Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Fondos de inversión

Fondos de inversión: cómo hacer frente a un impredecible 2013

Fidelity aconseja centrarse en valores que generen rentas

"2013 será otro año difícil y marcado por los acontecimientos con el que tendrán que lidiar los inversores bursátiles". Así de contundente se pronuncia Dominic Rossi, director mundial de inversiones del área de renta variable de Fidelity. Concluimos un 2012 complicado desde el punto de vista económico y político, y 2013 no parece que vaya a comenzar con mejores perspectivas. Hay, al menos, tres frentes abiertos:

Por un lado, Estados Unidos y el miedo al abismo fiscal ("fiscal cliff"). Una falta de soluciones arrastraría a la economía americana y, por contagio, al resto del mundo, hacia la recesión. "La probabilidad de caer al abismo y restar aproximadamente el 4% del PIB se está subestimando, a la vista del enconamiento ideológico en el seno del Congreso de Estados Unidos", apunta Rossi.

Por otro lado, la crisis de la deuda pública y económica en Europa, que continúa sin resolverse, pese a que las promesas de los bancos centrales han tenido un efecto positivo. Y, según los expertos, no se descarta que, ante los actuales acontecimientos, puedan producirse nuevos brotes de descontento.

Tampoco podemos subestimar, según Fidelity, las situación geopolítca en Oriente Medio, que podría plantear un riesgo importante e impredecible durante el próximo año.

¿Cómo debería el inversor hacer frente a este impredecible 2013? En Fidelity, nos dan algunas ideas. La más clara es la búsqueda de activos que generen rentas.

Dividendos. "Las empresas de alta calidad con capacidad para incrementar sus dividendos son atractivas atendiendo a su rentabilidad real", asegura Dominic Rossi. Una opción que, según Rossi, se presenta mucho más atractiva que, por ejemplo, la deuda pública. En Europa, las previsiones apuntan a que los inversores pueden esperar unos dividendos del 3-4%, excepto en el sector financiero, donde se han suspendido muchos pagos de retribución al accionista. "Los balances están saneados, los flujos de caja son sólidos y los porcentajes de beneficios destinados a dividendo son bajos, por lo que tienen margen para crecer", añade Rossi. Según este experto, es posible que veamos crecimientos de los beneficios y los dividendos del 4-5% en 2013, especialmente en grandes empresas de calidad. "Así, si combinamos unos dividendos del 3-4% con un crecimiento previsto del 4-5%, podemos generar unas rentabilidades totales atractivas del 7-8%, lo que debería favorecer nuevas entradas de capitales en los fondos de renta variable de reparto", puntualiza el responsable de Fidelity.

Dan Roberts, que gestiona el fondo FF Global Dividend Fund, considera que unas malas perspectivas (económicas) a menudo coinciden con una buena oportunidad para invertir. "Por eso me gusta analizar las valoraciones de las acciones pensando en las rentabilidades potenciales que podemos obtener, en lugar de mirar a indicadores como el clima macroeconómico a corto plazo". El se centra en identificar empresas que, en su opinión, ofrecen beneficios sostenibles, "ya que eso constituye la base de una renta saludable y periódica en forma de dividendos".

Salud, tecnología y consumo. En cuanto a los sectores con mayor potencial, la gestora americana considera que hay compañías relacionadas con la salud, la tecnología y el consumo que todavía mantienen su atractivo. "Nestlé, Unilever y Sanofi son ejemplos de valores de calidad", comenta Dominic Rossi. Algunas farmacéuticas, de hecho, están cotizando con un PER de un dígito, a pesar de tener algunas de las rentabilidades sobre el capital más altas. También en las empresas de tecnología, hay margen para un crecimiento de los dividendos.

 Mercados emergentes. Por regiones, la favoritas de Fidelity son las economías emergentes. Estas deberían, según la gestora, beneficiarse de un crecimiento económico más fuerte y flujos de capitales hacia las divisas con mayores rendimientos. Es más, Rossi estima que la apreciación de las divisas será una tendencia cada vez más importante en el mundo emergente, "dada la expansión sincronizada de los balances de los bancos centrales en las economías desarrolladas". Una de sus apuestas más claras es China, cuya economía parece bien situada para rebotar en 2013. Los expertos parece que han comenzado a desechar la idea de que China se encamine hacia una fuerte desaceleración. Y, en general, como apunta Raymond Ma, gestor del FF China Consumer Fund, "se espera que se instaure una política más favorable al consumo que estimule la demanda interna y los sectores relacionados con el gasto privado seguirán beneficiándose de ello".

 Estados Unidos. Y dentro del mundo desarrollado, la opción más atractiva, según Fidelity, es Estados Unidos. Siempre, claro, que se solucione el problema del abismo fiscal. Hay datos que parecen apuntar ya hacia una recuperación de la economía; por ejemplo, los del mercado de la vivienda. "Las políticas favorables al crecimiento, la recuperación de la vivienda y el impacto positivo de una energía barata darán apoyo al mercado", apunta Rossi. "De cara a 2013, las previsiones de consenso siguen pronosticando un crecimiento de los beneficios entre el 10 y el 15% en el S&P 500, en un entorno de márgenes ya elevados y crecimiento económico bajo y, en mi opinión, las valoraciones del mercado son razonables", añade Adrian Brass, gestor del fondo FF America Fund.

publicidad
publicidad
publicidad