está optimista, «compran» la volatilidad implícita de la bolsa a un año y la venden cuando vuelve el pánico y los inversores buscan protección. Y funciona: del jueves 24 al viernes 25 subió un 3,9 por ciento y en lo que va de año se sitúa por encima del 6 por ciento de rentabilidad. Y para combinar las tres estrategias: el First Eagle Amundi International Fund.

Un primer paso en Bolsa

¿Se puede ir pensando en Bolsa? Sí, pero con matices. Carrasco propone para un moderado un 32,5% en renta variable de la OCDE, combinado con un 10% en mixtos y un 2,5% en inmobiliarios. Esa primera sumergida en Fidelity lo harían con un retorno absoluto o un multiactivo, como el Fidelity Funds Global Multi Asset Tactical para los más defensivos o el FF - Global Dividend. Porque con un fondo global «no te la juegas» y si ya se le añade las rentabilidades jugosas de los dividendos, mejor.

Para aprovechar esos precios atractivos que señala Luna, Schroders optaría por permanecer en la Bolsa de la zona euro para dejar atrás el riesgo de Reino Unido. El Schroder ISF Euro Equity lo ha hecho bastante bien en estos últimos años, logrando batir a su índice de referencia con soltura. También se podrían encontrar oportunidades en la Bolsa americana, propone, pero en las small y mid caps. Con el Schroder ISF Small & Mid Cap logran encontrar aquellas que lo harán mejor que las 'blue chips' y que ganarán con el repunte del consumo. Y para capear el temporal, una estrategia de largos y cortos como lo hace el ISF European Equity Absolute Return.

publicidad
publicidad
publicidad