20 de Noviembre, 07:57 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Sube un 0,2%, líder de Europa, hasta los 9.227,10 enteros

El Ibex 35 salva los 9.200 puntos en una semana marcada por los bancos centrales

La postura 'dovish' del BCE y la Fed, la reunión entre Trump y Xi Jinping la próxima semana en el G20 y la tensión entre Estados Unidos e Irán en el Golfo Pérsico, han marcado el devenir de los mercados en las 5 sesiones.

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ha concluido la sesión con una testimonial subida del 0,2%, dando un último cambio en los 9.227,10 puntos, por lo que logra mantenerse por encima de la barrera psicológica de los 9.200 puntos pese a la presión bajista del sector bancario provocada por la actitud 'dovish' tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Y es que, en una semana en la que el Ibex 35 se anota una testimonial subida del 0,36%, ambos organismos han sido los protagonistas al dejar abierta la posibilidad de bajar el precio del dinero. El primero en abrir la veda fue el presidente del BCE, Mario Draghi, que se mostró abierto a realizar una bajada de tipos y a reanudar el programa de recompras de activos como otra opción si la inflación no se fortalece. Tras el BCE llegó el miércoles la Fed que, pese a mantener los tipos en el rango del 2,25-2,5%, abrió la puerta plantear una bajada en julio, que sería la primera después de 10 años, ya que será "paciente" pero "vigilará de cerca" las previsiones económicas para cumplir con el mandato dual de mantener la inflación estable y logar el máximo empleo posible.

La visión compartida de ambas instituciones insufló de fuerza compradora a los inversores de renta variable y esto se dejó notar en Wall Street, que volvió a registrar nuevos máximos históricos. Misma tónica positiva en los principales parqués del Viejo Continente, salvo en el Ibex 35. El importante peso del sector bancario en el indicador, deseoso de un aumento en el precio del dinero para mejorar sus cuentas de resultados, desmarcó al indicador madrileño del resto de Europa el resto de la semana

Volatilidad por la tensión en el Golfo Pérsico

Pese a todo, y de vuelta a la sesión, el selectivo ha conseguido maquillar una jornada cuyo principal catalizador ha sido la escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán y ha liderado los ascensos en Europa. Los mercados europeos han amanecido con la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habría estado dispuesto a atacar Irán como respuesta al derribo de un dron militar estadounidense en el valle de Ormuz por parte del Gobierno de Teherán, aunque terminó por desechar esa opción.

Con todo, las mayores subidas del indicador han sido para Ence, que ha avanzado un 6,26%; Enagás, un 3,06%; Red Eléctrica, un 2,43%; Inditex, un 2,17%, y Cellnex, un 2,05%. Mientras que en lado de las pérdidas se han colocado Acciona, con una bajada del 2,34%; Mediaset, un 2,13%; ACS, un 1,3%; Siemens Gamesa, un 1,16%, y Ferrovial, un 1,02%.

El resto de principales plazas del Viejo Continente se han dejado arrastrar más por las tensiones geopolíticas y salvo Milán, que ha subido un 0,13%, el resto ha cerrado en negativo: Londres ha cedido un 0,23% y Fráncfort y París han bajado un 0,13% ambas.

La moneda comunitaria, el euro, se cambiaba por 1,132 unidades de dólar, con los mercados europeos cerrados, al subir un 0,3%. En el mercado de materias primas, el barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se pagaba a 65,17 unidades de dólar al subir más de un 1%.

Respecto al mercado de deuda, la prima de riesgo española concluye la semana en 73 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a diez años, continúa en mínimos, al situarse en el 0,287%. Por su parte, el interés exigido al bono germano a diez años o "Bund", que sirve de referencia de solvencia en Europa y cuya diferencia con el español determina nuestro riesgo país, termina el viernes en el -0,287%.

La próxima semana los inversores centrarán su atención en la cumbre del G20 en Japón, porque se espera que se reúnan Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, para intentar sofocar el incendio de la guerra comercial, según confirmó el propio presidente estadounidense tras una charla telefónica con Xi Jinping. Un encuentro que también contagió de optimismo a los mercados esta semana y provocó entrada de capital en las bolsas.

publicidad
publicidad