23 de Noviembre, 02:10 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

inquietud en las bolsas

China quiere más detalles antes de firmar el acuerdo con Trump

J.Jiménez

China quiere nuevas conversaciones con Estados Unidos para finales de octubre para aclarar los detalles del acuerdo comercial de "fase uno" promovido por Donald Trump, antes de que el presidente Xi Jinping acepte firmarlo, según fuentes conocedoras de la cuestión citadas por Bloomberg. Las bolsas se han tomado mal esta noticia, lo que provoca que el Ibex 35 caiga alrededor del 0,7%, por un 0,6% que resta el Dax alemán. 

No hay momentos de alivio duradero para los inversores en la guerra comercial. Y es que cuando parecía que la tregua anunciada del sábado iba a traer unas semanas de tranquilidad, poco han tardado en saltar las alarmas. 

Pekín quiere amarrar los detalles, la letra pequeña donde suelen estar las sorpresas. Por eso, pretende enviar una delegación encabezada por el viceprimer ministro, Liu He, el principal negociador de China, para finalizar el acuerdo ratificado por ambos presidentes, que podría ser ratificado en la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico el próximo mes en Chile. 

Otra fuente asegura que China quiere que Trump también descarte una subida de tarifas planificada en diciembre, además de la subida programada para esta semana, algo que la administración aún no ha respaldado. 

Lo cierto es los detalles del acuerdo verbal alcanzado en Washington el viernes pasado siguen sin estar claros. Si bien Trump elogió el aumento en las compras de pdorudctos agrícolas comprometido por China, al que calificó como "el mayor y más grande acuerdo jamás hecho para nuestros granjeros patriotas en la historia de nuestro país", los medios estatales de China solo dijeron que las dos partes "acordaron hacer esfuerzos conjuntos para eventualmente alcanzar un acuerdo". 

Además, tras más de dos años de negociaciones, China se ha vuelto cada vez más cautelosa ante cualquier declaración de Trump. La confianza entre ambos países sufrió un duro varapalo en mayo de 2018, cuando Trump finiquitó el acuerdo para que China comprase más energía y productos agrícolas para reducir el déficit comercial. El presidente de Estados Unidos sembró aún más la desconfianza en agosto, cuando afirmó que los funcionarios chinos habían llamado y solicitado reiniciar las conversaciones comerciales.

Pero el presidente Xi no está dispuesto a firmar cualquier cosa. Es más, no dará el visto bueno a ningún acuerdo que no pase por una supresión definitiva de los aranceles estadounidenses, De hecho, los miembros del Partido Comunista lo han presionado para que evite firmar un "tratado desigual" que recuerda a los que China firmó con las potencias coloniales.

Las bolsas, inquietas y los analistas, escépticos

Estos nuevos flecos en la guerra comercial han causado cierta inquietud en las bolsas mundiales, lo que se ha traducido en caídas del 0,1% para el S&P500 y en recorres del 0,6% en el caso del Ibex 35. También es cierto que los analistas tampoco esperaban grandes alivios para el mercado. "No esperamos un resolución rápida en torno a un acuerdo más amplio", dice Esty Dwek, head of Global Market Strategy, Dynamic Solutions, de Natixis IM,   

En su opinión, "la Fase Dos [del posible acuerdo comercial entre EE UU y China] podría ser discutida durante semanas y meses, lo que sugiere que las tarifas previstas para diciembre serán suspendidas también, pero no esperamos que se dé marcha atrás en las tarifas que ya existen este año". Pero de acuerdo con la información de Bloomberg, la supresión de los aranceles sería ahora mismo un requisito imprescindible. 

En la misma línea, Mark Haefele, CIO de UBS Wealth Management, considera que si bien esto es un desarrollo positivo, "no estamos seguros de que sea el comienzo de una distensión en la disputa comercial. También opina este experto que es importante el hecho de que no se haya anunciado un retraso de los aranceles previstos para diciembre, aunque este anuncio podría llegar si se alcanza un acuerdo. Pero han quedado en el aire aspectos como la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología forzada y los subsidios estatales chinos, que son, si cabe, los puntos más controvertidos de negociar.  

publicidad
publicidad