Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

reclamar al fondo de garantía de depósitos

Intervenido Nemea Bank: ¿Qué pasará con mi depósito?

Hace un par de años aterrizaron en España entidades extranjeras que intentaban ocupar el hueco dejado por las entidades españolas en cuento a rentabilidad. Nemea Bank o Easisve ofrecían extratipos de hasta el 3,5%, en un momento en que la banca patria había comenzado un proceso de recorte como consecuencia de la directiva del Banco de España y de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Algunos ahorradores, en busca de esta rentabilidad perdida, decidieron abrirse cuenta en un depósito de estos bancos. Y las entidades, conocedoras de la situación intentaron captar clientes facilitándoles los trámites al poder hacerlos en español.

Sin embargo, como consecuencia de la reciente inspección llevada a cabo en nuestras oficinas durante el mes de abril de 2016, por parte del Banco Central Europeo y de la Autoridad de Servicios Financieros de Malta (Malta Financial Services Authority -MFSA- ); serias deficiencias regulatorias fueron identificadas en la operativa del Banco, según reconoce el propio banco en su página web de inicio. 

De hecho, ya hace meses que no acepta nuevos clientes, pero además ahora ha limitado la extracción de efectivo de los que ya lo son: Las irregularidades encontradas, han sido comunicadas al banco, junto con la directiva de restringir al banco la apertura de cualquier nueva cuenta o de nuevos depósitos en las cuentas de clientes ya existentes. Las extracciones de clientes existentes están siendo limitadas actualmente a 250 euros por día, por cliente, hasta nuevo aviso.

El Regulador ha designado a PriceWaterhouseCoopers Malta como la persona competente para tomar a cargo los bienes del Banco con el propósito de salvaguardar los intereses de los depositores y de sus otros clientes; y para asumir el control de los negocios del Banco para llevar adelante el negocio y otras funciones en los términos que la MFSA defina. Esta designación ha sido efectuada en términos del Artículo 29 del "Banking Act" y en Artículo 15A del "Investment Services Act".

¿Qué pasa con mi depósito o cuenta?

Cómo ya hemos mencionado, esta entidad atraía clientes gracias a las altas rentabilidades que ofrecía. Así, a cinco años se podía contratar un depósito al 3,50% TAE, rentabilidad que caía hasta el 3% a 4 años. Para periodos de doce meses, la remuneración era del 2%, mucho más que atractiva, teniendo en cuenta que la rentabilidad media es del 0,30% en bancos españoles.

En cuanto a los ahorros de los depositantes, están garantizados hasta 100.000 euros por cliente y cuenta por el Fondo de Garantía de Depósitos en Malta. El problema es que el cliente tendrá que hacer todos los trámites con el FdG de depósitos de Malta, con las limitaciones de idioma y espacio que ello supone. 

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, recuerda que "Más allá de las molestias que estas medidas restrictivas pudieran causar para el usuario ( que se mantendrán hasta que las autoridades maltesas decidan), en principio no habría nada que temer, siempre y cuando el consumidor haya sido precavido y no haya depositado más de 100.000 euros por titular en la entidad. Esa es la cantidad que protege el Maltese Depositor Compensation Scheme (el fondo de garantía de depósitos maltés) y que, por tanto, estaría garantizada, pasara lo que pasara". 

Por su parte, Javier Mezcua comenta que aunque ahora sus clientes se enfrentan a un corralito, el banco ha afirmado que no cambiarán las condiciones de las cuentas o de los depósitos, ni los plazos de vencimiento y que seguirán generando intereses como hasta ahora.

"En principio, los ahorradores que tengan hasta un máximo de 100.000 euros en la entidad no deberían temer, ya que Nemea Bank está adherido al FGD maltés que, al igual que el español, cubre hasta esa cifra por titular en cada entidad. Según informan desde la web del FGD de Malta, en principio sería el mismo FGD el que acudirían al banco en busca de información para compensar a todos los depositantes. El FGD tiene que pagar a los ahorradores en un plazo de 20 días a partir de la fecha en la que el banco se ha declarado en "default", señala Mezcua, experto de HelpMyCash.com.

En cualquier caso, a la hora de invertir en una entidad extranjera, siempre hay que tener en cuenta varias cosas: además de analizar cuál es la solvencia del banco en cuestión, es importante analizar cuál es la situación del sector financiero del país (no hay que olvidar el precedente de Chipre, en cuyo caso, incluso los depositantes con menos de 100.000 euros perdieron parte de sus ahorros) y tener en cuenta que, ante cualquier problema, habrá que realizar los trámites con las autoridades del país, con las consiguientes molestias de idioma, coste, etc que ello pudiera conllevar

publicidad
publicidad