24 de Mayo, 02:07 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis

¿Y si hablamos del euro/dólar a largo plazo?

A estas alturas de la película creo que nadie debe dudar de que el par euro/dólar se encuentra en tendencia bajista en el corto plazo tras resolver la figura triangular que ha estado gestando desde comienzo de este año por la parte inferior del rango. Esto ha provocado una corrección importante que ha llevado al par hasta los niveles de 1,18 de una manera bastante brusca y ahora tenemos a la gran mayoría de los inversores sin saber qué hacer. 

Por un lado, la proyección de la corrección pautada por la formación triangular de cuatro meses de duración ha sido alcanzada, pero por otro, la verticalidad de las correcciones y el hecho que la proyección de la figura triangular solo fije un objetivo mínimo de desplazamiento unido a la avaricia del trader en particular hace que nadie quiera cerrar posiciones cortas en el mercado. Necesitamos realizar una lectura clara de la situación del par euro/dólar y para ello tendremos que hacer como siempre, poner un gráfico de largo plazo en contexto económico. 

Lo primero que nos llama la atención es que el giro se ha producido ante la tendencia bajista de 10 años de duración, dejando patente que el mercado de largo plazo es claramente bajista. Eso sí, con el permiso de la tendencia principal alcista iniciada en el año 2000 y coincidente con el nacimiento de la moneda común europea y que aún no ha sido testeada. 

Este escenario bajista es totalmente compatible con la situación económica estadounidense, donde se hace necesaria la aplicación de políticas monetarias restrictivas por parte de la Reserva Federal para frenar el crecimiento de la inflación y mantener los niveles actuales de crecimiento actuales el mayor tiempo posible. Sin embargo, es precisamente esa política de subida de tipos de interés y reducción del balance de la FED, la que precisamente está haciendo que se ejerza una presión de demanda sobre el dólar estadounidense. De hecho, una deuda cada vez más difícil y cara de pagar cierra el círculo vicioso por el cual los dólares van a ser cada vez más buscados. 

Así que tenemos un escenario por delante de fortalecimiento de la divisa reserva del mundo unido a una política monetaria bien distinta por parte del BCE, en la que todavía está inyectando euros en la economía para asistirla y ésta no acaba de respirar por sí sola. 

El resultado de todo ello nos deja un mercado del par euro/dólar bajista donde, más allá del ruido diario que se pueda generar, las reacciones alcistas que podamos ver en el gráfico deben verse como eso, como meras reacciones alcistas que no tendrán la fuerza de cambiar una clara tendencia bajista de 10 años de duración y a la que le esperan bastantes años más.  De hecho, he dejado reflejado en el gráfico una proyección a cinco años que no debemos descartar. Será cuestión de arrancar la página y guardarla.

publicidad
publicidad