Vocento 15 años 23 de Noviembre, 17:56 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

¿En qué países se encuentran los depósitos más rentables?

El mercado de depósitos en España está congelado. La rentabilidad de cuentas como de imposiciones a plazo fijo ha sufrido golpe tras golpe, primero por parte del regulador español, con limitaciones a los extratipos, y, posteriormente, por el Banco Central Europeo (BCE) con sucesivas bajadas del precio del dinero hasta situarlo en el 0,05%. Además, las nuevas medidas no convencionales, como la hipotéticas aprobación de un Quantitative Easing a la europea, con compra de deuda pública, provocará nuevos descensos hasta situarlos entre el 0,50% y el 0,60% para los dos próximos años.

Sin embargo, fuera de España se pueden contratar depósitos con rentabilidades extratipadas, favorecidos por una operativa cien por cien online, que elimina las barreras físicas y que permite abrir y gestionar cualquier producto financiero sin tener que personarse en las oficinas. Por lo que en un mundo cada vez más global, ya no es disparatado diversificar los ahorros en bancos en el extranjero, como una alternativa más en la búsqueda de rentabilidad.

¿Cuáles son los bancos que ofrecen las mayores rentabilidades?

Vivier & Co, un proveedor de servicios financieros neozelandés, ha entrado con fuerza en España y comercializa depósitos a corto y medio plazo con intereses que alcanzan el 5,75%, todos ellos contratables desde España. Fundada en 2001, Vivier & Co lleva casi 15 años ofreciendo cuentas de ahorro con intereses por encima de la media y dispone de cuentas en divisas, entre ellas en euros. El periodo es de 12 meses, pero para poder acceder al extratipo es necesario 120.000 euros como mínimo. Para cantidades a partir de 60.000 euros, la remuneración es del 5,23% también a un año, y del 4,82% a partir de 6.000 euros. A medio plazo, seis meses, los intereses van desde el 4,08% hasta el 4,50%.

En Francia también se pueden encontrar depósitos y cuentas con rentabilidades de hasta el 5%. El banco galo Livret Zesto RCI Banque comercializa una cuenta a la vista que remunera un 5%, mientras que el depósito de CIC Iberbanco, un 3,33% desde 2.000 euros. Eso sí, se trata de un producto no apto para todos los ahorradores, debido a que el plazo es de 96 meses (8 años).

Malta es otro país dónde se pueden contratar depósitos con una rentabilidad que llega hasta el 4%. Nemea Bank tiene página online totalmente en español. Su depósito a 60 meses ofrece una rentabilidad del 4% y un importe mínimo de 5.000 euros. Por su parte, a tres años, Easisave comercializa un depósito al 3% desde 1.000 euros. También a 60 meses y con rentabilidades que van desde el 2,75% hasta el 3,70% están las imposiciones a plazo fijo de Mediterranean Bank y FCM Bank, y desde 5.000 y 2.000 euros respectivamente.

¿Cómo es el proceso?

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto.es, señala que el proceso de contratación depende de la entidad, pero que cada vez es más habitual encontrarse con entidades que permiten solucionar los trámites por vía electrónica, mediante el envío de los documentos identificativos por e-mail. No obstante, sigue habiendo entidades que obligan a presentarse en persona e, incluso, a tener un domicilio en el país, lo que complica (por no decir que imposibilita) la apertura. 

Asimismo recuerda que cuando se abren cuentas en el extranjero, los consumidores españoles tienen ciertas obligaciones de información con Hacienda y el Banco de España. En concreto, ante el Fisco hay que presentar el modelo 720, aunque se trata de un trámite que solo es obligatorio si el dinero depositado en la cuenta sobrepasa los 50.000 euros. Y ante el regulador, habrá que informar de las transacciones periódicas en función de unos baremos preestablecidos.

¿Qué tipo de retención fiscal estarían sometidas las ganancias?

En cuanto a la retención fiscal, al igual que los rendimientos de cualquier cuenta de ahorro o depósito que tuviéramos en España, los que se obtengan en el extranjero se integran en la base imposible del ahorro, que tributa en tres tramos (21% para los primeros 6.000 euros; 25% de 6.001 a 24.000 euros; y 27% para el resto). En muchos casos, al abrir una cuenta de "no residente" fuera de España, las entidades no practican una retención como sí se hace aquí. Por tanto, el % correspondiente se abonará cuando se presente la declaración. No obstante, podría suceder que sí ocurriera. En ese caso, habría que mirar si el país donde tenemos el dinero tiene un convenio de doble imposición con España. En este caso, habría que indicar en la declaración de la renta que esa retención se ha practicado en el extranjero para que los cálculos que haga el Fisco sean correctos. 

publicidad
publicidad
publicidad