24 de Septiembre, 10:00 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis técnico

Ibex: Draghi, Trump y Kim Jong-un

El cuerdo, el medio cuerdo y el loco. El mercado va a lidiar los próximos meses con las palabras y hechos que realicen Draghi, Trump y Kim Jong-un. El primero, muy sensato intentando construir un camino de rosas para los mercados para que no sufran ningún sobresalto tras la más que probable finalización del calendario de compras de bonos el próximo mes de septiembre. El segundo, totalmente impredecible y dispuesto a generar una guerra comercial creyéndose ganador cuando realmente la historia demuestra que no habrá ganadores sino que todos perderemos, y el tercero, iniciando una maniobra con vete a saber qué intenciones reales lejos de las anunciadas formalmente.

El espectáculo está garantizado en los mercados tanto en el corto como en el largo plazo. De momento, hoy tendremos lo que yo denomino una sesión 2x1. Una primera parte por la mañana mucho más tranquila en donde deberíamos ir a probar de nuevo el hueco pendiente de cierre del pasado viernes desde los 9.715 hasta los 9.680 puntos y una segunda parte mucho más tendencial a partir de que se conozca a las 14.30h el dato de empleo en EE.UU. del pasado mes de febrero. Por lo tanto, dependemos de cómo se lo tomen los mercados el que podamos hablar finalmente de la reconquista de los 9.700 puntos en base semanal que es lo mínimo que debemos exigirle a nuestro selectivo español para que deje de hacer el ridículo que está haciendo ante tal impotencia.

Solo así podremos inicial una nueva semana, que será de vencimiento trimestral (cuádruple hora bruja) con pretensiones de romper los máximos decrecientes en los 9.940 puntos aproximadamente para dejar atrás el temor de ver un nuevo impulso que nos lleve cuanto menos a los 9.400 puntos.

Pero si el aspecto en el corto plazo no es muy halagüeño, en el medio plano no podemos decir que cambia mucho. En poco más de un mes cumpliremos un año de mercado bajista desde los 11.200 puntos. Una corrección que hay que decir que comenzó de manera muy sigilosa aunque fácilmente detectable por su canalización bajista. Bajo un supuesto vencimiento de futuros y opciones de marzo alcista, que está por verse, que nos lleve a romper al alza los 9.940 puntos, lo que necesitamos realmente es ver cotizaciones por encima de los 10.600 puntos para olvidarnos definitivamente de mercados bajistas. Sin embargo, ese nivel de precios está tremendamente protegido por multitud de resistencias serias y fuertes en forma de huecos bajistas e históricos soportes anteriores que me hacen imposible pensar en ese escenario hoy por hoy. Solo cambiaría de opinión si veo el importante hueco entre los 9.990 y los 10.058 puntos cerrado.

publicidad
publicidad