21 de Enero, 05:49 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mercados

Análisis técnico del Ibex: ¿Cómo será septiembre?

Al IBEX 35 le están cayendo por todos los lados. Si era poca la presión que ha estado ejerciendo el sector bancario sobre el selectivo español a lo largo de este mes, ahora se apuntan como dos grandes losas adicionales las acciones de Inditex y Telefónica. Con un escenario así aún debemos dar gracias a que no estemos ya en nuevos mínimos anuales o que no le dé por bajar al petróleo y entonces las acciones de Repsol sean las que comiencen a bajar.

Nefasto panorama para terminar el mes de agosto, que tiene pinta de terminar igual que comenzaba, y en el que solo queda saber por sana curiosidad si habrá o no maquillaje antes del cierre para intentar dejar un cotización no tan cercana los mínimos anuales.

Pero, cambiaremos de semana y por lo tanto de mes y los problemas no se esfumarán por arte de magia. A nivel nacional seguimos cerrando la puerta a los inversores institucionales con mil y una batallitas que involucran a Franco, lazos amarillos y serias tentativas de subidas de impuestos para poder seguir gastando más sin el cabreo de Bruselas mientras que a nivel internacional tenemos a los grandes valores del selectivo poniendo velitas y rezando por que la extensión de debilidades en las monedas de economías emergentes donde tienen importantísimos intereses se detenga.

La tormenta de verano se fraguó en Turquía, pero no ha tardado ni un mes en extenderse a Argentina. Y mucho me temo que la pregunta ahora es cuánto tiempo tomará su extensión a Brasil más que si es posible que se extienda a dicho país.

El mercado de valores necesita tranquilidad para poder recuperarse y sin embargo, el mes de septiembre más bien amenaza con el inicio de un otoño caliente del que quizás solo los inversores bajistas salgan ganando. Así que lo más sensato es no dejarse atraer por los atractivos precios de las acciones, al menos en el corto plazo porque el riesgo de ver nuevos mínimos anuales es extremo. Solo con cierres consecutivos por encima de los 9.670 puntos cambiaré de opinión para el corto plazo.

publicidad
publicidad