23 de Febrero, 22:29 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

Vuelta al cole para la banca: los nuevos depósitos y cuentas para ganar más

El verano se despide con una apuesta renovada por parte de los bancos por productos híbridos: cuentas que combinan depósitos extratipados. La clave: una mayor vinculación. Analizamos las últimas novedades.

SelfBank ha estrenado septiembre lanzando un depósito al 3 por ciento. El banco entra en la «miniguerra» en la que participan varios bancos por captar pasivo. Pero el ahorrador debe saber que los nuevos extratipos están limitados. Bien por tiempo o por cantidad máxima a remunerar y que la vinculación será la llave para alcanzar la máxima rentabilidad.

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, señala que «quizá las mayores novedades de las últimas semanas tengan que ver con el lanzamiento de cuentas que están a medio camino entre las cuentas nómina y las remuneradas».

De la misma opinión es Javier Mezcua, experto del comparador HelpMyCash.com. Mezcua destaca las altas rentabilidades que se pueden conseguir, que llegan hasta el 7 por ciento. «Los bancos están apostando por las cuentas remuneradas en detrimento de los depósitos, que llevan meses arrastrando rentabilidades raquíticas. La razón es fácil. Las cuentas permiten vincular al cliente, que es el objetivo principal del banco y no el de captar pasivo, ofreciéndole una rentabilidad muy atractiva y, además, permiten limitar los intereses, poniendo un techo reducido al saldo máximo remunerable». 

Tendencia que se mantendrá en los próximos meses, como aclara González. «Seguirán proliferando los híbridos entre cuentas nómina y remuneradas, un producto que permite que los bancos ofrezcan rentabilidades superiores a las de los depósitos ya que logran atraer a clientes muy vinculados, que no solo depositan su dinero en la entidad sino que también ingresan su nómina y contratan tarjetas de crédito».

Pero ¿por qué ofrecen los bancos rentabilidades tan altas en cuentas? Las ventajas son más que los contras para la banca tal y como señala Mezcua. «Al fin y al cabo, ofrecer un 7 por ciento cuando el saldo máximo a remunerar es de 5.000 euros, supone unos intereses a favor del cliente de como máximo 350 euros brutos anuales. Una cuenta con una rentabilidad del 2 por ciento sin límite máximo en la que se depositen, por ejemplo, 25.000 euros, devengaría 500 euros de intereses brutos, 150 euros más que en el caso anterior».

En el caso de estos híbridos, hablamos de rentabilidades máximas de entre el 5 por ciento y el 7 por ciento a un año. Eso sí, como destacan los expertos, normalmente estas rentabilidades están condicionadas a un importante grado de vinculación, limitadas a un determinado saldo y sujetas, en ocasiones, a una permanencia.

Novedades

Entre los últimos lanzamientos que hemos visto están, por un lado, la Cuenta Nómina de Caja Rural de Zamora con una rentabilidad del 7 por ciento TAE durante el primer año y del 2 por ciento el segundo, pero a cambio de domiciliar una nómina de al menos 700 euros.

La Cuenta Nómina de Caja Rural Central permite conseguir un 6 por ciento, mientras que con la Cuenta 360º de Cajamar se puede conseguir un 3 por ciento de forma indefinida, aplicable a los saldos que no superen los 12.000 euros. Entre los grandes destaca la Cuenta Expansión Plus de Sabadell para hacer frente a la Cuenta 1/2/3 y el Depósito BBVA Azul +, y que cuenta con una rentabilidad del 3 por ciento de carácter indefinido.
Aparte de las novedades, también ha habido cambios. Es el caso del Depósito SelfBank a tres meses, con una remuneración del 3 por ciento.
Y es que la otra posibilidad que tiene el ahorrador es apostar por los «depósitos bienvenida», con rentabilidades de entre el 1,90 por ciento que ofrece ING Direct, pasando por el 2 por ciento de Bankoa u Openbank hasta el 3 por ciento de SelfBank. Entre sus ventajas destaca la rentabilidad, por encima de lo que ofrecen los depósitos tradicionales, sin cantidad mínima y con el dinero disponible en cualquier momento.

Otros de los productos más novedosos es la Cuenta Facto, de Banca Farmafactoring, al 2 por ciento TAE, y sin comisiones, un producto cien por cien online y que está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta 100.000 euros. Destaca también el Depósito Tookam al 2,10 por ciento durante los tres primeros meses de Bankoa Credit Agricole. Sin olvidar los depósitos de bancos en el extranjero, como Nemea Bank, con rentabilidades de hasta el 3,5 por ciento a cinco años.

Qué se puede esperar

En la línea de lo comentado previamente, Estefanía González señala que «el ahorrador conservador no debe esperar recibir mucho a través de los depósitos tradicionales, por lo que deberá optar por los híbridos entre cuentas remuneradas y nómina. Ahora bien, estos productos son más complejos que una cuenta nómina ordinaria, por lo que deberá prestar mucha atención a cuestiones como vinculación extra exigida o permanencia antes de dar el paso». Por su parte, Mezcua destaca que «no parece que vaya a haber un repunte en la rentabilidad de los productos de ahorro en el corto plazo, salvo por ofertas concretas para captar clientes».

En lo que sí coinciden los expertos del sector es que el esfuerzo será mayor, ya que al ser los plazos muy cortos o haber límites en el saldo máximo a remunerar, se tendrán que combinar distintos productos e ir abriendo depósitos en varios bancos una vez venzan los anteriores si se quiere rentabilizar al máximo los ahorros.

publicidad
publicidad