Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fondos de inversión

Una bolsa no tan periférica como la pintan

Los gestores creen que la crisis ha dejado buenas ideas de inversión en empresas internacionalizadas

Si el comienzo de año fue todo un espectáculo de luz y color, en los últimos días, la renta variable española y la italiana, las más importantes de la Europa periférica, han vuelto a verse afectadas por una elevada volatilidad, por diversos motivos; aunque no tan distintos. En el caso de España, son los casos de «presunta» corrupción política los que están marcando el día a día de los mercados. En el caso de Italia, son las elecciones presidenciales las que manejan la situación. 

Pero, ¿qué podemos esperar de la bolsa periférica? ¿Debe el inversor obviar los fantasmas políticos y concentrarse en los fundamentales de las compañías? Así lo creen los expertos, aunque vaya la cautela por delante... En este sentido, el fondo de inversión, con su poder diversificador, se convierte en el instrumento ideal para entrar en los mercados europeos no «core», donde España e Italia son los favoritos. La bolsa de Portugal es bastante más ilíquida y el riesgo podría no compensar, a no ser que se «juegue» vía fondos de bolsa ibérica. A Grecia la dejamos al margen...

Ricardo Sánchez-Seco, responsable de fondos de Gestiohna, asegura que, en caso de producirse una recuperación económica a nivel global, con reducción del riesgo de mercado, y especialmente dentro de la zona euro, los países periféricos serán los principales beneficiados, ya que cotizan con un fuerte descuento frente al resto. «El problema está en saber si la estabilidad se puede prolongar en el tiempo, teniendo en cuenta los actuales problemas de opinión pública respecto a la clase política en España, las elecciones italianas, etc», argumenta Sánchez-Seco. En cualquier caso, según este experto, parece que la coyuntura es más favorable para los países de la periferia europea, «por lo que se podría seguir viendo una mejora en estos mercados, sin desechar que se pueda producir una corrección técnica a corto plazo por toma de beneficios tras la brusca subida». 

Una opinión parecida es la que tienen otros expertos. «El 'shock' será mucho menor de lo que se espera», señala Santiago Satrústegui, consejero delegado de Abante. Satrústegui considera que la prima de riesgo española bajará en las próximas semanas y apunta que, en cualquier caso, ese posible 'shock' tendrá más que ver con lo que pase en Italia que con los acontecimientos políticos que estamos viendo en España.

¿Quién es menos periférica?

Lo cierto es que, aunque ambos países (España e Italia) están sufriendo una crisis similar, desde un punto de vista bursátil hay diferencias sustanciales, sobre todo en lo que se refiere a la composición sectorial de sus mercados. «En el sector financiero, el de mayor peso en ambos países, España tiene un carácter más internacional, mientras que en Italia es más doméstico», cuenta Sánchez-Seco. España también cuenta con mayor exposición internacional en el sector de las telecomunicaciones y en el de consumo, mientras que Italia tiene un mayor peso en industriales y energía. Ese carácter internacional de las empresas españolas, es la que ha llevado a muchos gestores a seguir manteniendo su apuesta por el mercado nacional, de forma selectiva. Pero los expertos tampoco obvian que el mercado doméstico ha sufrido un mayor castigo bursátil en 2012, lo que le confiere ahora un mayor potencial de recuperación.

A Ignacio Cantos, socio-director de atl Capital, le gustan algunos valores italianos. «Tenemos algo de Eni», cuenta. «Nos gusta incluso más que Repsol. Está más barata y menos endeudada que la española», añade Cantos. En cualquier caso, su apuesta es claramente España. En atl Capital han comenzado a ser más positivos con el riesgo periférico, incluso con el sector financiero. Y aunque han tenido algo en Portugal, consideran que, además de ser un mercado más ilíquido, desde un punto de vista de valoración, ha dejado de compensar.

Dentro de la renta variable española, el mejor fondo en lo que va de año es el Metavalor, gestionado por Javier Ruiz, director de inversiones de Metagestión. Este fondo no ha podido tener un mejor inicio de año, anotándose en enero una subida del 9,3%. «Sin duda, la rotación de cartera realizada en el trimestre anterior, ha tenido mucho que ver con este comportamiento. Sin embargo, nos gustaría recalcar que un comportamiento mensual como este, no se puede esperar que se repita en bastante tiempo», señala Ruiz. Como dato curioso: esa subida del 9,3% en un mes es la tercera mayor subida mensual del fondo en los últimos 10 años, «o, lo que es más destacable aún, la diferencia mensual frente al Ibex-35 (6,9%) ha sido la mayor en la última década», añade este gestor.

