20 de Marzo, 22:51 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

en la era de los tipos cero

¿Dónde buscar los depósitos más rentables?

Las novedades en el mercado de imposiciones a plazo fijo se producen con cuentagotas y no siempre son del agrado del cliente más conservador. Sin embargo, siempre hay entidades que mejoran o amplían su oferta en busca de un pasivo que está huérfano de pro

La rentabilidad media ponderada de los depósitos en España se situó en febrero en el 0,05 por ciento, dos décimas menos que en enero, cuando alcanzó el 0,07 por ciento. Y es que la sombra de una nueva ampliación del 'quantitative easing' (QE) por parte del Banco Central Europeo (BCE) es alargada. Algunos analistas ya dan por descontado tres meses más, hasta diciembre de 2018, en la continuidad de las compras.

Daniel García, analista de XTB, reconoce que una finalización en los términos previsto del QE, en septiembre, permitiría al BCE acometer el segundo paso lógico en política monetaria con una subida de los tipos de interés. Y un alza «implicaría un movimiento de capital hacia la renta fija y, en concreto, hacia productos más conservadores como, por ejemplo, los depósitos bancarios con los que los bancos podrían utilizar esta situación para captar pasivo», explica García. Javier Mezcua, experto de HelpMyCash, indica que cuando esto se produzca «se producirá una tendencia al alza progresiva, aunque discreta en depósitos».
Beatriz Conejo, experta en iAhorro, indica que «la banca no mejorará su oferta hasta que suba la demanda del producto». Para ello es necesario que las familias tengan capacidad de ahorro y, al mismo tiempo, desaparezca el miedo a una nueva crisis financiera, y se trata de un proceso lento y progresivo, matiza Veiga.

A pesar de este panorama poco halagüeño para las imposiciones a plazo fijo, en las últimas semanas se han producido novedades, que han superado esa exigua rentabilidad media.

Beatriz Conejo señala que Wizink es una de las entidades que intenta despuntar en el mundo de los depósitos. La entidad 'online' ha acometido varios movimientos que han dado como resultado una rentabilidad del 1 por ciento para su plazo a 25 meses, pero, además, cuenta con una rentabilidad del 0,85 por ciento a 18 meses y un 0,75 por ciento a 14 meses. «Todos estos productos están vinculados a la cuenta de ahorro de Wizink, que remunera un 0,50 por ciento y sin comisiones», destaca Conejo.

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, añade entre las novedades el lanzamiento del Depósito Cuenta, ofrecido por Bankinter, con una rentabilidad del 0,40 por ciento TIN a doce meses así como otros tres nuevos depósitos que se pueden contratar a través de Raisin. Pero también hay movimientos a la baja, como es el caso de Banca Farmafactoring, que ha reducido la rentabilidad de los plazos a 60 meses y a 36 meses, pero mantiene sin cambios, en el 0,75 por ciento, el TAE del 12 meses. 

Y, aunque el Banco de España habla de un 0,05 por ciento de media en las rentabilidades de los depósitos, González señala que el ahorrador más conservador puede contratar depósitos en España con rentabilidades que van desde el 0,70 por ciento a seis meses por ejemplo con Crédit Agricole, hasta un 0,90 por ciento a doce meses y un 1,25 por ciento a tres años. 

Cuentas como depósitos 

También hay entidades en España que rompen la barrera del 2 por ciento, como recuerda Maica López, experta de CrediMarket, pero se trata de productos vinculados. Es el caso del Depósito 4 por ciento Mix de Banco Mediolanum, un producto a seis meses que requiere la contratación de otro producto de inversión y en el que se puede invertir desde 2.500 euros. Dentro de este apartado, González añade también las imposiciones a plazo fijo de Bankinter, con los que se puede obtener una rentabilidad del 5 por ciento el primer año y un 2 por ciento el segundo. La Cuenta Expansión Plus de Bankinter renta un 3 por ciento de manera indefinida, pero solo a clientes con nóminas de más de 3.000 euros o la Cuenta 1 2 3 de Santander, con una rentabilidad del 3 por ciento pero con un coste mínimo en comisiones de seis euros mensuales.

Las cuentas remuneradas han desplazado a los depósitos como vehículo utilizado por los bancos para captar pasivo. Ofrecen rentabilidades atractivas al mismo tiempo que se aseguran una relación más estrecha con el cliente. Estefanía González explica que la estrategia comercial de la banca se transformó a finales de 2016 en un híbrido entre cuenta de ahorro y cuenta remunerada, pero «estas ofertas no gozan del atractivo que tenía el depósito antaño porque están sujetas a un saldo máximo muy pequeño o exigen ingresos muy altos».

Maica López resalta como gran ventaja de estos productos para el ahorrador la posibilidad de retirar el dinero sin penalización, a diferencia del depósito, que podría estar penalizado si el cliente lo hacía antes de tiempo. Para Mezcua, las cuentas son mucho más flexible en cuanto a aportaciones, pero sus saldos están limitados.

Subirse al carro europeo

En Europa, hay más variedad y poder acceder a esta oferta es una realidad gracias a Raisin. La plataforma acaba de incorporar tres nuevos depósitos de la entidad maltesa FIM Bank, con los que se puede lograr una rentabilidad de entre el 0,46 por ciento y el 0,87 por ciento, según el plazo. También ha incorporado como banco colaborador el CKV, de Bélgica, con remuneraciones entre el 0,50 por ciento y el 1,45 por ciento. Conejo cree que para el ahorrador español puede ser una alternativa gracias «a la variedad tanto de bancos como de productos». Por poner algún ejemplo, en Raisin se pueden contratar depósitos con una rentabilidad de hasta el 1,92 por ciento a cinco años. Otra de las ventajas, continúa señalando González, es que «al tratarse de bancos europeos, todos ellos tienen la misma cobertura que los depósitos españoles con sus propios fondos de garantía: 100.000 euros por entidad y titular». Para Mezcua, Raisin permite contratar depósitos extranjeros, solo con Internet, sin tener que cruzar las fronteras. «La única pega es que si se invierte más de 50.000 euros tendrá que informar a la Agencia Tributaria y declarar los intereses en la Renta».

publicidad
publicidad