16 de Agosto, 23:57 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BANCA SINDICATOS

La CIC transmite a la CE su inquietud por posibles fusiones en banca española

Agencia EFE

El presidente de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), Gonzalo Postigo, se reunió hoy con representantes de la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE) para expresar su preocupación por el impacto de la mayor concentración que se prevé en el sector bancario español.

En declaraciones a Efe, Postigo explicó que transmitieron su inquietud por el perjuicio sobre la competencia en el sector y la pérdida de empleos que esto generaría, después de que ya se hayan destruido miles de puestos por la reestructuración a raíz de la crisis financiera.

"Desearíamos que las entidades financieras que hay continuasen tal y como están, porque lo contrario sería una concentración en la que peligraría la propia competencia (...) y desde el punto de vista del empleo lo que haría sería destruir puestos de trabajo", señaló tras la reunión.

El sindicato que representa a las antiguas cajas de ahorros calcula que se perdieron 45.396 empleos en el sector a raíz de la reestructuración, que hizo que de 45 entidades pasasen a ocho bancos y dos pequeñas cajas locales.

La CIC trasladó a la Comisión las consecuencias que ha tenido este proceso en términos de "recorte de salarios" y "precarización del empleo" por la prolongación de las jornadas laborales, "porque la brutal reestructuración no se puede reabsorber por las plantillas" que hay hoy.

Asimismo, insistieron en que esta precarización "se ha cebado con los jóvenes".

"Hemos puesto un ejemplo muy claro: cuando un nuevo empleado se incorpora, entra con la carrera de Derecho o Económicas, con un máster, con idiomas, y entra a ganar doce pagos de 1.075 euros, con lo que no se puede vivir en España", afirmó Postigo.

Asimismo, la CIC insistió sobre la "asimetría contable" entre las grandes y pequeñas entidades, ya que a las primeras se les exigen modelos matemáticos que las segundas no pueden desarrollar o directamente tienen prohibidos.

Esto, a su juicio, "está dirigiendo legalmente a estas entidades pequeñas a plantearse operaciones de fusión".

Postigo señaló que tras este encuentro solicitarán una nueva reunión en este caso con el departamento encargado de fusiones dentro de la Dirección de Competencia, y abordarán el tema también con la Comisión Nacional de la Competencia.

Desde el inicio de la crisis económica en 2008, en España ha habido diferentes procesos de integración de entidades que se han saldado con una reducción del 40,2 % en el número de sucursales y del 30 % en el de empleados, según datos de 2017.

Sin embargo, el Banco de España ve margen para una mayor concentración en el sector, donde el año pasado se produjo la absorción de BMN por Bankia y la compra del Popular por el Santander y las cinco entidades más importantes concentraban ya el 70 % del negocio.