En la crisis, la oportunidad

Dentro de la gama de fondos de bolsa española también encontramos algunos llamados «ibéricos», es decir, que invierten tanto en España como en Portugal. Son el Bestinver Bolsa, el BPA Fondo Ibérico o el Fidelity Funds Iberia. Firmino Morgado, gestor de este último, asegura que, si bien las medidas que el BCE está adoptando para inyectar liquidez pueden ser positivas, a España aún le queda mucho por hacer. «De hecho, probablemente, falten todavía entre 3 y 5 años de recuperación», afirma este gestor. 

El escepticismo actual, sin embargo, le está brindando a Morgado muchas oportunidades de compra en negocios de calidad, «especialmente entre los valores medianos y pequeños», cuenta. Prefiere las áreas más defensivas, como el consumo básico y la salud, y se aleja de empresas con riesgos bajistas potencialmente importantes, como algunos bancos y las empresas centradas en el mercado nacional. «Me estoy centrando en empresas ibéricas con exposición internacional que se benefician de una demanda mundial. Por ejemplo, Inditex, una de las mayores posiciones del fondo», dice Morgado. Otras acciones que también le gustan son, en España, Amadeus, Grifols o Ebro Foods; y en Portugal, GALP. En cualquier caso, Firmino Morgado se muestra ahora más cauteloso, tras las recientes subidas del Ibex. Esta posición oportunista, a la vez que cautelosa, es la que también muestran otros gestores de bolsa española, como Juan Grau, de EDM, o Gonzalo Lardíes, de BPA Global Funds.

Pendientes de "Il Cavaliere"

En el caso de Italia, su bolsa se había quedado claramente rezagada con respecto al resto de Europa. Sin embargo, desde noviembre del año pasado, el FTSE Mib empezó a batir al mercado ¿A qué se debe esta circunstancia? Alfredo Piacentini, socio fundador de Banque Syz & Co y gestor del Oyster Italian Opportunities, lo atribuye a la baja rentabilidad de los bonos gubernamentales, la contribución del sector financiero y la existencia de un sentimiento mejorado respecto a las compañías de la periferia europea. A los niveles actuales, dice, «Italia podría ofrecer todavía un atractivo potencial de mejora, por varios motivos, como las reformas estructurales que están en marcha, el hecho de que el BCE esté comprometido con los rendimientos de la deuda soberana, que los costes de endeudamiento sean menores y que las valoraciones sean atractivas». Según Piacentini, el peso relativamente alto de los nombres financieros en el índice (33 por ciento) hace interesante esta inversión, dado el escenario macro base que ellos están contemplando.

«A nivel macro, Italia tiene unos fundamentales más sólidos que la mayoría de sus homólogos de la periferia europea, con superávit presupuestario primario, unos costes de endeudamiento relativamente bajos y la rentabilidad del bono a 10 años próxima al 4 por ciento», asegura Piacentini. La deuda pública se ha estabilizado en torno al 120/125 por ciento del PIB, dato que está empeorando en países como España, Grecia o Portugal. El experto de Banque Syz & Co destaca, además, las reformas estructurales realizadas por Mario Monti, el menor endeudamiento de las familias y un mercado inmobiliario «mucho más sano que en España». «Las próximas elecciones podrían constituir otro catalizador, toda vez que una coalición de centro izquierda lidera las encuestas», concluye. En la cartera del Oyster Italian Opportunities hay grandes nombres, pero también inversiones más oportunistas. Actualmente, sus principales ponderaciones son Intesa Sanpaolo, Unicredit, Eni, Assicurazini Generali, Enel, Prysmian (electrónica), Luxottica, Credito Emiliano, Buzzi Unicem (cementera) y Saipem (energía)

Alberto Chiandetti, gestor de otro de los fondos de esta categoría, el Fidelity Italy Fund, tiene su cartera invertida, un 45 por ciento, en valores con un componente de crecimiento, como Banca Generali. Otra parte está en compañías sometidas a cambios internos, como Parmalat. Y otra en empresas que se aprovechan del crecimiento exterior, como Buzzi Unicem. Chiandetti considera que el superávit primario de Italia aún no ha sido reconocido por el mercado, aunque también es consciente de que el país necesita continuar con su trayectoria de consolidación fiscal, además de «recobrar la competitividad a través de la reducción de la carta de su deuda».

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad