16 de Octubre, 02:17 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

en qué factores fijarse

Cómo elegir un producto de inversión

finanzas.com

La mayor parte de los inversores se fijan en la rentabilidad de un producto antes de contratarlo. Sin embargo, los expertos de imdifunds -- la plataforma de asesoramiento digital española del Grupo CIMD- recuerdan que ese no es el único factor que debería tenerse en cuenta. La aversión al riesgo, el tiempo, las comisiones e incluso la fiscalidad son factores que a primera vista no parecen muy relevantes, pero jugarán un papel clave a la hora de establecer el retorno definitivo de una inversión, según señala Patricia Mata, directora de imdifunds

La elección de una gestora reconocida y con una amplia trayectoria siempre será un factor que determine cómo de seguro está el capital, pero nunca hay que perder de vista que cualquier inversión conlleva riesgos. Las preguntas que debería hacerse un inversor entonces es el porcentaje de dinero que estaría dispuesto a perder a corto plazo a cambio de obtener una rentabilidad (no asegurada) en el medio/largo plazo.

Dar una respuesta clara a esto no es fácil. Por eso, un análisis previo puede determinar claramente cuál es su nivel de tolerancia de riesgo del inversor. "Para averiguarlo, lo más sencillo es pensar en término de objetivos: es para ahorro, inversión, jubilación, comprarse una vivienda. Un truco para determinar el nivel de riesgo más adecuado para nuestros objetivos es no pensar en términos de rentabilidad sino precisamente de riesgo. En lugar de pensar cuanto quiero ganar debería preguntarse qué perdidas podría asumir cómodamente en el camino hacia mi objetivo. Lo que hay que tener claro es que no hay rentabilidad sin riesgo", explica el equipo de la gestora.

Cada nivel de riesgo, un color

En este caso, la gestoraha colocado un color reconocible a cada una de sus estrategias en función de la volatilidad y el riesgo asociadas a él. Cada uno de los compartimentos de su fondo de inversión se gestiona con un objetivo máximo de volatilidad de un 5%, un 10%, un 15% y un 25% respectivamente, en función de su perfil de riesgo: Conservador (IMDI azul), Moderado (IMDI verde), Equilibrado (IMDI ocre) y Agresivo (IMDI rojo). El mínimo para invertir en cualquier compartimento de la firma es de 10.000 euros.

"Nuestras comisión es imbatible, tan sólo cobramos una comisión de gestión (la propia de los fondos de inversión) de un 0,7% anual. Es una comisión institucional a disposición del cliente particular", dicen.

Las otras ventajas de estos vehículos es que no existe permanencia. Los objetivos y la situación económica de las personas puede variar a lo largo de los años, por eso el inversor puede recuperar su dinero en cualquier momento, sin costes ni barreras de salida.

"Desde nuestro punto de vista dentro de los vehículos de inversión, sin duda, los fondos de inversión (armonizados, UCIT IV) son la mejor alternativa desde el punto de vista de la rentabilidad, seguridad y fiscalidad", añade el equipo.

Impuestos

Y es que precisamente la fiscalidad es otra de las cosas a tener muy en el radar. Las plusvalías hasta 6.000 euros tributan al 19%, entre 6.000 y 50.000 euros pagan un 21% de impuestos y a partir de 50.000 euros, lo hacen al 23%. Esto si el inversor decide vender el fondo.

Sin embargo, una actualización del perfil de riesgo, es decir, el salto de un compartimento a otro no tienen un impacto fiscal para el partícipe. "Como ventaja añadida tampoco generan ningún tipo de requerimiento añadido de información fiscal en la declaración del IRPF", concluyen los gestores de la firma.

publicidad
publicidad