21 de Septiembre, 06:34 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Renta más de un 300 por ciento en los últimos 12 meses

Cuánto más puede engullir Másmóvil

El cuarto operador de España está comiendo terreno a las grandes 'telecos' a un ritmo vertiginoso. Como también lo es la velocidad a la que se ha disparado en el parqué. Tras presentar un ambicioso plan para 2020, preguntamos cuánto está descontado ya

Tras irrumpir como cuarto operador en España, la trayectoria de Másmóvil ha sido imparable en apenas dos años. Le ha robado parte del pastel a absolutamente todas las telecos por excelencia -Telefónica, Vodafone y Orange- y lo ha hecho a un ritmo que ha incluso batido las expectativas de la propia compañía. En 2017 añadió 946.000 clientes entre banda ancha fija y móvil postpago, cerca de dos veces más que la primera estimación que hizo al mercado. Esto le sitúa como uno de los operadores europeos de más rápido crecimiento, pero es que para 2018 esperan que esa cifra se repita con 800.000 clientes nuevos

Un convertible de ACS dejó un agujero de 142 millones de euros en sus cuentas, pero, como recuerda la entidad, ya ha sido refinanciado y no implica salida de caja. Excluyendo gastos no recurrentes y otros impactos contables no relacionados con el negocio, Másmóvil generó un resultado neto ajustado de 97 millones. De ahí que la reacción del mercado fuese positiva. Un valor que rentó en 2017 un 230 por ciento, en lo que va de año acumula una escalada del 40. 

«Un revendedor de servicios que lo ha hecho muy bien en términos de marketing». Así define Luis Padrón, analista de Ahorro Corporación, el éxito de Másmóvil en estos años. El secreto de Másmóvil ha estado en atacar el segmento olvidado por las grandes 'telecos': el nicho 'value' del mercado. Como explican Ricard Vidal y Albert Fayos, cogestores de EDM Inversión, la estrategia de las grandes operadoras se ha enfocado hacia el 'más por más', (ofrecer más servicios, mayor velocidad de acceso o más datos a cambio de una tarifa elevada). «Hay mucha gente que no necesita más datos o simplemente no está dispuesta a pagar más por ellos», comentan. Padrón coincide: «El segmento más bajo había quedado desatendido». Y esta estrategia de no entrar en la guerra del fútbol o la TV es, en opinión de Jesús Domínguez, co gestor del fondo Valentum, acertada, ya que continuará la tendencia hacia contratar los productos 'premium' con terceros (Netflix, Amazon, Facebook, etc.). «Y para eso vale con tener una buena línea al mejor precio posible», añade. 

Otro motor para Másmóvil es que apenas tiene activos propios. «Tiene una base de costes muy baja, y la mayor parte de las interlocuciones con clientes son a través de canales digitales», añaden Vidal y Fayos. Además, como comenta Eduardo García Argüelles, analista de GVC Gaesco Beka, se beneficia de la compartición de infraestructuras e inversiones con Orange, desplegando fibra óptica mutualizada, «lo que incrementa su rentabilidad por cliente activo». Y a esto se suma encima la implementación de la convergencia en Yoigo, «que antes solo era móvil, lo que supone un catalizador más para su alto crecimiento en banda ancha fija», apunta García. 

¿Quién pierde en el duelo de márgenes?

Duplicar año a año su base de clientes puede hacer parecer que Másmóvil se está engullendo el sector de las telecomunicaciones, pero lo cierto es que a día de hoy solo representa cerca de un 3 por ciento del mercado en términos de ingresos. Aún es bajo frente al 45 por ciento de Telefónica, al 17 de Vodafone y al 16 de Orange. En un contexto de férrea competencia, los principales operadores han pasado a la acción en cuanto a subidas de precios y así seguirán pese a que Másmóvil presione en el segmento 'low cost'

Dicho lo cual, «los que más tienen que perder son quienes tienen márgenes más altos (Telefónica y Euskaltel) y con más competencia en la parte alta de mercado», afirma García. Desde Valentum coinciden: «Ser líder en el sector no significa estar en la mejor posición, ya que te ves obligado a invertir en infraestructura y ofrecer productos que no necesariamente aportan retornos interesantes». En cambio, Másmóvil puede centrarse, como destacan desde EDM, en la gestión, generar sinergias y seguir creciendo de manera orgánica. 

En opinión de Padrón, «hay hueco para todos». Los rumores de fusiones siguen rondando a Másmóvil. Pero más que un objetivo de compra por otra de las 'grandes telecos', el experto de Ahorro Corporación apostaría más por una unión entre competidores del mismo nivel, como Euskaltel, que también ha hecho sus deberes de expansión inorgánica con la adquisición de R y Telecable. Y es que incluso en un contexto de dura competencia ninguno duda del potencial de Másmóvil.

¿Cuánto está descontado?

Donde sí se muestran dubitativos es en cuanto a su precio en bolsa. Una escalada tan pronunciada y sin descanso obliga a la pregunta de cuánto está ya descontado en su precio actual. A cierre del miércoles 7 de marzo rozaba los 124 euros por acción, lo que para el consenso de Bloomberg está un 12,5 por ciento por encima de su valor objetivo a 12 meses. Solo un analista recomendaría vender frente a los 6 que comprarían, pero la velocidad a la que sube la acción ha derribado los precios objetivos de casi todos los analistas positivos con su cotización. Como despunte estaría la predicción del experto de RBC Capital Markets, que lo ve en los 163 euros. 

«Es difícil valorar las compañías cuando el crecimiento es tan elevado, pues los ratios a 12 meses vista pueden ser engañosos», explican Vidal y Fayos. Es posible que gran parte está ya en precio, reconocen los gestores de EDM, pero si la compañía es capaz de seguir creciendo de manera eficiente y rentable en los próximos trimestres, «la cotización lo seguirá recogiendo». 

Los expertos están divididos. Domínguez deshizo su posición en el valor algo temprano, reconoce, ya que vendió en el tercer trimestre de 2017; y los gestores de azValor han ido recogiendo beneficios poco a poco a lo largo del año pasado. Padrón lo ejemplifica de una manera muy clara: por qué pagar 30 veces beneficios pudiendo pagar 11, como con Telefónica, además sin riesgo país, con menos riesgo de negocio y con dividendo. «Es cierto que no creces a la velocidad de Másmóvil, que lo ha hecho fenomenal, pero preferiríamos un perfil más defensivo», afirma. 

«Las nuevas estimaciones, especialmente de Ebitda y margen de Ebitda 2020, superan con creces nuestras previsiones, aunque también dan por hecho que continuará el ritmo actual de captación de clientes y podría darse una mayor competencia en el futuro», plantea García. No obstante, Domínguez defiende: «Con el modelo actual es más que factible seguir atrayendo nuevos clientes. La clave estará en seguir captando de forma rentable, ejecutando bien las inversiones».

Si te ha gustado esta noticia, quizás te interese también...

MásMóvil duplica pérdidas en 2017, tras comprar Yoigo y Pepephone

Másmóvil: ¿es tarde para subirnos al carro alcista?

publicidad
publicidad