Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fondos vs depósitos

Fondos que darán "guerra" a los depósitos

Quién no conoce a alguien que, en estas últimas semanas, incluso meses, esté buscando una alternativa para el dinero que tiene en su depósito bancario y que está próximo a su vencimiento? Acostumbrados, durante años, a obtener, sin apenas asumir riesgo, una rentabilidad del 4-5% anual, son muchas las dudas que hoy se plantean miles de pequeños ahorradores, que ven como, al acudir a su sucursal bancaria, el reclamo del «pasivo» (tras la reciente recomendación del Banco de España) ya no es tan atractivo.

¿Hacia dónde muevo ahora mi dinero? ¿Estaré asumiendo el mismo riesgo con otro tipo de producto? Las dudas son lógicas; el miedo también. Un miedo que, sin embargo, no nos debería paralizar si no queremos que nuestro patrimonio acabe siendo devorado por la inflación que, a cierre de marzo, se sitúa en el 2,4%. 

Lo cierto es que ya se está observando movimiento de dinero hacia otros productos, sobre todo hacia los fondos de inversión. 5.868 millones de euros más de patrimonio en el primer trimestre del año, lo dicen todo. «Creemos que son buenas noticias, no sólo para la industria de los fondos, sino para los inversores, ya que, a largo plazo, su situación de riesgo y rendimiento va a ser mejor si elige un buen fondo frente a un depósito», señala Javier Sáenz de Cenzano, director de análisis de fondos de Morningstar Spain. La gran noticia, según Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis, es que, además, "no es necesario adoptar riesgo a la hora de cambiar de depósitos a fondos", ya que existen muchas alternativas interesantes dentro de la gama más conservadora y de retorno absoluto.

Este trasvase de depósito a fondo se espera sea más palpable a medida que vayan llegando a vencimiento los depósitos contratados en los meses anteriores y los inversores se encuentren en la tesitura de renovar a los nuevos tipos o contratar otro tipo de producto. Y es que, como añade, Enrique Borrajeros, director de desarrollo de negocio de Abante Asesores, "el depósito no es un vehículo óptimo para canalizar el ahorro a medio y largo plazo", ya que, a la larga, la inflación y los impuestos acaban «comiéndose» parte de la rentabilidad. Hablamos de 2 productos que deberían cumplir funciones diferentes, y/o complementarias, en el patrimonio de un ahorrador/inversor. Hablamos también de un escenario en el que, desafortunadamente, la mayoría de las entidades financieras han utilizado el fondo como un producto subsidiario del depósito. 

Para José María Luna, director de análisis y estrategia de PROFIM Asesores Patrimoniales EAFI, existe un componente importante a la hora de analizar toda esta situación: «La falta de información y de asesoramiento en la que se encuentran muchos españoles a la hora de invertir su patrimonio en fondos de inversión». Pese a todo, la rebaja de rentabilidad de los depósitos, unido a las turbulencias vividas en Europa (por ejemplo, lo sucedido en Chipre), ha hecho que muchos ahorradores e inversores muestren ahora un mayor interés por los fondos. Antonio Salido, director de marketing y comunicación de Fidelity para España y Portugal, nos recuerda las múltiples ventajas del fondo: "una gestión profesional, diversificación, seguridad jurídica y regulatoria, fiscalidad, etc".

Qué elegir

Ahora bien: a la hora de buscar alternativas, lo primero que habría que hacer es analizar los motivos por los que uno entró en depósitos. ¿Ahorro, inversión o retiro? Si fue por el segundo y/o tercer caso, parece evidente que algo ha fallado. Por otro lado, será importante definir el perfil de cada inversor, el cual dependerá, como dice Salido, "de los objetivos vitales de cada persona, el plazo en el que se necesitará el dinero, la cantidad a invertir, el riesgo que está dispuesto a asumir, etc". Estas serían algunas de las alternativas a los depóstiso, vía fondos:

Fondos que aprovechan el efecto «depósito». En la parte más conservadora tenemos, por ejemplo, fondos que invierten una parte importante de su cartera en depósitos. «En estos momentos, hay productos de estas características que ofrecen una rentabilidad (TIR) a un año en torno al 3%, después de comisiones de gestión y depósito», señala José María Luna. Hay que tener en cuenta que la limitación impuesta por el Banco de España no afecta a los inversores institucionales, con más margen para negociar tipos. El Gesconsult Corto Plazo, invertido principalmente en depósitos, por ejemplo, ofrece una TIR del 2,88%. 

Fondos de renta fija ultra corto plazo. Hablamos de fondos que invierten en papel financiero, cédulas hipotecarias, deuda pública del Estado o de las Comunidades Autónomas, titulizaciones, etc, y que están dando una rentabilidad anual superior a la inflación. El ESAF Capital Plus, por ejemplo, es uno de los fondos «fetiche» de Self Bank en este rango. Céline Giffard, responsable de producto de esta firma, dice de él que es un fondo «ideal para el inversor que quiera tener exposición al mercado crediticio, pero con una volatilidad excepcionalmente baja y un riesgo muy controlado». 

Renta fija a corto plazo. Otra categoría que se asemejaría al perfil de rentabilidad de un depósito es la renta fija a corto plazo. De hecho, es una de las categorías que más flujo de dinero ha tenido en el primer trimestre del año. En Morningstar nos recomiendan hasta 7 fondos de este tipo, cuatro españoles (Bankia Duración Flexible 0-2, EDM-Ahorro, ING Direct FN Renta Fija y  Mutuafondo A). En Self Bank apuestan por el Fidelity Euro Short Term Bond.

Renta fija flexible. Son esos productos llamados «todoterrenos», que invierten en deuda privada, pero también en deuda pública de países periféricos, como España o Italia, etc. Fondos que son capaces de adaptarse a las diferentes condiciones de mercado, a través de una inversión activa y diversificada en diferentes instrumentos de renta fija. ¿Qué encajaría aquí? Por ejemplo, el Carmignac Capital Plus, con un estilo multiestrategia y objetivo de diversificación global, que busca una rentabilidad regular y ajustada al riesgo. También otros fondos como el Pioneer Euro Strategic Bond, el JPMorgan Income Opportunity o el Amundi Bonds Euro Aggregate, también recomendados.

Fondos de reparto. Esta es una categoría que, en los últimos meses, está teniendo una muy buena acogida entre el inversor español. Son fondos que reparten rentas periódicas (mensuales, trimestrales o anuales). «Algunos de ellos son productos que están cerrados (con periodo de comercialización) y pueden ser una alternativa interesante al depósito. Buscan ofrecer una rentabilidad atractiva a vencimiento con el reparto, además, de un cupón periódico», comenta Céline Giffard. Su favorito, el Foncaixa Horizonte Enero2018 Estándar, con objetivo de rentabilidad a vencimiento del 2,75%, invirtiendo el cien por cien de la cartera en deuda pública emitida o avalada por el Tesoro español. El fondo tiene liquidez trimestral, sin comisión alguna.

El retorno absoluto más conservador. Otra opción es el retorno absoluto, pero siempre buscando el lado más conservador. En ese caso, algunos de los fondos más recomendados son el Renta 4 Pegasus (por el lado de la oferta nacional) y el Julius Baer BF Absolute Return (por el de la gama internacional).

Mixtos defensivos. Y un poco más allá en el nivel de riesgo, no nos olvidemos de algunos mixtos defensivos con vocación de preservación del capital invertido. En este caso, tenemos fondos como el Cartesio X y el M&G Optimal Income. El primero es la propuesta más conservadora de la «boutique» española Cartesio, con una TAE desde su lanzamiento cercana al 5 por ciento y una volatilidad de tan sólo el 3%. El M&G Optimal Income, gestionado por Richard Woolnoughpor su parte, es toda una referencia en Europa

¿Garantizados? Más allá de estas categorías, es muy probable que muchas entidades financieras se centren los próximos meses en ofrecer al ahorrador, como alternativa a los depósitos, fondos garantizados. No es lo que recomiendan nuestros expertos. «Podrían servir, pero las condiciones de mercado no son buenas, y muchos de ellos nos ofrecerán rentabilidades muy bajas a vencimiento, obligándonos a inmovilizar nuestro ahorro mucho tiempo», asegura Borrajeros, de Abante.

Se opte por un tipo de fondo u otro, el inversor no debería obviar un factor clave: las comisiones. «No es que deba ser valorado; es que es un aspecto fundamental», señala Javier Sáenz de Cenzano. «En Morningstar damos mucha importancia al precio de los fondos, y aún más en renta fija. El ratio de los gastos totales es el mejor factor predictivo de las rentabilidades futuras de los fondos, porque van en detrimento de la función principal de un fondo, que es generar dinero», añade. Invirtiendo en un fondo con comisiones bajas, el inversor multiplica las probabilidades de acertar en su selección. «En algunas categorías multiplicas la probabilidad de acertar en cerca de 6 veces», apunta Sáenz de Cenzano. 

Fondos recomendados por los expertos

Morningstar. Renta fija a corto plazo (AXA WF Euro Credit Short Duration, Bankia Duración Flexible 0-2, DWS Invest Euro Bonds (Short), EDM-Ahorro FI, ING Direct FN Renta Fija FI, Mutuafondo A FI, BGF Euro Short Duration Bond). Mixtos defensivos (M&G Optimal Income, M&G Optimal Income, Renta 4 Pegasus). 

Profim. Fondos que invierten en depósitos (Gesconsult Corto Plazo, A&G Tesorería). Renta fija flexible (Pioneer Euro Strategic Bond A EUR, JP Morgan Inc. Opp. A EUR Hedged, Amundi Bonds Euro Aggregate AE, Carmignac Capital Plus A EUR).  Retorno absoluto (Renta 4 Pegasus, JB BF Absolute Return EUR B). Mixtos de renta fija (Cartesio X, Gesconsult Renta Fija Flexible, M&G Optimal Income AH Hedged EUR, March International Torrenova Lux A EUR).

Self Bank. Renta fija ultra corto plazo (ESAF Capital Plus). Fondos que invierten en depósitos (Gesconsult Corto Plazo). Renta fija flexible (Carmignac Capital Plus A EUR). Renta fija a corto plazo (Fidelity Euro Short Term Bond E Acc EUR). Fondos de reparto (Foncaixa Horizonte Enero2018).

Tressis. Carmignac Capital Plus, JB Absolute Return y gama de renta fija de Pimco.

Otras alternativas

Al margen de los fondos, otra alternativa al depósito puede ser la inversión directa en renta fija (ya sea española, pública o privada, o de otros países europeos; en este caso, de empresas solventes y sólidas). Existe una plataforma, el SEND (Sistema Electrónico de Negociación de Deuda), a través del cual los inversores particulares pueden negociar entre sí. Desde el 8 de abril de 2013, se pueden negociar títulos de deuda pública (50 emisiones de Letras del Tesoro y Bonos del Estado y 100 referencias segregadas, o «strips»).

Últimamente, los expertos también están recomendando seguros de ahorro con una rentabilidad mínima anual que esté por encima de lo que ofrecen los depósitos de las entidades financieras más solventes. En este sentido, Ignacio Rodrigo, director de producto de seguros de Citibank España, nos recuerda que las recomendaciones de limitación al extratipo no afectan a las compañías del seguro. En su caso, han llegado a un acuerdo con Allianz y acaban de lanzar dos PIAs, con una rentabilidad inicial muy próxima al 3 por ciento.

publicidad
publicidad