15 de Diciembre, 15:04 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

mercados, en directo

Ibex: Peligran los 9.000 puntos por Wall Street que cae más de un 1%

J.Jiménez

17:20: El Ibex ve peligrar los 9.000 puntos por Wall Street

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, ve peligrar la cota de los 9.000 puntos básicos al aumentar las caídas en Nueva York, ya que varios de sus indicadores se dejan más de un 1%. Así, el Dow Jones pierde un 1,26% y el S&P 500; un 1,14%, y el Nasdaq un 0,8%.

16:30 horas. Nueva York intenta el rebote

El Ibex mantiene estables las caídas en torno al 1% y sujeta sin demasiada presión los 9.000 puntos en una recta final donde los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York van de menos a más y parecen intentar el rebote. Así, el Nasdaq ya está en positivo y suma un 0,2%, mientras que el Dow Jones recorta un 0,1% y el S&P500 reduce las bajadas al 0,2%. 

El Dow Jones se dejó ayer más de 830 puntos, un descenso del 3,15%, y el S&P 500 cedió un 3,29%, ambos porcentajes no vistos desde principios del pasado febrero. El golpe más duro se lo llevó ayer el Nasdaq, que bajó un 4,08%, una caída registrada por última vez en noviembre de 2016. Según los analistas de Wall Street, el temor de los inversores radicaba en un ascenso de la rentabilidad de la deuda pública, combinada con la posibilidad de una nueva subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EE.UU (Fed).

Pero hoy los datos de la inflación en EE.UU. han ayudado a mitigar los temores en una jornada con leves oscilaciones entre el rojo y el verde. Según datos del Gobierno de EE.UU., el índice de precios al consumo (IPC) creció un 0,1 % en septiembre respecto al mes anterior, con lo que la tasa interanual se situó en el 2,3 %.

La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos por su volatilidad, ascendió un 0,1 % en septiembre, mientras que comparado con el mismo mes del año pasado registró un incremento del 2,2 %. La tasa interanual general del IPC ralentizó así su ritmo, ya que en agosto fue del 2,7 %, mientras que la subyacente no varió respecto al mes anterior, en el que también registró un 2,2 %.

Por sectores, las mayores pérdidas las tenían las empresas de energía (-1,20 %), el financiero (-0,70 %), el inmobiliario (-0,62 %) y el de servicios (-0,55%), mientras que iban al alza solo dos sectores, el tecnológico (0,56 %) y el de comunicaciones (0,58 %). Entre los 30 títulos recogidos en el Dow Jones, destacaban las ganancias de Nike (2,16 %), Home Depot (1,39 %), Microsoft (1,51 %) o Intel (1,12 %). Por otro lado, las compañías que más descendían eran la farmacéutica Pzifer (-1,35 %), McDonald's (-1,37 %), Exon (-0,93 %) y Cisco (-0,52 %).

En otros mercados, el barril de Texas descendía a 71,93 dólares el barril, el oro ascendía a 1.209,90 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 3,178 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,156 dólares. 

16:00 horas. Wall Street abre con caídas del 0,5%

La bolsa de Nueva York inicia su sesión con caídas que rondan el 0,5%, tras el fuerte correctivo del 3% sufrido en la sesión de ayer. De este modo, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,5%, en tanto que el S&P 500 y el Nasdaq ceden un 0,45%. La apertura de mercados estadounidenses no se está traslada a los mercados europeos que siguen con el mismo tono  de caídas estables del 1%. El principal indicador español, el Ibex 35, sigue con la lucha de aguantar en los 9.000 puntos y se aproxima a los 9.100, en 9.080 en estos momentos, por caídas del 0,8%.

13:30 horas. Las caídas se estabilizan en el 1% 

El Ibex 35 retrocede algo más del 1% y conserva los 9.000 puntos con un margen holgado (se mueve en los 9.046 puntos) mientras que el Dax alemán resta un 1,2% y el Ftse Mib italiano corrige otro 1%. En Estados Unidos, los futuros anticipan caídas del 1% para el Dow Jones. 

Aún cuando el tono es muy depresivo, los principales selectivo se alejan de los mínimos intradía marcados a primera hora, cuando los nervios hicieron mella en las mesas de operaciones. Los mercados están "amenazados", estima Stephen Innes, responsable de las transacciones Asia-Pacífico en OANDA, una empresa de servicios financieros.

