Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

confiscaci髇 a los dep髎itos

Corralito en Chipre: las opciones del ahorrador para escapar de 閘 y proteger sus ahorros

La medida supone soliviantar la garant韆 de los dep髎itos hasta 100.000 euros que hay en la Uni髇 Europea

El rescate de Chipre ha sentado un precedente peligroso. Por primera vez en la crisis de deuda, ser醤 los ahorradores los que tendr醤 que asumir el coste del rescate al sistema bancario de un pa韘 con una confiscaci髇 sobre los dep髎itos. Seg鷑 el propio Banco Central de Chipre esto conllevar una fuga de capitales de, al menos, el 10%. Pero no solo eso, la medida amenaza con despertar el miedo de los inversores hacia Espa馻 e Italia, miedo que estaba calmado tras el paraguas del BCE de septiembre.

Sin embargo, el precedente impuesto por la Troika (el Banco Central Europeo, la Comisi髇 Europea y el Fondo Monetario Internacional) es peligroso, ya que no distingue entre peque駉s, medianos y grandes ahorradores y supone un alto coste pol韙ico y social.

Para los analistas de Barclays, se trata de una sorpresa y dan tres razones para que se adoptara esta decisi髇. Por un lado, el coste de la recapitalizaci髇 bancaria hubiera supuesto el 60% del PIB. Adem醩, la deuda p鷅lica es del 86% en 2012, el rescate lo habr韆 elevado hasta el 145%, sin olvidar que alrededor del 37% de los depositantes bancarios en Chipre son extranjeros. Por estas razones, Barclays considera que no hay riesgo de contagio al resto de pa韘es europeos.

Pero en caso de que si qu lo haya, que el corralito se extienda y sean los depositantes los que tengan que asumir las p閞didas, 縬u opciones tendr韆n para salvar sus ahorros?

Abrir una cuenta en el extranjero. En teor韆, cualquiera que viaje a otro pa韘 deber韆 poder abrir una cuenta de no residente, aunque la lucha contra el fraude fiscal hace que cada vez est m醩 vigilado. La opci髇 telem醫ica tambi閚 cobra fuerza, ya que se puede abrir una cuenta a trav閟 de Internet. Qui閚 opte por esta opci髇 debe saber que el banco le cobrar una comisi髇 por transferir los fondos. Esto bien lo saben las autoridades chipriotas, ya que prohibieron las operaciones de la banca online el mismo s醔ado, cuando se aprob el rescate.

Una vez que se haya cumplidos estos tr醡ites es obligatorio comunicar la apertura en el plazo de un mes al Banco de Espa馻, a trav閟 del modelo DD1. Adem醩, los rendimientos que generan tributan en Espa馻, donde la persona tenga el domicilio fiscal.

Abrir una cuenta en un banco internacional. Esta es la mejor opci髇, ya que tienen oficinas en nuestro pa韘. En bancos como Citibank, Barclays o Deutsche Bank, con sedes en diferentes pa韘es y llevar el dinero a otra sucursal de otro pa韘 de la misma entidad. Lo interesante es que, una vez con cuenta en el extranjero, hay muchos bancos como Openbank que permiten hacer transferencias gratuitas entre nuestra cuenta espa駉la y la otra.

Abrir una cuenta en divisas en un banco espa駉l. Tambi閚 es posible abrir una cuenta en nuestro banco de toda la vida pero en otras divisas distintas al euro. Las m醩 habituales son d髄ares, francos suizos o libras esterlinas. Esta opci髇 nos permite apostar por otra moneda que creamos m醩 fuerte que el euro. As, en caso de que volvi閞amos a la peseta, al recuperar el dinero de la cuenta despu閟 de hacer el cambio, tendr韆mos m醩 pesetas de las que hubi閞amos obtenido si hubi閞amos mantenido una cuenta en euros.

Sacar f韘icamente los euros de nuestra cuenta. El famoso "bancolch髇". Esta medida puede dar seguridad a quien crea que vamos a salir del euro o que va a haber un corralito, ya que esos euros en efectivo mantendr韆n el mismo valor del que tienen ahora en otros pa韘es europeos. Sin embargo, tiene una pega y es que el Gobierno pudiera aprobar un decreto por el cual nos obligara a cambiarlo, por ejemplo, por la nueva moneda, devaluada, con lo cual perder韆mos poder adquisitivo.

Invertir en un fondo de inversi髇 o en deuda o acciones en otro pa韘. En el primer caso, para no correr riesgos de mercado, se tratar韆 de invertir el dinero en un fondo de inversi髇 de renta fija garantizada con gestora fuera de Espa馻, por ejemplo, en Luxemburgo, pero siendo muy conscientes de que este producto no es tan simple como un dep髎ito. Y en el segundo, se trata de una opci髇 solo apta para entendidos que ya fueran a invertir en productos similares de todas maneras, pero que ahora, con el miedo en el cuerpo, prefirieran invertir en otros pa韘es m醩 solventes.

Por 鷏timo, invertir en oro, tradicionalmente considerado como un valor refugio. Pero conlleva cierto riesgo ya que, desde el inicio de la crisis, est batiendo r閏ords e incluso podr韆 subir m醩 si la crisis se intensifica, pero tambi閚 hay muchas posibilidades para que baje. Adem醩, es una de las pocas materias primas que no se ha visto afectada por el incremento del IVA en Espa馻. La raz髇 es que la reglamentaci髇 de la Uni髇 Europea sobre el pago del Impuesto sobre el Valor A馻dido "equipara el oro de inversi髇 a una divisa y, por lo tanto, lo declara exento de este impuesto", explica Mausel co-fundador de A&A Commodities.

publicidad
publicidad