Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

31 de octubre, día mundial del ahorro

¿Sabes ahorrar? Consejos para llegar a fin de mes y más allá

El 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro, eso que, por unos motivos u otros, tanto nos cuesta hacer en ocasiones. ¿Quién no ha incluido alguna vez, dentro de su lista de "propósitos de año nuevo", ideas como gastar menos, ahorrar más, llevar un mayor control de los gastos periódicos y extraordinarios....? "Pero igual que pasa con otros muchos propósitos (ir al gimnasio, aprender inglés...), en la práctica no resulta tan fácil como parece. Para empezar, llevar un control de los gastos e ingresos requiere - no nos llevemos a engaño - un "poco" de tiempo y un "mucho" de disciplina", recomienda Victoria Torre, de SelfBank.

Hacer un pequeño presupuesto, apuntar los gastos, renunciar a aquellos que son superfluos, guardar una hucha para imprevistos...., son solo algunas de las cosas que tendremos que hacer si queremos triunfar en nuestro objetivo de ahorrar más y mejor. Preocupa tanto el ahorro, que el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) acaba de publicar el estudio "Nueva hoja d ruta para el ahorro: retos y propuestas".

Desde CaixaBank, que recientemente ha lanzado Mis Finanzas, recuerdan que la capacidad de ahorro está ligada tanto al nivel de ingresos como a la rigurosidad con que las personas gestionamos nuestros gastos. Todos hemos oído hablar de casos de personas que, habiendo tenido ingresos astronómicos, acaban arruinadas. La realidad es que todos podemos ahorrar proporcionalmente a nuestro nivel de ingresos.

Consejos para ahorrar

1.-Ser conscientes de lo que gastamos

Ese es el primer mensaje que lanza Torre. Para poder ahorrar, lo primero y fundamental es tener consciencia de lo que estamos gastando. Puede parecer una obviedad, pero....¿serías capaz de decirnos cuánto gastaste en tus últimas vacaciones o Navidades? Es difícil: regalos, comida, restaurantes, peluquería.... A veces sabemos (o creemos saber) cuánto nos hemos gastado "más o menos", pero posiblemente si nos enfrentáramos a las cifras exactas nos llevaríamos una buena sorpresa.

Por ellos, es importante llevar una categorización de los gastos, para tener claro cuánto nos estamos gastando, y en qué. No se trata de ser unos maniacos del Excel, pero cuanto más detalle aportemos, mejor será nuestro control. Y no nos olvidemos, además, que existen herramientas de gestión finanzas que nos hacen esta tarea mucho más sencilla.

En ese sentido, desde el IEB, señalan que hay que pensar siempre en nuestro futuro y comenzar lo antes posible. Siempre hay que incluir el ahorro en el presupuesto familiar.


2.- ¿Cuántas horas de trabajo me cuesta comprar esto?

Todos, en algún momento, sucumbimos a la tentación de darnos un capricho. Esto no está mal, no se trata de vivir para trabajar y para ahorrar, pero sí es importante ser conscientes de qué me supone realmente ese capricho. "¿Lo necesito? ¿Pasaría algo si no lo compro?. Estas son preguntas interesantes que podemos hacernos, pero es mucho más útil, en ocasiones, preguntarnos cuántas horas de trabajo necesitamos para pagar ese capricho. Sabiéndolo, seguro que en muchas ocasiones decidimos prescindir de él", asegura Torre.

3.- Cuidado con los gastos hormiga.

Muchas veces, cuando pensamos en ahorrar, pensamos en los grandes gastos (ropa, restaurantes....). Pero, ¿y qué ocurre con esos pequeños gastos recurrentes? Son gastos que en la mayoría de las ocasiones no nos duelen, por su bajo importe, pero pueden llegar a resultar realmente un ahorro importante a lo largo del año. Cuenta y decide.

Asimismo, como señalan en CaixaBank hay que evitar todo gasto superfluo, por pequeño que sea el importe. Descartemos frases del tipo: "No vendrá de un euro...". Es mejor tener ese euro en el bolsillo. Y, por otro lado, controlar el impulso del consumo. Existen constantemente reclamos de todo tipo para consumir productos que, en ocasiones, no se necesitan realmente. Antes de gastar el dinero, hay que reflexionar sobre si realmente se necesita.

4.- Ahorrar no es solo no gastar.

Es también saber invertir." ¿Te has parado a pensar el tiempo que tenemos que trabajar al mes para ganar un sueldo, y el poco tiempo que sin embargo le dedicamos a sacarle el mejor partido a nuestros ahorros?", se pregunta Torre. A veces no nos importa pasarnos un tiempo largo en buscar en Internet destino para nuestras vacaciones o recetas culinarias, pero en cambio buscamos y comparamos poco a la hora de decidir el mejor destino para nuestro dinero.

Así, entre los consejos del IEB destaca las aportaciones periódicas, diversificación de cara a la inversión, rebajando siempre el producto de riesgo y seleccionando los productos adecuados. Pero, además, hay que tener  en cuenta el impacto de la inflación y los impuestos.

5.- Cuantificar los imprevistos.

Somos "ahorradores" avanzados: somos conscientes de lo que gastamos, hemos hecho una planificación de gastos e ingresos y determinado qué cantidad destinaremos mensualmente al ahorro, hemos suprimido los gastos más superfluos....No lo estropeemos ahora: no hay que olvidar nunca esos gastos imprevistos o extraordinarios que tanto daño pueden hacer en nuestra economía. Pensemos en cuáles pueden venirnos de pronto (seguro anual del coche, libros de los niños, avería del coche....), sumémoslos y dividámoslos a lo largo del año. De este modo, se harán más llevaderos y evitaremos llevarnos las manos a la cabeza en un momento dado.

Aquí, el IEB se muestra tajante en su estudio: "Guarde siempre una cantidad suficiente para cubrir imprevistos y disponer de esa liquidez en caso de necesidad y no de otras inversiones". 

publicidad
publicidad