25 de Enero, 02:17 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Qué lecciones debe llevarse el inversor de 2015? ¿Con qué mirada debe planear su estrategia de inversión para 2016?

Sasha Evers, director general para Iberia de BNY Mellon IM

El próximo ejercicio, paciencia. Priorice la calidad

El 2015 ha sido un año que se ha caracterizado por la volatilidad y donde todos los focos se han posado, una vez más, en los bancos centrales. La fortaleza del dólar tiene su origen, principalmente, en los caminos dispares que han tomado las políticas monetarias de EE.UU. y de la zona Euro. Los mercados emergentes padecieron los efectos negativos de la caída de precios de las materias primas y de las energías y del endurecimiento de la política monetaria estadounidense.

En nuestra opinión, el escenario financiero para el ejercicio 2016 se presenta complicado. Es probable que la deuda y la renta variable de los mercados emergentes terminen por acaparar las oportunidades de revalorización a largo plazo, pero las dificultades a corto plazo (tal y como se mencionó con anterioridad) continúan siendo importantes. Es aconsejable aprovechar cualquier corrección de mercado en los mercados emergentes para aumentar de forma gradual y selectiva la exposición a la deuda y a la renta variable de esta parte del mundo. Para ello habrá que considerar cada país en concreto, dando prioridad a la exposición en países como la India y México, que han estado más enfocados en reformas estructurales.

En el nuevo año, los inversores deberán prestar especial atención al perfil de liquidez de sus inversiones, particularmente en lo que se refiere a los títulos de crédito de renta fija. Llevamos ya algún tiempo señalando posibles problemas de liquidez en el mercado de high yield y el reciente fracaso de varios fondos hedge de crédito podría ser un aviso para los inversores.

El aumento de los diferenciales en el mercado de high yield tienen su reflejo en un potencial aumento de la morosidad de este segmento del mercado, pero también refleja un aumento en los riesgos de liquidez asociados.

Una estrategia para 2016

La flexibilización cuantitativa del mundo desarrollado ha tenido el efecto de inflar los precios de muchas clases de activos y ha traído al presente los retornos futuros. Los inversores deben estar preparados para hacer frente a la volatilidad del mercado y para adoptar una postura activa en su estrategia de inversión.

Las correcciones en las valoraciones de los activos pueden presentar oportunidades de compra de valores a precios más razonables. Por eso, aconsejamos paciencia. Para 2016 damos más prioridad a la calidad a la hora de seleccionar valores. Así, preferimos la exposición a sectores no cíclicos de la economía, particularmente a multinacionales con un elevado flujo de caja y beneficios diversificados que centren sus esfuerzos en generar dividendos atractivos para sus inversores.

- Sasha Evers, director general para Iberia de BNY Mellon IM

publicidad
publicidad