18 de Enero, 10:54 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Movimientos corporativos

OPA a la vista en NH, ¿qué hacer ahora con la cadena hotelera?

Minor estará obligado a lanzar una oferta por el 100 por cien de la compañía cuando complete la compra del paquete accionarial de HNA, en septiembre. Pero descarta mejorar la oferta mínima de 6,40 euros a la que le obliga la ley.

NH Hoteles está en pleno proceso de reordenación de su accionariado, tras meses de rumores sobre diferentes pretendientes (entre ellos Barceló). El último capítulo de este serial lo ha protagonizado la cadena hotelera tailandesa Minor, que el martes anunció la compra del paquete del 26,5 por ciento que estaba en manos del grupo chino HNA por 622 millones. Ese porcentaje, junto con la participación que ya tiene Minor (2,03 por ciento) y la que ha pactado adquirir a Oceanwood (8,56 por ciento) obligarán a la compañía tailandesa a lanzar una OPA por el 100 por cien de la española, al superar el 30 por ciento del capital. Sin embargo, la OPA no llegará inmediatamente debido a que la operación se ha articulado en dos etapas (una ahora, al precio de 6,4 euros por acción; y otra en septiembre, a 6,1 euros, pendiente de la ejecución de la primera y de la aprobación de la junta de la empresa tai). Minor ya ha dicho que lanzará la OPA en «el momento que considere oportuno», aunque muchos analistas dan por hecho que será en septiembre.

A falta de fechas y tras publicarse los detalles del acuerdo, toca determinar qué conviene hacer con las acciones de la compañía; unas acciones que, antes de conocerse la operación, cotizaban a 6,54 euros. A este respecto y sin necesidad realizar complejos cálculos, a nadie se le escapa que el precio medio pactado en la compra del paquete de HNA (6,3 euros) es inferior a la cotización, hecho que motivó la caída del valor al día siguiente del anuncio. Pero es que, además, no parece que Minor vaya a ofrecer un precio mucho más atractivo en la OPA, según explica Rafael Bonardell, de GVC Gaesco Beka: «El artículo nueve de la ley de ofertas públicas de adquisición establece que el mínimo precio a pagar para el lanzamiento de una OPA tras haber superado el 30 por ciento del capital tiene que ser el máximo pagado durante los últimos 12 meses. En este caso, 6,4 euros.

Como la idea de Minor es seguir manteniendo NH como compañía independiente y que continúe cotizando, ha lanzado el precio mínimo para que no sea interesante y haya poca aceptación. Lo hace lo menos atractiva posible para no quedarse con el 100 por cien». Javier Díaz, de Ahorro Corporación, añade asimismo que Minor ha anunciado que esos 6,4 euros «se ajustarían a la baja en el importe bruto de cualquier dividendo que NH pudiera pagar a sus accionistas con anterioridad», por lo que el precio podría ser aún más bajo teniendo en cuenta que la compañía hotelera va a proponer a la Junta de Accionistas del próximo 21 de junio el reparto de un dividendo de 0,10 euros por acción. Así las cosas, parece que el precio efectivo de la OPA sería de 6,3 euros. 

¿Acudir a la OPA sí o no?

En esas condiciones, los analistas están de acuerdo en desaconsejar acudir a la OPA. Algunos de ellos la descartan porque carece de interés económico: «De cara al inversor, acudir a la OPA no tiene ningún atractivo. A precios de cierre del día anterior, lo hace con un descuento del 2,1 por ciento» y no incorpora prima de control, lanza Bonardell. Para otros analistas como Ana de Castro, de Bankinter, la oferta también «infravalora el valor intrínseco de NH», que su entidad considera «no inferior al rango de 7-7,4 euros por acción». Por eso, los expertos explican que daría lo mismo esperar a aceptar la OPA en septiembre que vender en mercado ahora, cuando la cotización está en niveles cercanos a esos 6,4 euros. «Debido al valor del dinero en el tiempo y al valor de la incertidumbre o prima de riesgo implícita (la operación puede llevarse a su buen término en septiembre o no) sería mejor vender ahora contra mercado que esperar», argumenta De Castro. Aunque ella prefiere la opción de especular con la posibilidad de que aparezca otro pretendiente en el camino de NH Hoteles. Su argumento es el siguiente: «El nivel de 6,4 marcará un mínimo de cotización en la práctica (y probablemente también un máximo durante algún tiempo), de manera que podemos confiar razonablemente que representa un suelo más o menos fiable. Por tanto -opina-, no hay mucho que perder si se retienen las acciones y se espera ante la posibilidad de que surja otra oferta mejorada (¿Hyatt apoyada por Lone Star?) puesto que la OPA que presentará Minor no incorpora ningún atractivo frente a vender las acciones en el mercado, sino más bien al contrario y, por eso, resulta fácil de batir por un tercero».

Lógicamente, la opción de esperar a que se presente una oferta mejor es solo apta para inversores con un enfoque «oportunista» o «especulativo», pero en Bankinter asignan «una probabilidad estimada de aproximadamente un 40 por ciento a que surja una oferta mejor». «Ante esta oferta mucho menos generosa de lo que esperábamos y de lo que nos parece razonable por valor de compañía, hay poco que perder en el peor de los desenlaces: cobrar 0,10 euros de dividendo en julio y, después, o bien vender contra mercado o bien aceptar la OPA de Minor en efectivo», defiende De Castro, que recomienda «mantener las acciones de NH y esperar acontecimientos». 

Más cauto es Javier Díaz, de Ahorro Corporación, que tiene un precio objetivo para la compañía de 6,3 euros (que coincide con el precio medio de los últimos 3 meses en 6,38 euros), por lo que recomienda vender a mercado por encima de ese nivel.

publicidad
publicidad