"Hay varios motivos: la caída en Wall Street, la subida de las tasas de interés a largo plazo, nuevas preocupaciones por las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos y una actitud prudente antes de los anuncios de resultados de empresas", explica a Bloomberg Juichi Wako, de la compañía financiera japonesa Nomura Securities.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha echado gasolina al fuego tras afirmar que la Reserva Federal se había vuelto "loca", en un nuevo ataque contra el banco central y su política de alza progresiva de las tasas de interés. Trump hizo esas declaraciones tras una jornada negra en Wall Street en la que los inversores sancionaron al Dow Jones, que cayó a su nivel más bajo desde febrero. En una velada contestación a Trump, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde ha dicho hoy que la subida de los tipos de interés es "necesaria" e "inevitable" para economías como Estados Unidos, con un crecimiento fuerte, un aumento de la inflación y un desempleo "extremadamente bajo".

Para evitar el recalentamiento de la economía y un resurgir de la inflación, el banco central estadounidense subió tres veces este año sus tasas en un cuarto de punto porcentual, y tiene previsto hacerlo de nuevo en diciembre. Esos tipos de interés, de los que dependen entre otras cosas los créditos al consumo y los préstamos hipotecarios, se sitúan ahora entre el 2 y el 2,25%. Una política que Trump ha criticado varias veces en los últimos meses, rompiendo así con la costumbre de los presidentes de respetar la independencia de la Reserva Federal. Con la subida de las tasas, los inversores se orientan hacia el mercado de las obligaciones que se vuelven más lucrativas.

12:46 horas. El Ibex pierde un 1,25%

El Ibex 35 retrocedía un 1,25% en la media sesión de este jueves, lo que le llevaba a colocarse al borde de los 9.000 puntos a las 12.01 horas, un nivel que el selectivo madrileño no tocaba desde el 8 de diciembre de 2016.

En concreto, el principal índice español se situaba en los 9.048,3 enteros, en un contexto marcado por los temores a una desaceleración económica mayor de la prevista y con los temores a una guerra comercial todavía de fondo. Esta situación ha provocado que durante la última semana la rentabilidad del bono estadounidense haya experimentado una gran escalada al actuar como activo refugio.

A estos elementos se suma las últimas declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticando la aceleración en las subidas de tipos de interés llevadas a cabo por la Reserva Federal (Fed). El nerviosismo en los mercados, que ha llevado a Wall Street a sufrir fuertes caídas, se ha contagiado al resto de bolsas del mundo.

No obstante, en el 'Viejo Continente' continúa la incertidumbre que llega desde Italia o la reciente aprobación del Impuesto sobre Transacciones Financieras en España, que podría ahuyentar a inversores del mercado español hacia el exterior.

Así, a medida que avanzaba la mañana, solamente tres valores del Ibex 35 superaban la jornada 'negra' vivida en los parqués: Grifols (+0,77%), Técnicas Reunidas (+0,56%) y Banco Sabadell (+0,38%).

Las caídas más pronunciadas eran protagonizadas por Acerinox (-3,52%), Repsol (-3,48%), ACS (-3,03%), Acciona (-2,64%), Red Eléctrica (-2,43%), Naturgy (-2,39%), IAG (-2,27%), Bankinter (-2,27%) o Mapfre (-2,26%).

El resto de bolsas europeas se mantenían en línea con el selectivo madrileño, con descensos del 1,7% para Francfort, y del 1,3% para París y Londres. Milán, de su lado, retrocedía un del 1,2%.

Asimismo, la prima de riesgo española se ampliaba hasta los 111 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 1,628%, mientras que la cotización del euro frente al dólar se situaba en 1,1558 'billetes verdes'.

Por otro lado, el barril de petróleo de calidad Brent, referencia para Europa, frenaba su escalada y se situaba en un precio de 81,62 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) se colocaba en los 71,92 dólares.

12:20 horas. Aena supera los 204 millones de pasajeros hasta septiembre, un 5,5% más

Los aeropuertos de la red de Aena aumentaron un 5,5% sus pasajeros en los nueve primeros meses del año, hasta superar los 204 millones de viajeros, con un incremento del 5,7% de las operaciones, con 1,7 millones de aterrizajes y despegues, según los datos provisionales publicados hoy por el gestor aeroportuario. En septiembre, el número de viajeros en los aeropuertos españoles de la red superó los 26,2 millones, lo que supone un crecimiento del 4,6% con respecto al mismo mes de 2017, tal y como avanzó ayer el presidente de Aena, Maurici Lucena, coincidiendo con la presentación del Plan Estratégico 2018-2021 del gestor aeroportuario. De este total en septiembre, 18,7 millones viajaron en vuelos internacionales (+3%) y 7,3 millones lo hicieron en vuelos nacionales (+9%). Las operaciones aumentaron un 6,5% el mes pasado, hasta 220.507 movimientos.

