09 de Diciembre, 09:32 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Daría continuidad a los máximos históricos

Trump, Fed y resultados empresariales: el tridente en el que confía Wall Street

La Bolsa de Nueva York siguen registrando nuevos máximos históricos. El tridente formado por Donald Trump, la Fed y las cuentas de las compañías puede provocar aún más alegrías entre los inversores hasta final de año, y también en 2020.

El Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq, los selectivos por excelencia de Wall Street, pueden seguir registrando máximos históricos pese a la aparición de correcciones puntuales, consideran los expertos. La base para que los inversores confíen en el potencial alcista de la Bolsa de Nueva York reside en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y las cuentas de las compañías continúen con el mismo comportamiento que el actual.

La decisión de la Fed de rebajar los tipos de interés, con inyecciones de capital, y las políticas expansivas de la administración Trump han sido un gran acicate para los mercados. Celso Otero, gestor de Renta 4, cree que este es el principal motivo para ver los registros actuales ya que este exceso de liquidez "ha ayudado a que las compañías realicen fusiones adquisiciones", apunta. Otero expone que la concentración empresarial ha provocado los mayores volúmenes de la historia y, pese a las OPVs, se ha reducido la oferta, "lo que unido a la fuerte recompra de acciones por parte de las compañías ha revalorizado con fuerza el mercado", completa. El gestor de Renta 4 pone el foco en las compañías al considera que, "al final", lo que se están comprando son resultados "y han sido buenos".

En la misma línea de cifras empresariales se posiciona el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros que apunta "alto grado de monopolio y oligopolio" con el cuentan algunas de estas empresas muy importantes para estos indicadores, como las tecnológicas, que "se llenarán de nuevo los bolsillos con el 'Black Friday' y las Navidades".

La guerra comercial es el tema que más ha podido distorsionar el desempeño de Wall Street, pese a que el Nasdaq sube un 32% en el año; el S&P 500, un 28%, y el Dow Jones, cerca de un 23%. La no ratificación de la primera fase del acuerdo, que se espera para final de año y que incluiría la solución a grandes puntos del conflicto, sí generaría una gran incertidumbre y haría daño a las bolsas, pero, en principio, esta situación parece descartada.

En general, pese a las caídas y ruido que genera la disputa arancelaria entre Washington y Pekín, los expertos valoran positivamente la gestión de Trump. "Ha sabido negociar muy bien encapsulando los logros y vendiéndoselos al mercado, al igual que lo hizo dando la vuelta al miedo inversor que provocó su elección o presionando a la Fed para realizar políticas expansivas", afirma Otero. "Trump se ha dado notoriedad, siempre es el protagonista y esto ha sido beneficioso porque para que va ser China la que tendrá que ceder más", declara Sánchez-Matamoros.

A este cóctel se le une la política. Como recuerda el analista de Admiral Markets Roberto Rojas hay una intención de "impeachement" contra Trump, desalojarle de la Casa Blanca, lo cual podría generar "una inestabilidad política que arrastraría el devenir de la economía ya que daría un giro a la actual política proteccionista de Trump". A esto hay que añadir que 2020 es año de elecciones presidenciales y Trump, hasta la fecha, pretende presentarse. Si esa es su idea, y siguiendo el análisis de los analistas, hará todo lo posible por tener contento a Wall Street. Además, los años de elecciones presidenciales suelen ser muy positivos en Wall Street.

El análisis técnico también invita al alza y las compras

Rojas recuerda que desde 2009 se ha visto cómo los principales indicadores de Wall Street viven un periodo de expansión. El analista de Admiral Markets descata el caso del S&P 500 "que ha pasado de cotizar desde los 670 puntos hasta superar los 3.100, rompiendo prácticamente los máximos en cada sesión".

Así, Rojas observa que la tendencia alcista de la Bolsa de Nueva York "sigue su curso" y cree que "pese a los niveles de sobrecompra que se pueden observar" el último impulso alcista "se ha visto acompañado de un descenso en la volatilidad tal y cómo se observa en el índice VIX y en el indicador ATR". De este modo, Rojas estima que los principales niveles de soporte en el S&P500 están en el anterior nivel de máximos históricos, que actuó como resistencia, en el nivel psicológico de los 3.000 puntos. En el caso del Dow Jones, aprecia una situación técnica muy similar, con el principal nivel de soporte en los máximos históricos de 27.404 puntos.

Con este marco, y pese a que hay que tener presentes la desaceleración económica, el optimismo se mantiene alto y el mayor riesgo sería que Estados Unidos y China no firmasen la primera fase del acuerdo y que se le agotase la pólvora a la Fed y el Gobierno con las políticas expansivas. Aún, así, Celso Otero cree que Trump actuará si se empiezan a registrar tensiones bursátiles, pero cree que no será necesario puesto que la economía aguanta con buenos salarios y la mejor cifra de desempleo en 50 años. Por ello, Francisco Sánchez-Matamoros aprecia un apetitivo inversor por el riesgo "muy alto" y cree que hay que seguir comprando y tomando posiciones de aquí a final de año. 

publicidad
publicidad