18 de Agosto, 11:55 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cuentas

Las alternativas a la Cuenta 1 2 3 tras su recorte de rentabilidad

Por segunda vez desde que se lanzó, la Cuenta 1 2 3 de Santander se ha visto obligada recortar sus ventajas. La entidad reducirá el saldo máximo a remunerar con el 3 por ciento a partir del 10 de julio y tendrá su reflejo en la liquidación de agosto. No es la primera vez que la entidad se ve obligada a empeorar las condiciones de su cuenta estrella: hace un año también recortó el saldo máximo a remunerar desde los 15.000 euros hasta los 10.000 euros actuales. La entidad que preside Ana Botín ha justificado estos movimientos alegando que es consecuencia de un entorno en el que los tipos de interés permanecen en mínimos históricos.

Para compensarlo, Santander mejorará las ventajas en las condiciones de las tarjetas de la familia 1 2 3, y duplicará el porcentaje de bonificación hasta el 6 por ciento (antes 3 por ciento) en las compras que se realicen con la tarjeta Mi Otra 1 2 3 en comercios online y pago móvil durante 2018 (Apple Pay, Samsung Pay y Santander Wallet), a lo que se añade la bonificación del 1 por ciento en supermercados y del 2 por ciento en gasolineras.

El experto de HelpMyCash, Javier Mezcua, reconoce que «la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) sigue arrastrando la rentabilidad de las cuentas y de los depósitos hacia el cero por ciento y son pocos los bancos que sobreviven con intereses atractivos y los que lo hacen los limitan a la baja».

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, tranquiliza a los clientes bancarios señalando que la iniciativa de Santander no tiene por qué ser replicada por otras entidades y recuerda que desde su lanzamiento «la Cuenta 1 2 3 ha ido, poco a poco, ajustando sus beneficios». Y es que a pesar de este entorno de tipos en el cero por ciento, ha habido bancos que han mejorado su oferta, como es el caso de CaixaBank en su Cuenta Family que ha incrementado la remuneración que ofrece al cliente que domicilie una nómina de al menos 2.500 euros desde el 3 hasta el 5 por ciento.

¿Interesa?

El cliente de la Cuenta 1 2 3 se preguntará ante estos cambios si su cuenta sigue siendo rentable, especialmente, después de que se le hayan incrementado las comisiones, que suponen 6 euros al mes. «Cumpliendo los requisitos (6.000 euros ahorrados y un gasto en recibos por cada concepto bonificado de 1.000 euros al mes) se pueden ganar 1.428 euros al año netos», señala González. A lo que hay que descontar la retención del 19 por ciento de Hacienda, lo que arrojaría un balance de 1.156,68 euros. El problema radica es que esta cifra es casi imposible de conseguir. «En un perfil más 'normal' la cosa cambia bastante» explica González. Un trabajador que tenga 6.000 euros ahorrados y pague 150 euros al mes en tributos locales, 300 euros en recibos del hogar, 116 euros al mes en seguros contratados con Santander y 50 euros a ONGs sólo conseguiría 197,51 euros al año netos, advierte González.

En cuanto a las ventajas de las tarjetas, los expertos recuerdan que hay otras en el mercado que ofrecen lo mismo, aunque con patrones ligeramente distintos, como son la tarjeta Bankintercard Platinum, que premia con un 7 por ciento del importe de las compras aplazadas.

Para saber si compensa o no, como ocurriría con cualquier otra oferta bancaria, «dependerá del perfil de cada cliente», asevera González. Es decir, que habrá que sacar la calculadora y hacer números. Aunque en esta ocasión habrá que añadir las ventajas de las tarjetas. No obstante, aunque es interesante, ya que la entidad ha aumentado el porcentaje de devolución en las compras 'online' del 3 al 6 por ciento, si se aplica en el pago aplazado, y por tanto, sujeto al pago de intereses, es probable «que no salga a cuenta o que termine pagando intereses». Para Mezcua, la Cuenta 1 2 3 solo será atractiva para aquellos que tengan un saldo mensual «superior a los 3.000 euros, ya que los beneficios mensuales serán de seis euros netos una vez descontadas las comisiones», a lo que habría que añadir el importe devuelto de los recibos y las bonificaciones de las tarjetas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si no se cumplen las condiciones, la comisión mensual de mantenimiento pasará a ser de 8 euros, recuerda Laura Martínez, experta de iAhorro. Aun así, la experta recuerda que la entidad te da un periodo de tres meses de carencia para que el cliente se pueda adaptar a los requisitos.

Alternativas

Una altísima vinculación o un gasto importante son los únicos escenarios donde la Cuenta 1 2 3 sería la opción más atractiva. Algo que no todos los clientes pueden cumplir. Sin embargo, en el mercado sí que existen alternativas más accesibles.

La Cuenta Nómina de Bankinter es una de ellas. La entidad remunera con un 5 por ciento y un máximo de 5.000 euros el primer año y cae al 2 por ciento el segundo año. A lo que se añade cero comisiones en mantenimiento y en transferencias nacionales. Desde Bankinter ponen de manifiesto que estas condiciones se mantienen inalteradas desde 2012 y señalan que para la entidad «es un producto claramente captador de nuevos clientes». A partir de ahí, comienza la actividad comercial de la entidad ofreciendo al cliente una «propuesta de valor atractiva como para que se vincule de manera más completa y acabe contratando servicios y productos adicionales». Y, de momento, las cifras le dan la razón porque la cartera de nóminas ha pasado desde los 3.428 millones de euros en 2014 hasta los 6.808 millones en el primer trimestre de 2018.
También puede ser una buena alternativa la cuenta Clara de Abanca, que regala 150 euros por domiciliar la nómina con 24 meses de permanencia. Mezcua añade también la Cuenta Expansión Plus de Banc Sabadell, con una rentabilidad de hasta el 3 por ciento y un saldo máximo remunerable de 10.000 euros, aunque en este caso reservada para las rentas altas.

En opinión de Martínez, después del movimiento de Santander, la cuenta «con las mejores condiciones del mercado es la de Bankinter». La experta de iAhorro cree que la entidad no modificará sus condiciones a corto plazo, ya que puede aprovechar el momento para ganar clientes y consolidarse como la número uno en cuentas remuneradas. «A día de hoy, Bankinter cuenta con un margen del 2 por ciento para bajar su tipo de interés y aun así ser la referencia en las cuentas remuneradas frente a sus competidores», reitera Martínez.

publicidad
publicidad