Vocento 15 años 20 de Noviembre, 18:05 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

De la vajilla al smartphone: así han cambiado los regalos de la banca

Los regalos de los bancos han tenido siempre un fuerte gancho a la hora de captar clientes o incrementar su pasivo. Si antaño lo que se llevaba era la vajilla o la cubertería, la incorporación de las tecnologías ha dado un giro de 180 grados a los present

Las cámara de fotos y el televisor han dado paso ahora a los últimos gadgets tecnológicos: smartphones, tablets o smartwaches copan los primeros puestos en los escaparates bancarios. Javier Mezcua, experto de HelpMyCash.com, reitera que «los bancos han sabido aprovechar el poder de seducción de los gadgets tecnológicos para atraer a nuevos clientes». Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, señala que el único hueco que aún queda para los regalos algo más tradicionales está en las cuentas infantiles y juveniles

CaixaBank, por ejemplo, regala un televisor de 32 pulgadas, una tableta o un smartwatch, todos ellos de la marca Samsung y valorados en más de 200 euros, a los clientes que domicilien una nueva nómina de al menos 750 euros, 3 recibos y hagan 3 compras al trimestre con la tarjeta. BBVA, por su parte, reserva los gadgets más codiciados para captar clientes con nóminas abultadas. La entidad regala un iPad Mini 2 a aquellos que domicilien una nómina de al menos 2.000 euros y un iPhone 6 si supera los 4.000 euros. Tablets también se pueden conseguir con la Cuenta Super Bat de Laboral Kutxa, y la Libreta Tesoro y la Cuenta Órbita 14.17 de Unicaja. Altavoces o relojes deportivos se pueden lograr con Banco Popular y Bankoa.

El experto de HelpMyCash recuerda que «los regalos tecnológicos están reservados a aquellos clientes que están dispuestos a vincularse con la entidad. Es la recompensa que ofrece el banco a cambio de que un cliente, normalmente nuevo, domicilie una nómina o una pensión». Y, aunque puede ser una buena opción, Mezcua advierte que «aceptar un regalo implica en la mayoría de los casos asumir un compromiso de permanencia de entre uno y tres años cumpliendo las condiciones de la campaña promocional so pena de tener que asumir una penalización que dependiendo del valor del regalo puede superar los 100 euros». González recomienda hacerse dos preguntas: ¿merece tanto la pena el regalo como para atarme a una entidad durante X meses? ¿podría conseguir el mismo valor que este regalo con otro tipo de cuenta?. Y destaca que para regalos pequeños no compensa.

publicidad
publicidad
publicidad