12-12 horas. Ezentis gana un contrato en Chile por 7 millones

El grupo Ezentis se ha adjudicado un contrato para el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN), organismo gubernamental que coordina la infraestructura de transmisión de energía eléctrica en Chile, por siete millones de euros. Las obras adjudicadas contemplan trabajos para tres compañías del sector energía, según ha indicado la compañía. El contrato, que tendrá una duración de 18 meses, contempla trabajos en líneas de transmisión en 66 kV y ampliaciones de subestaciones en la región del Maule de Chile. Según indica la compañía, este contrato le permitirá dar un paso importante para posicionarse en el mercado de los servicios energéticos en Chile.

11:47 horas. Naturgy lanza una oferta de recompra de bonos por hasta 400 millones

Naturgy ha lanzado una oferta de recompra de bonos sobre seis emisiones por un importe máximo de 400 millones de euros. En concreto, estas emisiones tienen un saldo vivo de 2.733 millones de euros y sus vencimientos van desde mayo del próximo año a noviembre de 2021. La energética presidida por Francisco Reynés indicó que la solicitud de ofertas de venta se realiza para dar "un uso eficiente al efectivo disponible y para reducir la deuda bruta". Los titulares de los valores podrán enviar instrucciones de compra desde este mismo jueves y hasta el próximo 18 de octubre, en que expira el periodo de la oferta. Estas instrucciones de compra podrán aceptarse en la fecha de aceptación, que se prevé que sea el próximo 19 de octubre, indicó la energética.

10:50 horas. El Ibex 35 se aferra a los 9.000 puntos

El Ibex 35 encaja una caída del 1,5% pero se mantiene ligeramente por encima de los 9.000 puntos, nivel que llegó a perder en los primeros compases de la apertura. El desplome del 3% que firmó ayer la Bolsa de Nueva York se está dejando sentir en el Viejo Continente, aunque con algo menos de intensidad. Así, el Dax alemán y el EuroStoxx50 retroceden un 1%, mientras que el Ftse londinense corrige un 1,6%. 

Los inversores buscan la seguridad de los bonos alemanes, lo que provoca una fuerte subida de sus precios y una caída de las rentabilidades de seis puntos básicos, hasta el 0,49%. En Italia, los rendimientos de la deuda se mueven al alza y el papel a diez años marca el 3,57%, justo cuando hoy tendrá lugar una importante subasta que pulsará la aversión al riesgo de los inversores. 

Aunque la tensión es más que evidente, la sangre no ha llegado al río, al menos por ahora. Una breve encuesta de Bloomberg entre brókers arroja como resultado que lo que hemos visto más bien obedece a "un mal día", en vez de a la presencia de "pánico" en el mercado. Así, los operadores informan de que si bien han detectado un ligero incremento de las actividades de cobertura, también han visto a inversores añadir posiciones en sus carteras aprovechando las caídas. "No creo que nadie sienta pánico", asegura Larry Weiss, estratega del bróker neoyorkino Instinet. "Dados los niveles en los que estamos ahora, y aún n poco más abajo", muchos podrían esperar esto, añade este experto. 

En la misma línea, Jonathan Golub, de Credit Suisse, asegura que las ventas de hoy se han visto sin noticias negativas, lo que es una buena señal en su opinión, porque obedecen más bien a un movimiento de rebaño o de manada, es decir, unos inversores venden porque ven que otros también están soltando papel. "No hay noticias, y esto para mí significa que va a haber una recuperación, no se si tardará un día o una semana, definitamente, yo estaría comprando", asegura Golub.

Un apertura bajista

La bolsa española ha abierto con caídas del 2% para el Ibex 35, que pierde los 9.000 puntos. En el resto de Europa, el Dax pierde un 1,5% y el EuroStoxx50 baja un 1,5%, por un 1,7% que pierde el Ftse de Londres. Reacción muy negativa en las bolsas tras el batacazo que sufrió ayer la Bolsa de Nueva York y que dejó al Dow Jones con una caída del 3,15%, la mayor desde febrero, mientras que el S&P500 retrocedió un 3,29% y el tecnológico Nasdaq, el peor de todos, corrigió un 4%. 

