24 de Marzo, 02:08 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

UE BCE

El BCE ha comprado bonos verdes en el marco de su programa de compra de deuda

Agencia EFE

El Banco Central Europeo (BCE) ha adquirido bonos verdes en el marco de su programa de compras de deuda, tanto corporativa como pública, contribuyendo a la caída de su rentabilidad y el aumento de su emisión por parte de empresas.

En un artículo de su último boletín económico, publicado hoy, el BCE dice que, desde el anuncio del programa de compra de bonos corporativos el 10 de marzo de 2016, los diferenciales de los bonos verdes corporativos se han reducido de forma continuada, y una parte significativa de este efecto puede atribuirse a las compras del Eurosistema.

El término "bonos verdes" se refiere a los valores representativos de deuda cuyos fondos se utilizan para financiar proyectos de inversión que redundan en beneficio del medio ambiente.

"Existen diferentes enfoques para definir y certificar los bonos verdes, y hasta el momento no se han establecido unos requisitos de mercado a nivel mundial", según el BCE.

El BCE respalda las actuales iniciativas de la Unión Europea (UE) llevadas a cabo con arreglo al plan de acción de la Comisión Europea (CE) sobre finanzas sostenibles para crear una definición armonizada de activos "verdes", que podría mejorar la transparencia y facilitar la oferta de instrumentos de deuda verde.

El mercado de bonos verdes ha experimentado un rápido desarrollo en los últimos años, y las emisiones a nivel mundial han pasado de menos de 1.000 millones de euros en 2008 a más de 120.000 millones de euros en 2017.

La emisión neta de bonos verdes denominados en euros se ha multiplicado por diez desde 2013.

Durante el período 2013-2018, la emisión neta total de bonos verdes con grado de inversión denominados en euros en la zona del euro representó alrededor del 24 % de la emisión neta mundial de estos bonos.

Sin embargo, pese a su reciente crecimiento, en el mismo período los bonos verdes representaron solo el 1 % de la emisión total de bonos denominados en euros, según el BCE.

El saldo vivo total de bonos verdes corporativos admisibles en el programa de compra de deuda corporativa asciende actualmente a 31.000 millones de euros, de los cuales cerca del 20 % están en manos del Eurosistema.

Del total de bonos admisibles en el programa de compra de deuda corporativa, los bonos verdes representan un segmento pequeño pero cada vez mayor, con alrededor del 4 % del total.

Las empresas de los sectores de petróleo, gas y electricidad, infraestructuras, transportes y construcción son las que más bonos verdes emiten, para financiar la adopción de tecnologías más eficientes, reducir su huella de carbono y reorientar sus carteras energéticas hacia fuentes renovables.

El Eurosistema también ha comprado bonos verdes emitidos por Estados soberanos, agencias e instituciones supranacionales desde el comienzo del programa de compra de deuda pública.

El volumen de bonos verdes admisibles emitidos por dichas entidades del sector público es reducido en comparación con todos los bonos admisibles, menos del 1 %.

Bancos multilaterales de desarrollo como el Banco Europeo de Inversiones y o el alemán Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW) tienen un largo historial de emisión de bonos verdes y representan una proporción relativamente grande de la emisión total de bonos verdes admisibles en el programa.

"Los Estados entraron en el mercado de estos bonos hace poco tiempo, siendo el Tesoro francés el primer emisor soberano de la zona del euro en emitir bonos verdes, en enero de 2017", añade el BCE.

publicidad
publicidad