Vocento 15 años 21 de Octubre, 01:29 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista a François Badelon, fundador y presidente de Amiral y co-gestor de los fondos Sextant

El gurú del "value" que apostó por la bolsa de Vietnam

En su ADN está la pasión por la bolsa. Por encontrar valores que puedan entender a precios injustos. Fiel seguidor de la filosofía «value», el fundador de la boutique francesa afirma estar optimista con los mercados.

Para buscar el «value», François Badelon, fundador y presidente de Amiral y co-gestor de los fondos Sextant, no teme salirse de las fronteras. Lo ha encontrado en bolsas tan castigadas como la de Vietnam o Brasil. Tener una fuerte convicción por apuestas fuera del radar de los analistas es la clave de las altas rentabilidades de esta firma.

¿Cómo define el ADN de Amiral Gestion?

La pasión por la bolsa. Por invertir en empresas y emprendedores. Intentar encontrar la mejor filosofía de inversión. Con él, tener el mejor equipo. Para lograrlo hay que trabajar cada día. Si tiene un proceso de inversión malo, como trabajar con una política de control de rendimiento mensual, no podrá tomar riesgo. No podrá alejarse del índice. Y si no tienes derecho a hacerlo, no lo podrás hacer mejor.

¿Cuál es la filosofía de inversión?

No hemos inventado nada. Nos inspiramos en los mejores. Para nuestra filosofía de inversión, miramos hacia Warren Buffet. Para el proceso de decisión, nos fijamos en Capital Research. Y para formar el mejor grupo, les cuidamos para que crezcan profesionalmente con nosotros.

¿Qué debe tener un valor para que entre en las carteras?

Quizás la originalidad está en que no tenemos barreras. Estamos preparados para invertir en cualquier país, en cualquier tamaño. Citando a Buffet, intentamos invertir en cosas que podamos entender. Que seamos capaces de asignarle un valor mínimo y, por supuesto, una administración honesta, que tenga un modelo de negocio difícil de replicar por la competencia y, por lo tanto que ofrezca visibilidad. Y, al final, que el precio sea atractivo. Una parte muy importante es cómo el CEO gestiona el capital: podrá pagar dividendos, recomprar acciones, invertir en el negocio, comprar otra empresa o sacar un nuevo producto. Y todo esto provoca una diferencia enorme.

¿Qué efectos tienen la actuación de los bancos centrales en el mercado?

Hace que las empresas estén más caras. Porque si el rendimiento de los bonos es de cero, los inversores no tienen más remedio que comprar acciones. Pero también da miedo a futuro. Si los tipos de interés están tan bajos es porque no pueden pagar más. Es casi una forma de quiebra. Intereses negativos, no son algo normal. No consigo entenderlo. ¿Das tu dinero al banco y te cobran por ello? No se puede entender. Es imposible, pero ocurre. Y no me gusta cuando no entiendo lo que pasa. Algún día, habrá una crisis importante por ella. Mañana, en cinco años, no lo sé. Lo único que sé es que, en teoría, si los tipos de interés están a cero, el potencial de la bolsa es infinito.

Pero hasta el momento la tendencia ha sido principalmente bajista en la renta variable ¿A qué se debe?

Porque todo el mundo tiene miedo. Y mejor. No quiero ver la bolsa dispararse al cielo. Porque si no, no harían falta buenos gestores. Bastaría con comprar una acción y ver cómo se revaloriza al día siguiente.

Pero, ¿y si el miedo no desaparece?

Todo y nada cambia a la vez. No puedo decirte qué pasará en el corto plazo, pero a largo plazo, todos los miedos se olvidan. El mundo siempre mejora. Hemos superado crisis, epidemias, guerras. Estoy bastante optimista.

¿Se puede aplicar el 'value' a la renta fija?

Por supuesto. Lo bueno es que no hay muchos haciéndolo. Cuesta más trabajo, es más técnico. Y es más difícil porque hay que tener más conocimiento de derecho, porque al final, un bono lo que es es un contrato. Pero tiene la ventaja de que sabes tu retorno a vencimiento.

Os ha ido muy bien en el universo de pequeñas y medianas compañías francesas. ¿Cuándo os planteasteis expandiros hacia otros mercados?

Desde 2003 miramos en distintos mercados. Fue el año que fui de vacaciones a Vietnam y descubrí una bolsa que estaba destrozada y muy barata. Y en 2005 decidimos entrar en Google. No me gustar tener una ideología cerrada. Entiendo que sea más fácil invertir en Francia porque es nuestro mercado local. Pero, ¿qué pasa si encuentro una idea maravillosa en Italia? ¿No entraría solo porque dije que mi fondo era de bolsa francesa? Estoy aquí para ganar dinero para mí y para mis clientes, no para comprar solo acciones francesas.

¿En qué otras bolsas veis oportunidad?

Encontramos valores interesantes en Francia, Inglaterra y Australia. En Hong Kong hay muchísimas oportunidades. Aquí el 60 por ciento de las compañías no están seguidos por ningún analista. También han surgido en Brasil a raíz de la crisis.

¿No hay riesgo de que, al ser acciones poco seguidas, no lleguen a su precio justo?

Es un riesgo a corto plazo. Pero no olvidemos que Eugene Fama ganó el Premio Nobel de Economía por explicar cómo los mercados son eficientes. Si así es, una empresa no permanecerá para siempre sin interés de nadie. Por una razón muy simple. Si lo compras porque es una compañía interesante significa que va a crecer y, algún día, cuando sea suficientemente grande, o pague dividendos, o sea objeto de compra, atraerá la atención de los analistas. Si tienes tiempo, es imposible que una empresa se quede barata infinitamente. De lo contrario, te habrás equivocado.

publicidad
publicidad
publicidad