En la sesión asiática, las cosas no han marchado mucho mejor y el Nikkei de Tokio ha cerrado con un desplome del 3,89% después del hundimiento de Nueva York. En el mercado de divisas, el dólar se deprecia lo que deja el tipo de cambio euro/dólar en las 1,1548 unidades. En los mercados de deuda, fuerte caída del precio de los bonos italianos a diez años, cuya rentabilidad escala hasta el 3,55%, y subida del precio del bono alemán a diez años (donde los inversores buscan refugio) con caída de seis puntos básicos en su rentabilidad, hasta el 0,49%. 

Dentro del selectivo español, todos los valores están en rojo. La peor parte se la llevan Amadeus y Aena, que retroceden más de un 3,5%, mientras que Repsol, Siemens Gamesa, ACS y Acciona pierden más del 2,5%. Entre los grandes valores, BBVA baja el 1,95% y Santander corrige un 1,7%, en tanto que Inditex pierde un 1,3% y Telefónica el 1,2%. 

El pánico vendedor se adueñó de Wall Street, en un en un contexto de fuerte alza de los intereses de la deuda estadounidense y fuerte castigo a las tecnológicas, con ilustres del parqué americano fuertemente castigados, caso de Amazon y Microsoft, que perdieron el 6,2% y 5.4% respectivamente. Además, otros gigantes como Apple, Boeing, Nike y Visa cayeron más de 4% mientras que las industriales Caterpillar y 3M bajaron casi 4%. El miedo al final ha campado por sus anchas en la Bolsa de Nueva York, después de que la semana pasada el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años superó el 3%. Ese movimiento generó temores de recalentamiento de la economía, mayor inflación y una política monetaria con tasas de interés más elevadas.

El mercado descuenta que la FED va a ser mucho más 'hawkish' de lo que se esperaba, y hasta Donald Trump sale al paso para tratar de intimidar a Jerome Poweill, asegurando esta madrugada que la Reserva Federal "se ha vuelto loca". El presidente considera las subidas de Wall Street como un éxito personal y por eso, se le llevan los demonios cada vez que el mercado corrige en serio, como sucedió ayer. La ira de Trump, sin embargo, parece que no ha calmado al mercado, que ha estado vendiendo sin vacilación todos los rebotes durante las dos últimas semanas, lo que llevado al VIX, el indicador del pánico, hasta sus máximos de agosto en 22,96 puntos. Mientras tanto voces más autorizadas que las del propio Trump intentan calmar las aguas turbulentas que bajan por Wall Street. Es el caso del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, quien ha dicho esta madrugada que estamos solo ante una corrección y no frente a un asunto de riesgo sistémico. 

"Están moviéndose las placas tectónicas", dice Jack Ablin de Cresset Wealth Advisors. "Los mercados disfrutaron de los flujos de capital porque el rendimiento de los bonos estadounidenses eran muy bajos. En tanto sus tasas se orienten a valores a valores considerables, los capitales van eventualmente a salir de activos de riesgo", añade este experto. Tom Cahill de Ventura Wealth Management dice que el mercado se ha puesto nervioso por unas declaraciones de la firma de artículos de lujo LVMH sobre una campaña en China contra algunos productos, en medio de la disputa comercial con Estados Unidos. "Hace dos semanas este tipo de noticia no hubiera afectado al mercado", dijo. "Pero al estar ahora en una fase de corrección (de precios), cualquier mala noticia acelera las caídas", afirma. 

En realidad, como bien avisan hoy los analistas de Link Securities, lo que se ha visto aquí es prácticamente "la tormenta perfecta". Por un lado está la inestabilidad en Washington, "producto de la errática legislatura", a lo que hay que sumar las tensiones entre EEUU y China que van más allá de lo meramente comercial; Por si fuera poco, ha entrado en juego la ralentización del resto de economías mundiales, confirmada recientemente por el FMI; el alza del precio del crudo que amenaza con impulsar al alza la inflación. En Europa, además, la incertidumbre política que rodea a Italia y los problemas que pueden generar en Bruselas sus presupuestos son elementos que quitan el sueño a los inversores, justo ahora que llegan los resultados trimetrales.

Pero es precisamente la presentación de la cifras de los nueve primeros meses la mejor medicina que se podría administrar a las bolsas. "Sólo vemos un catalizador que a corto plazo pueda acabar con la sangría que está experimentando la renta variable mundial, la temporada de presentación de resultados trimestrales que comienza oficiosamente mañana en Wall Street", admiten en Link Securities. Y es que los inversores van a estar muy atentos a los que digan los gestores de las empresas sobre el devenir de sus negocios.

publicidad
publicidad