23 de Noviembre, 02:59 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

el acuerdo entre China y EEUU, con muchas lagunas

Mercados: ¿podría ser esta una tregua-trampa para los inversores?

La tregua comercial anunciada por China y Estados Unidos el pasado viernes puede ser un caramelo demasiado dulce para los inversores alcistas, que esperan agazapados su momento para entra de lleno en el mercado. Sin embargo, la decisión podría ser precipitada y causar más de un disgusto. 

Así lo sugieren los estrategas de Morgan Stanley cuando recuerdan que este mismo argumento, la tregua en la guerra comercial, fracasó estrepitosamente hace diez meses y es poco probable que vaya a funcionar ahora. 

De hecho, el equipo de expertos del banco estadounidense liderados por Mike Wilson sugiere que la tregua ya pareció inestable el mismo viernes, cuando el S&P500 borró la mitad de sus ganancias en los treinta minutos finales, aún cuando terminó la sesión rebotando un 0,78%.  

Ese mismo día, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destapó el tarro de las esencias para anunciar 'a bombo y platillo' que las dos partes pactaron las líneas maestras de un acuerdo que podría firmarse tan pronto como el próximo mes. Sin embargo, las ganancias del parqué se redujeron a medida que los inversores se dieron cuenta de que muchos de los problemas más espinosos siguen sin resolverse.

La dimensión del problema se vio ayer mismo, cuando los inversores se abstuvieron claramente de abrir posiciones de riesgo tras conocerse que China quería más detalles antes de firmar ningún documento. 

Inquietantes paralelismos

Las noticias inquietantes, tal y como explican los economista de Morgan Stanley, es que el patrón es "sorprendentemente similar" al observado a finales del año pasado, cuando la tregua comercial que surgió de la reunión del G-20 en Argentina, que primero causa alzas en el mercado pero el 3 de diciembre que perdió fuerza al cierre y concluyo con un desplome del 3% para el S&P500 el 4 de diciembre de 2018. Ese episodio no terminó bien, con el S&P 500 hundiéndose un 16% en las siguientes semanas antes de tocar fondo.

Es cierto que la Reserva Federal puede puede incrementar su política monetaria acomodaticia para limitar las pérdidas de las bolsas, lo cierto es que Wilson considera un error 'acumular' en renta variable, ya que a su modo de ver, las conversaciones comerciales de la semana pasada han arrojado muy poca luz si de lo que se trata es de mejorar los fundamentos económicos y comerciales. "Calificamos el acuerdo de la Fase 1 más como una tregua que como un acuerdo de notable importancia",  dicen en Morgan Stanley.

A la misma conclusión llega Keith Wade, economista jefe de Schroders, cuando afirma que "el único problema es que ya hemos estado en esta situación antes". Exactamente, "la misma excusa se ofreció en diciembre de 2018 cuando las dos partes declararon una tregua, y aquí estamos de nuevo. No creemos que esta tregua sea más duradera, por lo que las recientes negociaciones ofrecen poco consuelo a los inversores", añade Wade. 

Es más, el futuro de corto plazo que vislumbra Wilson es inquietante y peligroso para quienes estén pensando en abrir posiciones de riesgo en renta variable. "Esperamos  que el viernes se marquen los máximos a corto plazo y que las próximas semanas / meses se parezcan a lo que vimos en diciembre pasado, aunque menos dramático dadas las tasas de interés más bajas y la política monetaria más acomodaticia que ahora prevalece", añade este experto. 

También se suma a la corriente escéptica Mark Haefele, CIO de UBS Wealth Management, considera que si bien esto es un desarrollo positivo, "no estamos seguros de que sea el comienzo de una distensión en la disputa comercial". También opina este experto que es importante el hecho de que no se haya anunciado un retraso de los aranceles previstos para diciembre, aunque este anuncio podría llegar si se alcanza un acuerdo. Pero han quedado en el aire aspectos como la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología forzada y los subsidios estatales chinos, que son, si cabe, los puntos más controvertidos de negociar.

publicidad
publicidad