23 de Octubre, 12:45 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mercados

El rally de las bolsas aún no ha terminado

Más firmas se unen a la idea de que los diez años de subidas en la renta variable están lejos de llegar a su fin.

El rally alcista en el que llevan las bolsas inmersas durante más de una década aún tiene vida y no se ha terminado, ya que la renta variable todavía está proporcionando beneficios saludables para los inversores. "Incluso con un crecimiento bajo de los beneficios, el sector corporativo aún tiene un alto rendimiento de los flujos de efectivo y una elevada rentabilidad por dividendo, lo que debería proporcionar unos rendimientos relativamente razonables", opina Peter Oppenheimer, el principal estratega global de Goldman Sachs, según recoge Bloomberg.

De este modo, el banco se une a otros gigantes como Citigroup a la hora de vaticinar momentos más dulces para la renta variable, lo que no deja de ser importante justo en el momento en el que los inversores dudan de la fortaleza del mercado.

La cuestión es que el poderoso repunte del mercado de valores se puso a prueba la semana pasada, cuando las acciones de todo el mundo se desplomaron después de unos datos económicos débiles en Estados Unidos y Europa, que alimentaron las preocupaciones sobre el estancamiento del crecimiento global. Pero los economistas de la firma estadounidense tienen claro que la fiesta de las bolsas todavía no ha llegado a su fin.

Es más, consideran que el giro hacia valores defensivos que se vio el mes pasado no durará y apuestan por una mejora del crecimiento económico y de la rentabilidad de los bonos. También consideran que el rendimiento superior de las llamadas "acciones de calidad" y de "crecimiento" continuará respaldando el rally del mercado estadounidense. Por eso, tienen con nota de 'sobreponderar' a la tecnología y la industrias asociadas con el crecimiento de los beneficios. 

Resiste el S&P500

Con todo, el susto que se dieron las bolsas tras los malos datos macro de la semana pasada debería quedar como un aviso para navegantes, en especial porque los inversores buscaron la solución clásica, el recurso a la Fed. De hecho, la probabilidad de que el banco central estadounidense recortara los tipos era del 92% el pasado jueves, aunque el buen dato de empleo del viernes rebajó este porcentaje hasta el 76%. 

Con todo, "no llegó a activarse el soporte de los 2.800-2.820 puntos", dice Javier Molina, analista de eToro en España, pues "el soporte intermedio de los 2.880 funcionó para contener la caída experimentada". Desde esa zona y sin haber entrado en sobreventa, "se recupera el S&P500 y establece un objetivo alcista en los 3.000 puntos, de nuevo", sostiene Molina.

Estas reacciones fuertes han funcionado en el pasado, aunque está por ver si el principal selectivo del mercado estadounidense puede atacar la zona de máximos históricos. De momento, "nos quedamos con la positiva reacción desde la zona de soporte y la recuperación de cierto momentum", apunta el experto de eToro.

publicidad
publicidad