Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mercados

Los BRIC's se quedan huérfanos

Jim O'Neill, creador de este concepto emergente, anuncia que se retira este año

El mundo de las "nuevas fronteras" económicas comenzó con él. Hace ya algo más de una década, exactamente el 30 de noviembre de 2001, Jim O'Neill, entonces economista jefe de Goldman Sachs, daba a luz a uno de los acrónimos más escritos en estos últimos años: los BRIC's. Lo hacía en el número 66 del "GS Global Economic Paper", bajo el título de "Building Better Global Economic BRICs". Bajo estas siglas, O'Neill englobaba a los cuatro países que él creía con mayor proyección económica, y de los que dijo, en 2050 dominarían la economía del mundo. Brasil, China, India y Rusia se convirtieron en los "elegidos" del, hasta ahora, presidente de Goldman Sachs Asset Management (la gestora de fondos del gigante de los negocios). Pues bien, Jim O'Neill ha anunciado que se retira este año. El fin de una etapa; el comienzo de una nueva era en la que nuevos países emergentes vienen rompiendo fuerte.

 No se equivocó

Jim O'Neill no se equivocó. China es hoy la segunda economía del mundo, sólo por detrás de Estados Unidos. El gigante asiático llegó a crecer a tasas de dos dígitos en los mejores años del  "boom" emergente y, aunque actualmente, tras la desaceleración natural de este mercado, las tasas rondan el 7-8%, China es indiscutiblemente parte fundamental de la economía mundial. Por más informes negativos que surjan sobre esta economía, no hay país desarrollado que no busque su complicidad comercial. También Brasil, India y Rusia se han convertido en economías de referencia. No han sido pocos los fondos de inversión lanzados alrededor de este concepto económico y bursátil. Aún sobreviven muchos de ellos.

Pero como el mundo cambia a pasos agigantados, cinco años más tarde de que nacieran los BRICs', Jim O'Neill decidió, junto a un grupo de expertos de Goldman Sachs, que aún había mucho mundo por descubrir. Entonces llegaron los NEXT-11, concepto que englobaba a Bangladesh, Egipto, Indonesia, Irán, Corea del Sur, México, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Turquía y Vietnam. El responsable de Goldman Sachs entendía que no iban a tener el mismo impacto de transformación sobre la economía mundial que los BRIC's. Sin embargo, se fijaba en ellos por representar historias de crecimiento. Su rasgo común y la razón por la que los incluía a todos en el mismo "saco" era porque constituían, según O'Neill, el siguiente grupo de países con grandes poblaciones después de los BRIC's. Se trataba de identificar a esos países que, potencialmente, pudieran, como Brasil, Rusia, India y China, rivalizar con el G-7.

Pero ahí no acabó la cosa. A los NEXT-11 , NEXT Eleven o N-11, como se les conoce indistintamente a estos países, siguió otro acrónimo desarrollado por Goldman Sachs: los MIST, concepto que engloba a México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía, los cuatro países más pujantes de este N-11.

 Los rivales

Volviendo la mirada atrás, está claro que Jim O'Neill tuvo una mente clara y futurista. Supo darle su lugar a unos mercados que hace tan sólo 10 o 15 años nadie se hubiera a atrevido a decir que fueran a desempeñar un papel tan relevante dentro de la economía mundial. Otros vinieron después: HSBC con los CIVETS (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica), Fidelity con los MINT's (México, Indonesia, Nigeria y Turquía), BBVA con los EAGLE's ("Emerging and Growth Leading Economies) y los NEST... Pero si preguntas a cualquier inversor sobre quién el gurú de las economías emergentes, seguro que lo tienen claro: ese es Jim O'Neill. ¿Cómo será el mundo en 2050? ¿De verdad Brasil, Rusia, India y China dominarán el mundo? ¿Surgirá algún otro país asiático, latinoamericano o africano que les haga sombra? La historia emergente no ha hecho más que empezar...

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad