Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Las recomendaciones de PROFIM

El 11 ideal para ganar la liga de los mercados

De portero, un monetario euro que invierte una buena parte de su cartera en depósitos. En la delantera, un par de buenos fondos de retorno absoluto y otros dos más de renta fija flexible. En la defensa, unos mixtos defensivos de renta fija. El toque de balón, para los mixtos de renta variable flexibles. Y el gol que lo meta la renta variable: ya sea europea, americana (siempre con la moneda cubierta) o emergente. Nos quedarían algunas categorías en el banquillo, esperando su turno, como la renta variable española, la renta variable de Japón (a través de fondos globales), la sectorial (REIT's USA, consumo, energía, salud...) y, por si la situación se agrava, un buen fondo de volatilidad o un ETF inverso.

 Sí, se trata de una equipación de fútbol, pero no una equipación cualquiera. Sería, según PROFIM Asesores Patrimoniales EAFI, el "11 ideal" para tratar de sortear unos mercados que parecen ya más optimistas, pero que aún tendrán que jugar contra un buen número de adversarios (incertidumbres). Por supuesto, la formación final dependerá del nivel de riesgo que cada inversor desee asumir, y que permitirá ir modulando la apuesta en renta variable desde un porcentaje del 15%, en el caso de un perfil conservador, a un 53%, en el caso de otro más agresivo (el equilibrado estaría en un 40%).

 José María Luna, director de análisis de PROFIM, asegura que los grandes riesgos (los que han tenido conmocionados a medio mundo) han desaparecido, aunque aún quedan incertidumbres a las que hacer frente. Luna y Javier Martín (miembro del Comité de Inversión de esta EAFI) consideran que es momento de ir pensando en posicionarse en renta variable. En cualquier caso, dicen, esperarían a una corrección.

 EE.UU., el favorito

Dentro de la renta variable, Estados Unidos es su principal apuesta (mercado al que recomiendan entrar siempre con la divisa cubierta). La economía estadounidense crece, frente a otras zonas del mundo desarrollado, cuyo crecimiento es nulo o se encuentra en recesión; y, además, está creando empleo. "Estados Unidos sigue siendo el mercado de acciones que más nos gusta. Hoy por hoy es nuestro preferido y uno de los que mejor comportamiento lleva en lo que va de año", comenta Luna.

 Además de ese mayor crecimiento, existen un serie de sectores vitales que, según PROFIM, van a permitir consolidar su recuperación económica. Esos sectores son, por un lado, el mercado inmobiliario; por otro, el tecnológico, que aprovecha la demanda de empresas y ciudadanos de todo el mundo de nuevos componentes electrónicos, así como las nuevas aplicaciones informáticas. Pero también hay otro aspecto muy destacalbe, y es la llamada "revolución energética" en Estados Unidos. "El hallazgo y explotación de "shale gas", o gas no convencional, está suponiendo una importante suma de dinero como inversión para su producción", señalan en PROFIM. Eso va a suponer una gran autonomía energética para Estados Unidos, además de una mayor creación de puestos de trabajo en diferentes sectores industriales.

 Desde un punto de vista de mercado, lo cierto es que a la bolsa americana le queda poco para llegar a los máximos históricos. Aún así, el PER es muy bajo, debido al crecimiento de los beneficios empresariales. Javier Martín también destaca otro hecho: la cantidad ingente de dinero que aún hay en activos monetarios (4 veces el PIB de España). "Ese dinero volverá  a los mercados y, probablemente, se saltará la renta fija, donde las oportunidades se están agotando", comenta.

 En todo caso, en PROFIM no obvian los problemas que aún sobrevuelan la economía norteamericana, tales como el déficit fiscal (que podría corregirse, en parte, por el menor gasto en defensa), o la política monetaria expansionista llevada a cabo por la Reserva Federal (FED).

 Europa, en recesión

Mejor opinión tienen de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). En cualquier caso, Europa continúa en recesión y eso es un hándicap para los mercados. "Es cierto que, desde el terreno económico, comienzan a conocerse datos macro que hacen vislumbrar (o esa es la esperanza) de que, según vaya avanzando el presente ejercicio, se vaya haciendo cierto suelo y comience una leve recuperación económica", señalan Luna y Martín.

 En PROFIM creen que la renta variable europea ofrece hoy valor, respaldada por una serie de argumentos, que son los que les llevan a recomendar incluir fondos que inviertan parte o toda la cartea en acciones europeas a inversores con un perfil de riesgo equilibrado y agresivo: las declaraciones del presidente del BCE del año pasado y las medidas puestas en marcha en diversos países europeos, las valoraciones atractivas de muchas empresas y la también atractiva rentabilidad por dividendo.

 Respecto a otras partes del mundo, en PROFIM también son optimistas con los mercados emergentes, donde siguen apareciendo buenos datos de crecimiento económico y, donde creen, aún hay margen para llevar a cabo políticas de estímulo. La región que más les gusta es Asia. El PER del los mercados emergentes, de 10,5 veces, que también parece bastante atractivo, en opinión de Javier Martín. En cuanto a Japón, consideran que lo más acertado sería jugarla a través de fondos globales.

 Pese a ser optimistas con la renta variable, recomiendan un poco de paciencia antes de entrar de lleno. Aún hay muchas incertidumbres y hay países, como Francia, que podrían dar alguna noticia negativa. Eso les lleva a estar, ligeramente infraponderados en renta variable, sobre todo para los perfiles equilibrados y agresivos. ¿Para jugar en renta variable? Ellos prefieren una combinación de renta variable pura con fondos flexibles, a través de productos de autor que han demostrado una buena trayectoria. "Nuestra recomendación son los fondos globales, con peso en Estados Unidos, y que también puedan tener algo de Japón, y, puntualmente, renta variable USA de gestión activa", señala José María Luna.

 Más difícil en renta fija

La situación parece algo más complicada en lo que se respecta a la renta fija. "2012 fue un año histórico, y ha creado un mal ejemplo", dice Javier Martín. No va a ser fácil lograr una muy buena rentabilidad a través de fondos direccionales de renta fija privada. Por ello, la recomendación de PROFIM es incluir tres tipos de fondos que mejoren la rentabilidad de la parte menos agresiva de la cartera: fondos que inviertan una parte importante en depósitos (en este sentido, Javier Martín señala que se parece haber remitido ese sentimiento de rechazo a fondos con ISIN español), fondos de retorno absoluto (de renta fija y de renta variable) y mixtos de renta fija defensivos. "Donde se confirma que hay poco valor, y las pérdidas son superiores, es en la deuda pública de los países "core", Alemania, Estados Unidos, Holanda...", concluyen.

La propuesta de PROFIM para un inversor de perfil de riesgo equilibrado sería: 10% en fondos de renta fija privada, 15% en renta fija flexible, 10% en retorno absoluto, 10% en mixtos de renta fija, 15% en mixtos de renta variable flexibles, 20% en fondos de renta variable norteamericana, 12% en bolsa europea y 8% en renta variable asiática.

Headhunters y reclutadores buscan altos cargos para puestos de Dirección

publicidad
publicidad
publicidad