publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

Los cuatro bancos que más dan a cambio de la nómina

Disponer de ahorros importantes no implica tener acceso a las mejores ofertas bancarias. Con unos tipos ya en el cero por ciento y la facilidad de depósito en el -0,40 por ciento, la banca debe esforzarse para lograr rentabilizar su negocio. Atrás quedaron las jugosas rentabilidades: ahora lo que se lleva es captar nómina.

Todo banco español que se precie, que quiere captar recursos y negocio, tiene que tener oferta una diseñada específicamente por la nómina. Banco Popular, consciente del complicado entorno, ha sido una de las últimas entidades en lanzar un producto específico para ello. Así, ha sacado al mercado el Depósito Nómina Gasol, con una rentabilidad del 5 por ciento, vinculado a la domiciliación de la nómina o la pensión. Pero las «ofertas más jugosas» conllevan una importante contraprestación. En ese sentido, Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto.es, explica que «las cuentas nómina tienen dos rasgos principales: piden mucho a cambio y tienen una importante letra pequeña que hay que tener en cuenta».
La experta advierte que domiciliar una nómina de cualquier importe, y nada más, «tan solo nos va a servir para librarnos de las principales comisiones», pero «si se quiere ir más allá, y buscamos regalos o una cierta rentabilidad, tenemos que estar dispuestos a domiciliar una nómina mínima determinada; domiciliar recibos; contratar productos vinculados (tarjetas, seguros, etc) y en algunos casos, respetar una determinada permanencia».

En cambio, Javier Mezcua, experto de HelpMyCash.com, destaca la parte positiva: «Al final, cualquiera que trabaje o que tenga ciertos ingresos tiene que domiciliar sus haberes y sus recibos en algún banco, y realizar cierto gasto con la tarjeta, por lo que al final es una vinculación que casi todos cumplimos ya en algún banco, así que, ¿por qué no asociarla a una entidad que nos dé una rentabilidad atractiva?».

La oferta global por la nómina puede ser tan amplia como variada. Así, incluye descuentos en compras o devoluciones de un porcentaje en los recibos del consumo de hogar, anticipo de nómina sin coste y, sobre todo, ofrecen una rentabilidad alta en la cuenta de ahorro o dan acceso a depósitos extratipados. 

Una de las más agresivas es la del Santander con su Cuenta 1 2 3, que conjuga devolución de recibos con una rentabilidad atractiva sin límite de tiempo: un 3 por ciento (aunque solo para saldos de hasta 15.000 euros). Popular y Bankinter ofrecen un más que atractivo 5 por ciento a doce meses, aunque el banco naranja lo prorroga otros doce meses más pero el porcentaje cae al 2 por ciento. Y aunque hablamos de rentabilidades muy por encima de la media, se caracterizan por estar limitadas por el tiempo y por el saldo máximo a remunerar. Así, pueden llegar a 12 meses: Bankinter y Popular ofrecen una remuneración del 5 por ciento pero solo a un año. O bien, los saldos máximos a remunerar son muy limitados: un 3 por ciento ofrece Santander pero solo hasta 15.000 euros, mientras que cae el importe máximo hasta 5.000 euros y 6.000 euros en Bankinter y Popular respectivamente.

¿Qué saca el banco?

La buena noticia es que se trata de ofertas accesibles a la gran mayoría de trabajadores y pensionistas, como señala Mezcua. «Curiosamente, las nóminas exigidas por la banca se han adaptado a los tiempos actuales y son relativamente reducidas con el objetivo de llegar a un segmento mayor de clientes. Por ejemplo, Bankia exime del pago de comisiones si se domicilia una nómina de al menos 450 euros, en BBVA el importe mínimo de los haberes domiciliados es de 600 euros al igual que en la Cuenta 1|2|3 del Santander. En Bankinter, el mínimo es de 1.000 euros si se quiere contratar la Cuenta Nómina al 5 por ciento TAE».

Asegurarse unos ingresos periódicos es el principal objetivo que persiguen estas ofertas por parte de los bancos y en un entorno muy competitivo tienen que ofrecer un buen gancho. Sin embargo, se trata de ofertas donde la vinculación es un plus para acceder a ellas y es por esa vía dónde los bancos obtienen rentabilidad, como advierte González, que reitera que «al exigir al cliente una vinculación extra: la contratación de tarjetas, seguros y otros productos de ahorro, por ejemplo, permite que la entidad disponga de ingresos adicionales por otra vía y mediante la permanencia que se exige». 

Así, para poder acceder al 5 por ciento de rentabilidad del Depósito Nómina Gasol no basta con domiciliar la nómina (de un mínimo de 600 euros) sino que es necesario contratar un seguro (hogar o auto, por ejemplo). 

Para Santander esta vinculación es el verdadero plus. Cuántos más productos tenga el cliente con el banco que preside Ana Botín más beneficios puede obtener. Así, el banco regala acciones en función de los productos que se tenga: hipotecas, planes de pensiones, seguros y devuelve recibos entre el 1 por ciento para los gastos habituales del seguro del hogar hasta el 3 por ciento para colegios, guarderías y universidades, públicas o privadas.

Las comisiones es otro instrumento para ganar. La Cuenta 1 2 3 conlleva un gasto de tres euros mensuales por mantenimiento de la cuenta y otros tres euros por emisión de tarjeta de crédito lo que puede elevar los gastos hasta los 72 euros anuales. De hecho, el banco, según la cuenta de resultados correspondiente al último ejercicio, ha incrementado en un 3 por ciento los ingresos por esta vía hasta los 10.033 millones, lo que supone un 3,5 por ciento más.

A la hora de decantarse por una oferta u otra, los expertos aconsejan prestar especial atención a cuatro ítems: nómina exigida, permanencia, vinculación y límites de retribución». A lo que añade Mezcua tener en cuenta el número de cajeros de los que nos permite retirar dinero gratis, a raíz de las últimas comisiones.

publicidad
publicidad
publicidad