Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

La renta fija bate en rentabilidad a los depósitos ¿qué activos elijo?

Los bancos solo podrán ofrecer un interés máximo del 2,75% a las imposiciones a plazo fijo que superen los 24 meses

Con la limitación de las rentabilidades a cuentas, depósitos y pagarés por parte del Banco de España, la renta fija gana terreno entre los inversores por su atractivo interés y como alternativa a inversiones más conservadoras.

Así, los bancos solo podrán ofrecer un interés máximo del 2,75% a las imposiciones a plazo fijo que superen los 24 meses. Los analistas de Aspain 11 creen que se trata de una medida positiva para incentivar la inversión en otro tipo de activos. Si bien es cierto, los depósitos están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos, aunque toda la renta fija, incluso la soberana tiene riesgo de crédito del emisor.

En este sentido Aspain 11 Asesores Financieros EAFI consideran que habrá que ser selectivos y analizar las oportunidades en las nuevas emisiones corporativas que se produzcan escogiendo de manera muy pormenorizada activos que no se encuentren muy por encima de la par y que nos proporcionen rendimientos razonables en el actual escenario.

En este sentido, la deuda corporativa tiene cierta correlación con los mercados de valores ya que en cierta medida está influenciado por el análisis fundamental de la compañía. Aspain 11 cree que será un buen año para la renta variable, si aguantan los niveles y no acontece nada desestabilizador en el ámbito político que pueda afectar a la desconfianza del inversor.

En este tipo de activos los expertos ven oportunidades en compañías españolas, ya que es un país periférico, en el que las rentabilidades continúan siendo atractivas y la percepción del riesgo aún no está debidamente ajustada. Las rentabilidades oscilan entre el 3%-5% en el tramo de plazo de 2 a 5 años, en el caso del grado de inversión (rating BBB o +) y los high yield ofrecen rentabilidades superiores al 6% para estos mismo plazos.

La deuda corporativa a tener en cuenta este año 2013 es aquella emitida por compañías con buenos fundamentales, como Abengoa o Telefónica, y cierta deuda subordinada como por ejemplo la de BBVA y Santander.

En cuanto a la deuda soberana, en en la medida en que se relaje la prima de riesgo española y la situación en nuestro país se aleje del devenir de estas últimas jornadas, será buen momento para plantearse ciertos activos, aunque con mucha cautela ya que la situación de las finanzas españolas sigue siendo crítica a la espera de que se tomen medidas realmente estabilizadoras, que apoyen al crecimiento y a la reducción del déficit público.

Otra buena opción de invertir en renta fija sería a través de fondos de inversión. En este sentido habriá que apostar apostar por los fondos de inversión que tengan un volumen considerable bajo gestión y unas medidas de performance aceptables si tenemos en cuenta sus comparables. Asimismo, Aspain 11 apuesta por fondos que inviertan una parte de la cartera en renta fija y otra que no lo sea. En cuanto a los fondos de renta fija consideran como una opción los de los países emergentes que a pesar de sus elevados ratios de endeudamiento baten previsiones.

¿Margen en depósitos?

A pesar de los límites, todavía hay bancos que ofrecen atractivas rentabilidades, aunque están a años luz de las de cierre de 2012. Uno de ellos es la entidad lusa Banco Espirito Santo, que remunera al 3,50% a 12 meses, pero solo para importes superiores a 25.000 euros. Mismas condiciones ofrece Banco Finantia Sonfiloc y Banco Pichincha, salvo que el importe mínimo es de 50.000 euros.

A seis meses, BES comercializa un depósito al 3% también para cantidades mínimas de 25.000 euros. Por su parte, ING comercializa el Depósito Naranja a 4 meses al 2,60%, mientras que Lloyds Bank ofrece un 2,50% tanto a once como a doce meses.

publicidad
publicidad
publicidad