21 de Junio, 13:59 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

La pérdida de los 1,15 podría debilitar al euro/dólar

José Luis Herrera

El par euro dólar es generalmente objeto de análisis y pronósticos encontrados: probablemente encontraremos tantos argumentos para justificar un movimiento alcista como para un movimiento bajista. En lo que llevamos de año, el dólar se ha revalorizado con respecto a la moneda europea más de un dos por ciento, aunque ha llegado a experimentar una caída superior al cuatro por ciento en algunos momentos del ejercicio. 

Como justificación principal para un euro alcista, citaría el hecho de no tener un calendario definido para la retirada de los estímulos por parte del Banco Central Europeo; cualquier noticia en relación con un endurecimiento de la política monetaria sería posiblemente trasladada a la moneda europea, y con mayor convicción si incluyera algún atisbo de hoja de ruta para subidas de tipos de interés. 

Entre los posibles argumentos para un euro débil, me aventuraría a citar los siguientes: en primer lugar, los datos macroeconómicos. Aunque es cierto que la economía europea ha mostrado signos de recuperación, los PMIs de manufacturas más recientes si bien siguen siendo positivos para las cuatro principales economías europeas han estado retrocediendo desde los máximos, lo cual no es alentador a priori para el euro. Y, en segundo lugar, sigue estando presente la situación política tanto en Italia como en España, que pueden seguir aportando incertidumbre trasladable a la divisa. 

Como tenemos argumentos para pensar tanto en una senda alcista como en una senda bajista, creo que es el momento de dejarnos guiar por lo que muestre el par a nivel técnico, y así establecer niveles en ambos escenarios. 

Desde comienzos de 2015 hasta julio de 2017, la cotización ha transcurrido en un canal con niveles de 1,04-1,05 como base y 1,14-1,155 como techo del mismo. El pasado verano se superó al alza el gran canal mencionado, hasta llegar a visitar niveles de 1,255 durante el primer trimestre de este año; niveles objetivo que suponían la consecución de la proyección al alza del canal comentado. Así pues, el giro a la baja desde niveles de 1,25 se ha detenido recientemente en una importante zona de apoyo, la otrora resistencia y ahora zona de soporte de los 1,15-1,155 mencionados. Habrá que estar especialmente atentos a estos niveles, su perforación podría debilitar el aspecto técnico de cara al medio plazo. 

Podemos observar asimismo cómo el par ha detenido, al menos por el momento, la corrección iniciada en los altos del año en el 31,8 por ciento por Fibonacci de todo el tramo de subida previo, que coincide con la zona de apoyo comentada. 

La primera zona relevante de resistencia la encontramos en niveles de 1,195-1,2, superando los cuales podríamos por qué no poner el punto de mira de nuevo en los altos de 1,255; sin olvidar que, hasta batirse con la directriz bajista de largo plazo, habría margen para extender esa zona hasta los 1,27. Estocástico muestran una gran sobreventa en velas semanales; esto de por sí no es determinante, pero es un indicio del posible rebote que podría experimentar el euro/dólar en el corto plazo.

José Luis Herrera es analista de CMC Markets

publicidad
publicidad