Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

perspectivas para 2019

Euro/dólar: La Fed allana el retorno a la senda alcista

Cuando el euro marcó máximos del año contra el dólar el pasado 1 de febrero en las 1,2510 unidades, pocos inversores podrían imaginar que acabaría el año metido en una tendencia bajista y defendiendo los 1,13 dólares. No era lo que preveían los expertos pero todo cambió poco antes del verano, cuando factores como el 'Brexit' o la crisis presupuestaria de Italia añadieron más presión sobre la moneda común. Y las perspectivas eran igual de sombrías hasta unas semanas antes del fin de año, justo cuando la Fed estadounidense dejó bien claro que se tomará con más calma las subidas de tipos en Estados Unidos, lo que de hecho allana el camino para que el euro/dólar retome la tendencia alcista. «El elemento diferencial ha sido que la Fed ha decidido revisar su determinación de seguir subiendo tipos de la manera que lo venía haciendo, un cuarto de punto cada trimestre, y lo ha hecho porque la economía mundial se está deteriorando por culpa de la guerra comercial entre China y Estados Unidos», dice Miguel Ángel Rodríguez, economista jefe de TMS Europe. 

Este factor es negativo para el billete verde y alcista para el euro/dólar. El par podría haber subido más, pero como explica Francisco de Haro, responsable de divisas de Citi en España, el efecto del cambio de perspectiva de la Fed ha sido en parte neutralizado «por la no resolución de la guerra comercial entre China y Estados Unidos». Es cierto, como recuerda Victoria Torre, analista de Self Bank, que 2019 no empezará con mejor cara para la moneda europea. «Seguimos a la espera de la presentación de un nuevo presupuesto por parte del Gobierno italiano, y el Brexit se torna cada vez más cuesta arriba», añade esta experta. Por ello, Torre ve posible que en la primera parte del año siga «el pesimismo en torno al euro, si bien en el caso de EE.UU también hay algunos nubarrones». 

No obstante, son precisamente esas inquietudes sobre la marcha de la economía estadounidense las que pueden dar la vuelta a la tortilla. «La Fed se ha dado cuenta de que no puede hacer una política monetaria restrictiva cuando se está deteriorando la economía a nivel mundial», dice Rodríguez. Esto, junto con otros elementos que saldrán a partir de enero, como un intento de 'impeachment' contra Trump, «va a provocar debilidad del dólar», apunta el economista de TMS Europe. En su opinión, «ya hemos visto por ahora los máximos del dólar», por lo es posible pensar que el euro/dólar ha tocado fondo y se podría mover en los próximos meses en una tendencia lateral alcista, que podría marcar sus máximos en 1,18 para el conjunto del año y con un objetivo de corto plazo de llegar a los 1,15 unidades. 

De Haro tiene una opinión similar, cuando apunta que su visión pasa porque el billete verde se fortalezca ligeramente a corto plazo, probablemente «no mucho más allá de los mínimos que de este año cerca de 1,12, antes de tomar una tendencia bajista contra el euro, llevándonos a niveles de 1,18 en un plazo de 6-12 meses y hacia niveles de 1,30 a más largo plazo», explica el experto de Citi. Antes de meterse en estos niveles, desde el punto de vista técnico, Roberto Rojas, analista de Admiral Markets, apunta que el euro/dólar deberá superar la resistencia de las 1,1700 unidades. 

Por el lado del euro, De Haro apunta que la elección de Anne Kramp-Karrenbauer como sucesora de Merkel «elimina el riesgo de posibles elecciones anticipadas en Alemania», algo que no estaba claro. Por otro lado, apunta, «ya hemos visto lo peor de las tensiones presupuestarias entre Italia y la UE». No obstante, cree que «Francia es el gran factor de riesgo para el euro, pues las tensiones sociales que se están viviendo allí hacen presagiar gran dificultad en llevar acabo los ajustes fiscales para respetar las reglas presupuestarias».

publicidad
publicidad